- Associated Press - Wednesday, April 8, 2015

Investigadores han descubierto que las pequeñas pastillas azules y amarillas que han estimulado las vidas sexuales de los hombres por más de dos décadas pueden algún día ayudar en la lucha contra todo, desde las enfermedades del hígado y el Alzheimer a la Esclerosis Múltiple y el cáncer.

El reciente descubrimiento, anunciado el martes por investigadores y médicos en el Centro Integral del Cáncer Sylvester de la Escuela de Medicina Miller de la Universidad de Miami (UM), muestra que las medicinas para la disfunción eréctil como el Tadalafil (comúnmente conocido como Cialis) pueden suministrar beneficios en la lucha contra los tumores en el tratamiento de los cánceres de garganta y de cuello.

Mark Giattini, un abogado de Sanibel de 62 años de edad a quien se le sacó parte de su lengua después que hace varios contrajo cáncer de garganta, se encontraba entre los 35 pacientes que formaron parte de una prueba clínica en el hospital. Los médicos dijeron que a pesar de ser un estudio pequeño y controlado, encontraron que dosis moderadas de Tadalafil alteraban los sistemas inmunológicos de los pacientes, lo que sugiere que el medicamento y otros similares pueden inhibir el crecimiento de las células cancerosas.

Giattini agregó que antes de la cirugía, sufría dolor por un enorme tumor en la parte de atrás de su garganta y temía lo peor, pues era su segundo combate contra el cáncer.

“Nunca es divertido cuando alguien te dice que tienes cáncer, y es incluso menos divertido cuando te dicen que tienes cáncer en la lengua - y que la forma principal de arreglarlo es sacarte la lengua”, dijo Giattini, cuya lengua fue posteriormente reconstruida con músculos y venas de su brazo izquierdo.

Antes de la cirugía, el tumor de Giattini era tan poderoso que apenas podía comer. Después de tomar el Tadalafil por apenas 10 días, dijo que el dolor había disminuido significativamente y creía que el tumor se había reducido.

“De alguna forma el monstruo en mi garganta se hacía más pequeño”, dijo Giattini, cuyo cáncer se encuentra actualmente contenido.

Su cirujano, el Dr. Donald Weed, dijo que el tumor de Giattini no se había reducido mucho - pero descubrió después de estudiar el crecimiento que parecía que el medicamento podía haber estimulado a las células buenas que luchan contra la infección, previniendo por lo tanto que el cáncer creciera y se difundiera.

“Esto es muy fascinante porque el Tadalafil es fácil de tomar y tiene pocos efectos colaterales”, dijo Weed, quien agregó que algún día podía usarse en lugar de, o en conjunción con otras formas tradicionales, más agresivas, de tratamiento, como la terapia con radiación.

Los hallazgos - entre las primeras pruebas de este tipo que se llevan a cabo en humanos - mostraron que para los que tomaron el medicamento, hubo un significativo deceso en las células que alimentan el tumor, mientras que al mismo tiempo, hay un aumento en las células que atacan los crecimientos cancerosos. Se planean hacer más pruebas.

El programa de UM lo financió FAMRI, una organización sin fines de lucro que estudia los cánceres relacionados con el fumar, como el cáncer de garganta. La organización se creó como parte de un arreglo en una demanda colectiva contra las compañías tabacaleras por un grupo de asistentes de vuelo que no fumaban.

El investigador de UM Dr. Paolo Serafini, un profesor asistente de microbiología e inmunología, dijo que comenzó a estudiar por primera vez los efectos de los medicamentos para la disfunción eréctil en el cáncer cuando se encontraba el Centro del Cáncer Kimmel en Johns Hopkins.

Las pruebas que se llevaron a cabo en ratones a los que se implantaron tumores en el colon y los senos mostraron que el tamaño del tumor se había reducido significativamente en animales tratados con Sildenafil, comúnmente conocido como Viagra y otros nombres de marcas. Los medicamentos estimulan la producción de óxido nítrico, el mensajeo químico que se usa para dilatar los vasos sanguíneos y causar una erección. Los investigadores de Hopkins encontraron que el mismo mensajero químico también aparece en células que inhiben crecer al cáncer.

Sin embargo, Weed y Serafin alertaron que la investigación de los medicamentos contra la impotencia tiene un largo camino por recorrer para que se usen para curar el cáncer o cualquier enfermedad.

“No decimos que todos deben empezar a tomar Cialis para impedir que les dé cáncer”, dijo Weed.

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide