- Associated Press - Sunday, October 12, 2014

Víctor Cruz, español de las Islas Canarias, regresaba el sábado a su país desde Costa Rica y, durante una parada en Miami, expresó preocupación sobre el virus del ébola que ha hecho su aparición en Madrid y Dallas luego de que el brote empezara en Africa Occidental.

“Lo que pienso es que no se han tomado las medidas idóneas ante una epidemia, como puede ser el ébola, tan peligrosa,” Cruz dijo a el Nuevo Herald en una entrevista en el Aeropuerto Internacional de Miami (MIA), donde se encontraba junto a un grupo de viajeros españoles que habían viajado a Costa Rica.

Cruz se hizo eco de un gran número de viajeros en MIA y otros aeropuertos internacionales en Estados Unidos y otros países, que sienten miedo o preocupación por la percepción de que las autoridades políticas y médicas aún no han logrado controlar el brote en Guinea, Liberia y Sierra Leona y que habría indicios de que podría convertirse en un problema global.

Los viajeros expresaron sus temores el mismo día que funcionarios de sanidad y de control de pasaportes y aduanas empezaron a verificar la temperatura de personas que llegan al Aeropuerto Internacional Kennedy (JFK) en Nueva York desde los tres países de Africa Occidental afectados por el ébola. Funcionarios federales dijeron que las verificaciones de temperatura también entraran en vigor en otros cuatro aeropuertos en Estados Unidos la próxima semana. Estos aeropuertos son Newark Liberty, en Nueva Jersey; Washington Dulles, en las afueras de Washington D.C.; Chicago O’Hare, en Chicago; y Hartsfield-Jackson, en Atlanta.

Según funcionarios federales, por estos aeropuertos y el de Nueva York, llegan por lo menos el 95 por ciento de los 150 pasajeros al día que viajan de los tres países africanos a Estados Unidos.

Aunque MIA no está incluído en la lista de aeropuertos internacionales donde se va a verifican la temperatura de los viajeros, eso no significa que no se estén tomando medidas aquí.

Un alto funcionario de MIA dijo que antes de que aterricen los vuelos, agentes de control de pasaportes verificarán por adelantado los lugares de abordaje de los pasajeros que se dirigen a Miami. Si la información proporcionada con anticipación por las aerolíneas muestra que algun pasajero, que viene a Miami, empezó su viaje en Africa Occidental; éste será interrogado al llegar y quizás se le tome la temperatura también, dijo el funcionario de MIA.

La alta temperatura es uno de los indicadores de que el enfermo podría tener síntomas de ébola. Por ejemplo, el liberiano que viajó a Dallas tenía una temperatura de 103 grados cuando inicialmente se presentó en la sala de emergencia de un hospital de esa ciudad. Thomas Eric Duncan, murió de ébola en Dallas el miércoles pasado.

Fue en Miami, donde primero surgió la idea de verificar a pasajeros procedentes de Africa Occidental.

La doctora Aileen María Marty, profesora cubanamaeicana de enfermedades infecciosas de la Universidad Internacional de la Florida (FIU), expresó sorpresa, el 22 de septiembre, de que nadie la interrogó en MIA o en Europa cuando regresó de Nigeria a donde viajó bajo auspicios de la Organización Mundial de la SALUD (OMS) para ayudar a combatir el brote de ébola.

Emilio González, director del Departamento de Aviación del Condado Miami-Dade, dijo en un comunicado que ha advertido a todos los empleados del aeropuerto que estén alertas a todo informe de pasajeros enfermos para así poder notificar a las autoridades médicas lo más pronto posible.

“Como el segundo aeropuerto más atareado en cuanto a pasajeros internacionales, estamos muy concientes del importante papel que los aeropuertos juegan como la primera línea de defensa cuando aparecen preocupaciones globales en cuanto a cuestiones de salud”, dijo González.

Mientras tanto, los corredores, mostradores y puertas de abordaje de MIA parecían normales el sábado cuando un reportero y un fotógrafo de el Nuevo Herald entrevistaron a varios pasajeros en el aeropuerto.

Pero debajo de esa normalidad había preocupación entre los pasajeros entrevistados – más allá de los españoles que regresan a un país presa del miedo debido al caso de Teresa Romero, la infectada auxiliar de enfermería. Es la primera infección fuera de Africa.

“Con todo lo que está pasando, nosotros le tenemos miedo porque eso lo que hace es como que causarnos un terror en viajar de un destino a otro”, dijo Estefany Stefanelli, de Venezuela, que estaba sentada junto a su pequeña perrita Susie, en una de las terminales de MIA.

©2014 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by MCT Information Services

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide