- Associated Press - Wednesday, October 22, 2014

El representante federal Joe García y su rival Carlos Curbelo se arriesgaron al aburrimiento político al acordar llevar a cabo siete debates. Pero su destacada actuación en su enfrentamiento final es un buen argumento a favor de obligar a los candidatos a realizar enfrentamientos repetidos, en especial si cada evento apela a un público distinto.

Los oponentes se las arreglaron incluso para revelar nuevas desavenencias políticas en el intercambio en español que cerró con broche de oro la atareada temporada de debates de los dos candidatos.

El debate cubrió nuevos terrenos en cuanto a la educación, el aborto y la inmigración. Los moderadores hicieron hincapié además en el sueldo mínimo, un tema clave para los votantes hispanos, quienes representan el 59 por ciento del distrito congresual 26 de la Florida, que se extiende desde Westchester hasta Cayo Hueso.

Curbelo dijo la semana pasada que él prefería que el sueldo mínimo aumentara naturalmente, y no por mandato del gobierno. Al ser presionado el martes por uno de los tres moderadores, Jorge Ramos, Curbelo dijo que él estaba a favor de un sueldo mínimo más alto impuesto por el gobierno, pero no tan alto como el de $10.10 la hora que respalda García. Un compromiso menos alto amenazaría menos empleos, afirmó Curbelo.

El sueldo mínimo federal es de $7.25 la hora, aunque es ligeramente más alto – $7.93 – en la Florida.

“El plan específico del Presidente es irresponsable”, dijo Curbelo, citando un estudio llevado a cabo por la Oficina Presupuestaria Congresual, no afiliada a partido, según el cual el aumento podría costar 500,000 empleos, en todo el país, no sólo en la Florida.

“Para vivir en el condado Dade, no se necesita $10.10 [la hora], se necesita mucho más”, afirmó García, mencionando que el “sueldo básico necesario” sería de $12.40 la hora.

Respecto a la educación, Curbelo, quien es miembro de la junta escolar del Condado Miami-Dade, criticó a la izquierda política por lo que describió como oposición a las reformas para mejorar el aprendizaje de los estudiantes, y acusó a García de obedecer en todo a los sindicatos de maestros.

“Para todos los sindicatos se trataba de un negocio. No importaba que los estudiantes se graduaran de secundaria sin saber leer”, dijo Curbelo de los pre-reformadores del sistema de educación. “Lo que importaba es que todos los empleados de las escuelas públicas estuvieran bien pagados”.

García alegó que Curbelo había apoyado los recortes de $1,300 millones hechos por el gobernador de la Florida Rick Scott al presupuesto de educación estatal del 2011.

“El señor Curbelo quiere regresar al pasado”, afirmó García. “Esta nación tiene un largo historial de invertir en la educación pública”.

Aunque Curbelo fue parte del “equipo educacional de transición” de Scott, el miembro de la junta escolar dijo también en el 2012 que los recortes del gobernador representaban una reducción “colosal” al presupuesto.

Ninguno de los tres moderadores del debate -Ramos, la presentadora radial Bernadette Pardo y la presentadora de televisión Sandra Peebles- preguntó a los candidatos sobre el derecho al aborto. Pero García hizo referencia al tema en una respuesta sobre los matrimonios entre personas del mismo sexo, los cuales cuentan con el apoyo de ambos políticos.

“Creo que el matrimonio es algo personal”, dijo. “De la misma manera, el gobierno no debería inmiscuirse en las decisiones de las mujeres con respecto a su salud”.

Eso llevó a Curbelo a mencionar el aborto. El criticó al representante por haberse opuesto a una legislación que hubiera prohibido los abortos luego de 20 semanas de gestación, un punto llegado al cual Curbelo dijo que el feto puede sentir dolor.

“Cada aborto es una tragedia”, dijo.

Después del debate, Curbelo dijo que él sólo apoya el aborto en casos de violación o incesto, o para proteger la salud de la embarazada. Los proponentes y los opositores de los derechos al aborto deberían colaborar para reducir el número de las interrupciones de embarazo, dijo.

El debate salió al aire el martes por la tarde en WAQI-AM (710) AM, estación de radio local conocida como Radio Mambí. Su audiencia es firmemente conservadora. Pero debido a que el debate grabado, o al menos partes del mismo, debían salir al aire ante un público televisivo más liberal en WLTV-Univision 23 y Al Punto, los candidatos no podían limitarse a atraer a radioescuchas cubanoamericanos de edad avanzada.

Tanto Curbelo como García se mostraron a favor de las reformas de inmigración. Pero Curbelo describió la posición de García como un llamado a una inmigración sin límites, debido a que el representante quiere mantener tal cual la Ley de Ajuste Cubano, la cual permite a los cubanos permanecer legalmente en Estados Unidos después de 366 días.

García también ha apoyado que se otorgue privilegios especiales de inmigración a los venezolanos.

©2014 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by MCT Information Services

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide