- Associated Press - Saturday, November 1, 2014

La jueza federal Cecilia Altonaga demoró una vez más el viernes el juicio contra un joven puertorriqueño acusado de amenazar con volar el Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) para dar tiempo a psiquiatras a que terminen la evaluación médica del sospechoso.

Altonaga anunció su decisión durante una audiencia en el tribunal federal de Miami donde compareció el acusado, Joseph Reyes Rivera, de 23 años, ataviado en uniforme kaki de prisionero, esposado de las manos y con un grillete en los tobillos y escoltado por dos alguaciles federales.

Es la segunda vez que Altonaga retrasa el proceso judicial contra Rivera. El pasado ocho de octubre, decidió posponer el juicio luego que la abogada de oficio de Reyes Rivera explicara en la corte que su cliente es un enfermo mental.

Al mismo tiempo que demoró el proceso, Altonaga también estuvo de acuerdo en ordenar la evaluación psiquiátrica de Reyes Rivero. Este proceso comenzó ya y el informe de parte de las autoridades del Buró de Prisiones se espera este listo en para finales de noviembre o principios de diciembre.

Por ende la jueza Altonaga el viernes programó una nueva audiencia sobre el caso para la mitad de diciembre, ya que para entonces se espera este liste el informe sobre el estado salud mental de Reyes Rivera.

El caso de Reyes Rivera no está vinculado a otro caso de presunta amenaza de bomba en MIA la semana pasada.

El 22 de octubre, un venezolano que proyectaba viajar a Venezuela fue detenido en MIA luego de decir que tenía explosivos en su equipaje. Luego insistió que todo fue una broma.

El sospechoso, Manuel Alberto Alvarado, de 60 años, dijo que tenía explosivos cuando se presentó al mostrador antes de abordar el avión a Caracas.

El caso de Reyes Rivera tuvo lugar el 2 de septiembre, cuando Reyes Rivera estaba en la sala de espera en la terminal E de MIA aguardando abordar el vuelo 792 de American Airlines con destino a Philadelphia.

En algún momento, Reyes Rivera empezó a gritar e insultar a un grupo de niños que se encontraban también en la sala de embarque, de acuerdo con una denuncia penal presentada en la Corte Federal de Miami por un agente de la Administración de Seguridad del Transporte (TSA).

Una mujer que no fue identificada en la denuncia penal intervino y pidió a Reyes Rivera que dejara de amedrentar a los niños.

Fue en ese instante que Reyes Rivera supuestamente hizo la amenaza.

“[Reyes] Rivera luego se enfureció con la mujer no identificada que se le enfrentó”, dice la denuncia. “Fue cuando gritó: ‘Voy a volar este lugar’ ”.

Reyes Rivera fue arrestado y acusado de suministrar información falsa y participar en una farsa. No se le encontraron explosivos en su persona.

Cuando fue instruido de cargos el 17 de septiembre, Reyes Rivera se declaró inocente – pero su abogada dijo luego que tuvo muchas dificultades para comunicarse con su cliente porque no lograba entender su situación legal.

Inicialmente, un magistrado federal le fijó el juicio para la primera semana de noviembre. Pero eso quedó pospuesto debido a la orden de la jueza Altonaga de permitir la evaluación siquiátrica del acusado para ver si en última instancia está capacitado para ser juzgado.

En sus declaraciones ante la jueza Altonaga a principios de septiembre, la abogada del acusado – Celeste Higgins – describió una situación deseperada para su cliente porque no tiene donde vivir y nadie que lo quiera cuidar. Ningun familiar de Reyes Rivera se encontraba el viernes en la sala de audiencias de la jueza Altonaga.

“Su familia no lo quiere”, dijo Higgins.

©2014 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by MCT Information Services

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide