- Associated Press - Sunday, November 2, 2014

El empresario local Mike Fernández afirma que ya casi ha renunciado por completo a su sueño de izar una enorme bandera estadounidense a más de 40 pisos por encima del downtown de Miami, luego de aprender duras lecciones sobre la “corrupción política” de la Ciudad Mágica.

Fernández quería instalar un asta de bandera de 425 pies de alto, pagada por él mismo, en la esquina sudeste del Museum Park como tributo a los veteranos de EEUU, y necesitaba el permiso de la Ciudad para llevar a cabo el proyecto de $10 millones en terreno público. Pero después de reunirse en persona con varios funcionarios electos, dijo que estaba “estupefacto” por la manera en que lo habían tratado, y podría desplazarse a South Beach como hogar potencial para su “bandera de gratitud”.

“Alguien me dijo: ‘si contratas a alguien que yo conozco, eso puede facilitar las cosas’. Para mí, eso es corrupción política, simplemente. Otros dijeron ‘si puedes ayudarme políticamente, yo te apoyo’. Para mí, eso es chantaje y es ilegal”, dijo Fernández, quien no quiso dar nombres. “Me he quedado frío de ver cómo se juega ese juego”.

Los comisionados contactados el jueves dijeron que no se habían reunido con Fernández; o que no habían pedido favores de ningún tipo.

Francis Suárez, quien ha apoyado a Fernández en sus esfuerzos desde un inicio, dijo que le preocupaban esas alegaciones.

“Si eso es cierto, es muy triste que alguien de su calibre se vea ahuyentado de colaborar con la Ciudad por esas razones”, dijo Suárez. “Es preocupante que grupos como el [grupo del estadio de fútbol] de David Beckham y personas como él parezcan alejarse por lo que ellos consideran una dirección política disfuncional”.

El alcalde Tomás Regalado no respondió a un mensaje de voz y ni a otro de texto dejados en su teléfono celular.

Fernández comenzó sus esfuerzos por erigir el asta este verano como señal de gratitud al país y como un monumento conmemorativo a los veteranos caídos. El recorrió varias ubicaciones con el administrador de la Ciudad de Miami Daniel Alfonso, y se decidió por Museum Park como su lugar favorito para izar una bandera estadounidense de 16,000 pies cuadrados. El prometió que pagaría el precio de la construcción, y estableció una fundación con la ayuda del ejecutivo de los Heat de Miami, Alonzo Mourning, y el ex director del Miami Herald, David Lawrence Jr., para recaudar fondos con objeto de financiar el mantenimiento del asta.

Fernández creó además un website para dar publicidad a su proyecto tras recibir algunas críticas en un inicio. Pero al parecer no consiguió el apoyo de la mayoría en la Comisión de Miami.

Fernández, rico potentado de la salud que fuera presidente de recaudación de fondos de la campaña de reelección del gobernador Rick Scott, dijo que, además de recibir peticiones de favores financieros, le dijeron que habría que llevar su proyecto de financiamiento privado a un referéndum público.

Suárez dijo que esperaba que Fernández consiguiera llegar a algún acuerdo en Miami. Pero Fernández dijo que eso sería muy poco probable, en especial después de haber criticado abiertamente la política de la Ciudad.

“Para mí, es una gran decepción que algunas personas puedan ser tan mezquinas. Es increíble”, dijo. “Estoy muy contento de no tener negocios en la ciudad de Miami, y me quito el sombrero ante los que los tienen”.

©2014 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by MCT Information Services

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide