- Associated Press - Wednesday, October 22, 2014

Javier Nenos Rea, un boliviano detenido en Miami por cargos de tratar de contrabandear 11 fusiles AK-47 a una organización criminal brasileña, se declaró culpable el martes en el Tribunal Federal de Miami.

El juez federal Donald Middlebrooks fijó la fecha para condenar a Nenos Rea, de 32 años, para mediados de enero después de que el acusado cambió su declaración de inocente que originalmente hizo durante su comparecencia el 11 de septiembre cuando fue instruido de cargos.

El caso atrajo la atención internacional debido a que la detención de Nenos Rea era sólo uno de una serie de arrestos en relación con una amplia investigación sobre una red de contrabando de armas con filiales en Estados Unidos y Bolivia cuyos miembros canalizaban armas ilegalmente a un grupo de traficantes de drogas brasileño conocido como Primeiro Comando da Capital (PCC), en gran parte ubicado en Sao Paulo. PCC ha existido desde la década de 1990 y ha estado involucrado en una “sangrienta disputa con la policía” en Sao Paulo, según el sitio web InSightCrime, que se enfoca en el crimen organizado en las Américas.

“El grupo, actualmente la red criminal más grande y mejor organizada en Brasil, se cree que tiene miembros en dos tercios de los estados del país y que controla las rutas de tráfico de drogas entre Brasil, Bolivia y Paraguay”, según dice el sitio web.

En el cambio de declaración de inocente a culpable durante una audiencia el martes, los fiscales federales proporcionaron nuevos detalles sobre la participación de Nenos Rea en la red de contrabando de armas. Un documento presentado por la Oficina del Fiscal de Estados Unidos en Miami, dice que además del grupo brasileño, los traficantes de armas bolivianos también colaboraban con “capos paraguayos”.

El documento no identifica a los paraguayos a no ser por una referencia de que eran “algo similar a una ‘mafia’. El documento también indica que Nenos Rea y un socio no identificado en Bolivia habían estado involucrados en el negocio de contrabando de armas desde hace más de un año.

Un acuerdo entre Nenos Rea y la fiscalía sobre su declaración de culpabilidad, presentada en la corte el martes, muestra que el acusado se ha comprometido a cooperar con los investigadores federales, que se cree prosiguen con la investigación, tal vez en colaboración con las autoridades bolivianas.

Al mismo tiempo que Nenos Rea era arrestado en Miami, las autoridades bolivianas detuvieron a ocho personas en Santa Cruz de la Sierra. Dos de los ocho sospechosos bolivianos fueron identificados como agentes de policía y otros tres como empleados del servicio postal.

Además de los ocho sospechosos detenidos en Bolivia, informes de prensa en el país sudamericano indicaron que hay un noveno sospechoso, un hombre que vive en los Estados Unidos y que luego fue identificado en los informes de la prensa como Fernando Gius Peinado. No pudo ser ubicado en los registros públicos estadounidenses y su nombre no fue incluido en los documentos federales presentados por la Fiscalía en la Corte Federal el martes en relación con la declaración de culpabilidad de Nenos Rea.

Nenos Rea fue arrestado como parte de una operación encubierta organizada por Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), una unidad de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE).

©2014 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by MCT Information Services

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide