- Associated Press - Friday, December 26, 2014

Cerca de 300 ancianos de bajos recursos de Hialeah han sido incorporados en la lista de nuevos beneficiarios del programa de alimentación subsidiada que se ofrece en esa ciudad, informaron el jueves las autoridades.

De los 1,280 ancianos alimentados en el 2013 como parte de ese programa asistencial, los beneficiarios aumentaron a 1,570 a partir de julio gracias a la asignación adicional de fondos estatales, indicó el director ejecutivo de la Autoridad de Vivienda de Hialeah (HHA), Julio Ponce.

“Ahora más personas mayores están alimentándose en este programa gracias a los nuevos fondos que se obtuvieron en Tallahassee”, dijo Ponce. “Se trata de gente cuya calidad de vida ha sido impactada de forma positiva”.

Encarnación Carballo, una cubana de 73 años de edad, destacó que desde hace siete años el programa la viene asistiendo con alimentación gratuita al igual que a centenares de ancianos que residen en los edificios públicos de Hialeah.

“Aquí el trato es divino”, dijo Carballo, quien reside en el complejo de apartamentos Ahley Plaza, en el este de Hialeah. “Las personas mayores que venimos aquí nos hemos convertido en una familia que recibe muy buena atención por parte del personal que nos atiende”.

Otra de las comensales, Gladys Artigas, resaltó la calidad de los alimentos proveidos en el programa.

“Nosotros estamos muy felices con la comida que nos sirven”, dijo Artigas, mientras el martes poco antes del mediodía degustaba de un plato de frijoles colorados, picadillo y arroz, además de un dulce de frutas. “Puede que un día a alguien no le guste la comida, pero eso no quiere decir que es de mala calidad. Pero la verdad es que nos dan buena comida”.

El programa es ofrecido en los comedores de 10 complejos de viviendas públicas y tres parques municipales de Hialeah, indicó Ponce. Para atender a todo el público, HHA cuenta con un presupuesto anual de poco más de $2 millones. El año pasado era de $1.6 millones. La lista de espera de comensales que aguardan formar parte del programa no fue precisada.

Ponce resaltó que los fondos adicionales fueron gestionados a principios de este año en Tallahassee por los legisladores estatales Manny Díaz Jr., José Oliva, y Eddy González, quien llegó a su límite de términos. Cerca de $2.6 millones de fondos estatales fueron asignados a Hialeah para ampliar tanto los programas de asistencia a personas de la tercera edad así como proyectos educativos y de atención de emergencias en esa ciudad.

De los 1,570 ancianos que actualmente son beneficiados en el programa de alimentación, Ponce dijo que a unos 350 se les lleva los alimentos a sus viviendas debido a que se trata de personas incapacitadas.

La empresa contratada por HHA para proveer el servicio es Greater Miami Caterers, una empresa de comidas que asumió la responsabilidad luego de que, en marzo del 2013, la Junta Directiva de la HHA decidiera no renovar el contrato a Construction Catering Inc.

La presidenta de la junta, Maida Gutiérrez, y los comisionados Lucía Rodríguez y Mario Díaz aprobaron la cancelación del contrato por quejas por el presunto mal estado de los alimentos.

En aquella oportunidad, la ex jueza de Hialeah, Ana María Pando, y su padre, Esteban Bencomo, dueño de Construction Catering, alegaron que la intempestiva cancelación de un contrato anual por más de $900,000 obedecía a una represalia política para sacarlos del negocio en esa ciudad.

Ponce destacó que el programa de alimentación para personas de la tercera edad cuenta con el apoyo de más de una treintena de voluntarios.

“Son 35 los voluntarios que cada día nos ayudan a repartir la comida a las personas”, dijo Ponce. “Estos voluntarios se han convertido en piezas clave del éxito de este programa”.

Siga a Enrique Flor a través de Twitter en @kikeflor

©2014 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide