- Associated Press - Monday, April 6, 2015

Un agente de policía de Miami Beach fue dado de alta del hospital el domingo después que fue arrastrado 300 pies por un automóvil y lanzado al pavimento tras una parada de tráfico que tuvo lugar el sábado por la noche en South Beach.

El drama comenzó poco antes de las 11 p.m. en la cuadra 100 de la calle 9.

Los agentes de policía que patrullan el área en bicicleta avistaron dos vehículos que corrían a alta velocidad por la calles y los pararon, dijo el domingo Dan Oates, jefe de policía de Miami Beach. Ambos autos fueron detenidos en la calle 7 y Ocean Drive.

El agente Eduard Alba se acercó al conductor del primer automóvil, un Mercedes S550 alquilado, y le pidió la licencia y la registración, “pero el auto huyó a toda velocidad”, dijo Oates.

“De alguna manera el agente Alba y fue arrastrado por el vehículo”, dijo el jefe.

Alba, veterano con siete años en el departamento, sufrió un traumatismo y perdió el conocimiento entre cinco y 10 minutos, según Oates. De igual modo, sufrió graves rasguños en los brazos y las piernas. Pasó toda la noche en el hospital.

Oates dijo que fue el casco que Alba llevaba puesto lo que evitó que tuviera lesiones más serias.

“Sepa Dios qué otras lesiones hubiera tenido en la cabeza si no hubiera estado usando el casco de ciclista”, dijo. “El porcentaje de agentes que usan un casco es muy pequeño. Tenemos mucha suerte de que el agente Alba llevara puesto el casco”.

Entretanto, el chofer del segundo auto permaneció dónde fue detenido y se le multó por conducir de forma imprudente. Easton Stanbury Jr., 18 años, de Brooklyn, Nueva York, manejaba en BMW convertible alquilado. Los dos conductores se conocían entre sí.

El domingo, varias pistas condujeron a la policía hasta el conductor que se dio a la fuga.

Se trata de Meshach Samuels, de 18 años, también de Brooklyn, quien fue arrestado en el hotel La Quinta en Commercial Boulevard en Fort Lauderdale. El auto, que tuvo daños menores del lado del chofer, también fue hallado allí.

Samuels fue acusado de intento de homicidio contra un agente de policía, escapar y eludir tras provocar graves lesiones, resistirse al arresto con violencia, abandonar el lugar de un accidente, conducir imprudentemente, y manejar sin una licencia válida. El domingo continuaba en la cárcel sin derecho a fianza.

En el momento del incidente había tres personas más en el automóvil pero por el momento no se les ha imputado cargo alguno.

“Evidentemente fue una conducta sumamente peligrosa e imprudente”, dijo Oates. “Todo el que conozca cómo es una noche de sábado en Ocean Drive en Miami Beach, sabe que ese es el caso”.

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide