- Associated Press - Friday, October 3, 2014

El 19 de agosto, ocho hombres y una mujer salieron de Cuba a bordo de una embarcación improvisada en dirección a Miami pero nunca llegaron a su destino.

Los cadáveres de cuatro hombres fueron avistados el 24 de agosto flotando en el Océano Atlántico, al este de Hollywood Beach en el condado Broward, y el jueves el Servicio Guardacostas de Estados Unidos los identificó como inmigrantes cubanos.

Otros cinco cubanos, incluyendo una mujer, que viajaban en mismo bote, aún no han sido hallados.

Esta es sólo la más reciente tragedia de inmigrantes cubanos en el mar. Mientras que casi 800 inmigrantes cubanos llegaron a las costas del sur de Florida sanos y salvos en los últimos 12 meses, muchos otros inmigrantes de Cuba y otros países nunca llegaron. El 6 de febrero, por ejemplo, cuatro haitianos fueron encontrados muertos a 75 millas al noreste de West Palm Beach después de que su lancha de 24 pies se hundiera.

“Continuaremos trabajando con nuestros organismos asociados a nivel federal, estatal y local para enviar un claro mensaje a cualquiera que contemple este viaje peligroso y mortal para llegar a Estados Unidos ilegalmente”, dijo el capitán Mark Fedor, jefe de respuesta de la Guardia Costera en Miami. “No arriesgue su vida o la vida de aquellos que ama. No se convierta en la próxima alma perdida en el mar”.

Aunque la Guardia Costera identificó los cuatro cuerpos, no hizo referencia a los otros cinco. Pero Ramón Saúl Sánchez, presidente del Movimiento Democracia en Miami, dijo que los familiares en el sur de la Florida le informaron que el número total de inmigrantes cubanos que se encontraban originalmente en el bote eran nueve.

La Guardia Costera identificó a los muertos como José Ramón Acosta, de 35 años; Guillermo Enrique Buitrago Milanés, de 45; Junier Fernández Hernández, de 32, y Alberto González Mesa, de 25. Sánchez se negó a identificar a los otros cinco, pero una persona familiarizada con el caso dijo que eran Yunier Díaz, Jorge Lazo, Yudersy Leal, Lester Martínez y Ahmed Vargas.

No todos los familiares en Miami pudieron ser localizados, y algunos que si fueron ubicados no estuvieron dispuestos a hablar con la prensa.

Uno de los familiares que más detalles dio fue Idania Mesa, tía de Alberto González Mesa.

Dijo que el grupo estaba compuesto en su mayoría de jóvenes que estaban desesperados por salir de Cuba porque no vislumbraban ningún futuro para ellos o para sus hijos.

Agregó que González vendía perros calientes en una tienda del gobierno en San Antonio de los Baños.

González dejó detrás un niño de dos años de edad, apuntó Idania. Agregó que se enteró de que el grupo estaba en camino cuando su hermana la llamó desde San Anonio de los Baños poco después de que la embarcación zarpó de la isla.

“Me dijo que ellos, incluyendo a Alberto, habían salido el 19 de agosto y que venían a Miami”, recordó Idania.

Comenzó a preocuparse después de que pasaron varios días, y luego semanas, y no supo nada de su sobrino.

“Lo esperaba con los brazos abiertos”, expresó.

Se puso en contacto con Ramón Saúl Sánchez, quien llamó a la Guardia Costera.

Otro familiar que proporcionó detalles fue Olga Lidia Guerra, cuya hermana es la suegra de Guillermo Enrique Buitrago Milanés.

“Llamó y me dijo que estaban en camino”, recuerda Olga Lidia.

Mientras tanto, Sánchez trabajó con la Guardia Costera y familiares para establecer formalmente las identidades de los cadáveres, a través de fotografías, muestras de ADN y la identificación de tatuajes.

Fue a mediados de septiembre cuando los familiares recibieron la notificación oficial de las muertes y las identidades de los cuerpos.

Sánchez logró reconstruir el relato del fatídico viaje hablando con varios familiares que lo contactaron a raíz del informe inicial de la Guardia Costera el 24 de agosto de que se habían encontrado cuatro cuerpos no identificados flotando en el mar a unas 20 millas al este de Hollywood Beach.

“En base a la información que me dieron varios familiares, los nueve vivían en San Antonio de los Baños y salieron de Cuba en la embarcación el 19 de agosto”, dijo Sánchez.

San Antonio de los Baños se encuentra a unas 29 millas al suroeste de La Habana. Sánchez dijo que los familiares creen que los nueve iniciaron la travesía desde algún lugar en las cercanías de La Habana.

Los viajes en balsa o embarcaciones improvisadas desde Cuba pueden durar varios días.

Un grupo de nueve cubanos que arribó a Key Biscayne el mes pasado estuvo en alta mar por 10 días.

©2014 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by MCT Information Services

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide