The Washington Times - August 22, 2008, 12:05AM

by Francisco Collazo

A diferencia de las corridas de toros en la ciudad de Mexico donde los toros llevan nombres como “Jalapeno”, “Guajillo”, y “Habanero,” o son asesinados al final de la fiesta como en Espana, los toros en las corralejas de Colombia son simplemente bestias que veran otro dia en otras corralejas.

SEE RELATED:


Ellos son los protagonistas de las fiestas y memorias de las corralejas, 20 en total, que ofrecen un verdadero espectaculo de entretenimiento y horror; cuatro horas de peligro y furia componen estas celebraciones taurina al estilo colombiano.

El dia es caliente, humedo con el sudor y el alcohol de los participantes. Se espera sangre, tragedia y quizas muerte. Por los ultimos 20 anos estas son las fiestas de los hombres y las fieras.

Hay comida de todo tipo para llenarnos los ojos y las barrigas: bagre, arepas de queso, arroz de coco, o bollos de maiz. Cada vendedor nos ofrece sus productos y la guerras de precio se dispara por todas las esquinas al igual que la musica de vallenato y cumbia, que en todos los autoparlantes truenan sin cesar. Aqui no se habla sino se grita con el acento de todas partes de Colombia: Medellin, Cali, Bogota y de todas partes de la costa. Aqui Colombia esta de fiesta, o por lo menos asi parece.

Ricos ganaderos al lado del campesino pobre, pescadores, nineras y retirados. Hoy se extrenan vestidos nuevos llenos de colores vivos y festivos; los hombres lucen sus tipicas guayaberas, sombreros y ponchos, los ninos sus sombreritos y lazos con simbolos de su bandera colombiana.


Columbia Corralejas (Photo by Francisco Collazo)

En la arena hay mas de un toro y mas de un torero, de hecho mas de 100 hombres intoxicados por su bravado, el alcohol y la fuerza de la musica de la banda que alli alegra, alienta y estimula el coraje y el valor de los participantes sin dejar afuera a los observadores. Todos ellos uno para enfrentar los toros!

La corraleja esta construida con maderas rusticas, troncos de arboles y tablones reciclados de otras corralejas. Hay solo una salida que a la misma vez es la unica entrada para miles de espectadores. No hay escape seguro; de la misma manera hay solo una ambulancia para atender a decenas de heridos por los toros o por otros accidentes que aqui ocurren. La ausencia de la policia es notable; la seguridad descansa en la conducta de los participantes, o quizas es la presencia de los poderosos ganaderos que inspira respeto y orden por si solo… son estos los que por siglos han dominado casi toda la region ganadera al margen del Magdalena.


The corralejas ring (Photo by Franciso Collazo)
Los disfraces son muy diversos y confeccionados con gran imaginacion: hombres vestidos de mujer, pelucas de diferentes colores, y caras pintadas.

Entre los participantes se encuentran veteranos de las pasadas y ya anejas corralejas que nos exhiben con orgullo decenas de heridas remendadas, todas ellas con una historia distinta que se cuelgan en sus carnes como medallas letales de guerras distantes.

Fuegos artificiales se escapan desde las gradas, uniendose con un estruendo inesperado al sonido de la banda y a los gritos de los alli heridos y a los de las mujeres y ninos que han sido aterrorizados por su primera experiencia. Hay sangre en la arena y no es la del toro!

Aqui todo se vende y se compra, todo tiene su precio; es posible alquilar un vendedor de licor para que te llene tu vaso hasta el cuello sin perder de vista cuando este esta medio vacio.

Las corralejas son las fiestas patronales. Los toros se enfrentan a una masa humana anciosa del reto y la gloria. Es un combate entre la vida y la muerte. Aqui se olvida todo; es un escape para algunos y una oportunidad de hacer “plata” para otros.

Los precios oscilan entre los 1200 pesos colombianos y se detienen en los 1000 para los palcos al sol e inclusive entrada libre para la seccion del sotano donde no hay asientos y con capacidad para todo el que quiera o los mas pobres que componen una gran mayoria. Un hecho bien marcado y que se nota con facilidad es la gran diferencia social entre los participantes: arriba y a la sombra los ganaderos y comerciantes y los demas. Los comerciantes pagan a los que enfrentan a las bestias para que lleven consigo las pancartas que anuncian sus negocios y las ofertas del dia.

Columbian Corralejas (Photo by Francisco Collazo)

En el dia de la inauguracion oficial hay un desfile de bandas escolares con sus temas y disfraces, trajes y uniformes que los identifica. Jinetes con sus caballos “paso fino” muy costosos y montados por ricos rancheros y ganaderos de toda la region marchan por las calles mulatas de Mompox.

Hay comparsas de hombres disfrazados de negros o negros disfrazados de artistas. Hay rey y reina, ninos haciendo mimica de doctores, enfermeras y maestros, y todo esta lleno de colores y con una gracia muy caribena.

Las mujeres bailan moviendo sus caderas invitando al baile a los hombres que gritan lineas amorosas y se pasa piropos y chistes picaros de uno a otro. El alacade y la alcaldesa de la ciudad van a la cabeza sin recato del que diran, moviendose al compas de su musica y de su pueblo. Se ven alegres y disfrutando de todo lo que su fiesta le pueda ofrecer.

Despues de todo no es un dia de reuniones y debate politico; hoy no se pasan leyes y no se reciben dignatarios. Es una fiesta democratica; todos son expertos en lo que hacen o no hacen. Despues de todo esta es Colombia y estas son sus corralejas. Ole!

Francisco Collazo es un chef y un productor de proyectos multimedias. El contribuye a Donne Travels y  Donne Tempo y mantiene un sitio web Collazo Proects. Actualmente esta viajando en Colombia.