- Associated Press - Thursday, August 13, 2015

Sometidos a una presión crecientepara aumentar rápidamente el número de agentes patrullando las calles, el jefe de la policía y el administrador de la Ciudad de Miami han intensificado este verano sus esfuerzos de contratación para proteger mejor al público en general (y sus propios puestos en particular).

Durante las últimas semanas, la Ciudad ha traído más investigadores de antecedentes penales y les ha pagado horas extra para procesar una enorme fila de cientos de solicitudes de entrada a la policía. Ellos han autorizado más pago de tiempo extra para aumentar la cantidad de agentes que responden a llamadas de alerta, han contratado gente de afuera para que se ocupen de las pruebas de detección de mentiras, y propusieron pagar a agentes voluntarios retirados para que hagan trabajos administrativos que de otro modo tendrían que ser hechos por agentes a tiempo completo, que así pueden salir a patrullar.

El administrador de la Ciudad Daniel Alfonso y el jefe de la policía Rodolfo Llanes no quisieron decir cuántos agentes han contratado en este verano. Pero ellos creen que la cifra será suficiente para satisfacer a los frustrados residentes y comisionados de Miami, tras advertencias de que podría costarles el puesto si no llenan las docenas de plazas vacantes que tiene la policía.

“Estos cambios, hasta el momento, han dado resultado”, dijo Alfonso. “Esperamos que habrá una marcada mejoría en el número de contrataciones que se han hecho en los últimos dos meses”.

Los comisionados han aumentado el presupuesto de gastos de la policía en millones de dólares durante los últimos dos años para reforzar el departamento con 115 agentes más y elevar la nómina policial de la Ciudad a 1,261 agentes. Pero, debido en gran medida a retiros provocados por recortes de sueldo del tiempo de la recesión, la Ciudad había podido avanzar muy poco en cuanto a la contratación de policías hasta el verano, lo cual llevó a varios comisionados a exigir mejores resultados.

Continuos tiroteos en Liberty City, Overtown y Coconut Grove han incrementado las tensiones políticas. La policía hizo dos arrestos la semana pasada en relación con el notorio homicidio de Marlon Eason, de 10 años. Pero un caso de tres víctimas de bala en West Coconut Grove- los homicidios 35, 36, y 37 en ese barrio en los últimos cuatro años, según información brindada por el comisionado Marc Sarnoff - condujo a que se hablara en el Ayuntamiento de Miami de que los comisionados podrían pedir el despido de Alfonso o Llanes.

“Mi paciencia ha llegado a su fin”, dijo Fernand Amandi, residente de South Grove y prominente especialista en encuestas políticas que amenazó en junio con hacer un llamado a dar un voto de desconfianza a Alfonso si no se controla la criminalidad en Coconut Grove.

Llanes y Alfonso aseguran que están haciendo todo lo posible para contratar a más policías calificados y solucionar el problema de los crímenes violentos, aun si tienen que cambiar las leyes para que su plan funcione. Por ejemplo, pagar por agentes a tiempo parcial para permitir que agentes a tiempo completo se dediquen a patrullar - algo a lo que se opone el sindicato de la Policía de Miami - podría necesitar un cambio en las leyes para lidiar con complicaciones relacionadas con la congelación del pago de la pensión de los retirados.

“Simplemente con poner a agentes retirados a trabajar en la recepción, significa tres agentes más en la calle en cada turno. En un período de 24 horas, estamos hablando de nueve policías más en la calle”, dijo Llanes.

Pero es posible que los comisionados de la Ciudad no estén de acuerdo, aunque ellos no cuentan con la autoridad para despedir al administrador ni al jefe de policía de la Ciudad según los estatutos de la misma. Mientras tanto, todo parece indicar que el sindicato policial tratará de obstaculizar varias de las iniciativas de Alfonso, alegando que la mejor manera de contratar es ofrecer mejor sueldo y mejores beneficios.

“Yo entiendo que hay una significativa presión política sobre esta administración para que resuelva el problema de nuestra seguridad pública”, escribió el martes Javier Ortiz, presidente de la Orden Fraternal de la Policía, en una carta al alcalde. “Pero ustedes tienen que dejar de concentrarse en soluciones superficiales y empezar a dar su apoyo a soluciones a largo plazo”.

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide