- Associated Press - Friday, August 14, 2015

La policía cree que un hombre desamparado, conocido como “El Bizco”, debido a que tiene el ojo izquierdo vago, mató a su novia en un ataque de furia y luego mató a otra mujer que vivía al lado porque ella pudo haber sido testigo del crimen.

Ellos no tienen pruebas de que Adrián Leyva, de 43 años, estuviera en la escena del crimen en Hialeah, y él no ha sido visto desde el día en que el doble asesinato estremeció al barrio. Pero la policía cree que han reunido suficientes pruebas como para encausarlo.

“Ambas fueron asesinadas con violencia”, dijo el jueves el teniente de la policía de Hialeah Carl Zogby. “Creemos que no hay duda de que fue él. No es que haya pruebas conclusivas. No tenemos pruebas de que estuviera en la escena de los hechos cuando ocurrió el crimen. Pero tenemos suficientes declaraciones y testigos por otros lados”.

El lunes, tras recibir una llamada de familiares preocupados, la policía corrió a una vivienda en el 982 E. 23 St. y encontraron los cadáveres de Tina Stephanie Gutiérrez, de 32 años, y Martha Gómez Perdomo, de 81. Ellas fueron encontradas en dos efficiencies separados en la misma dirección.

Zogby dijo que la policía está asumiendo que Perdomo entró por casualidad a la escena del crimen y fue asesinada por haber sido testigo de la muerte de Gutiérrez.

Un pariente forzó la entrada de la vivienda y descubrió los cadáveres. La policía dijo que Gutiérrez y Leyva tenían una relación que estaba teniendo problemas.

“Al parecer su relación se estaba terminando”, dijo Zogby. “Puede que haya habido celos por parte de él”.

Vecinos de las mujeres asesinadas dijeron a CBS4, asociada noticiosa del Miami Herald, que los familiares llamaron aterrados a la policía tras haber hecho varias llamadas telefónicas sin respuesta y luego entrado a la casa y descubierto los cadáveres.

“Ella la llamó y la llamó y nada. Tocó a la puerta, nada. El aire acondicionado seguía encendido. Las luces estaban encendidas. Ahí fue que ella pidió a mi vecina un martillo y un destornillador para abrir la puerta, y cuando lo hizo vio a su mamá ahí tirada”, dijo la vecina María Barquín a CBS4.

Para el jueves, la policía había decidido que Leyva - quien fue arrestado por la policía de Miami-Dade y encarcelado en el 2002 por un cargo de privación de libertad - como “el principal sospechoso”.

Aunque él no ha sido visto desde antes de los asesinatos, la policía dijo que él está desamparado y puede ser visto por lo general hacia el área este de Hialeah o en Allapattah, y duerme en talleres de reparación de autos en que encuentra trabajo. También es conocido por pasar tiempo en las cafeterías de esos vecindarios. La policía no ha dado a conocer detalles de las muertes que sólo Leyva podría conocer.

De poco menos de seis pies de alto y unas 230 libras de peso con cabello corto de color castaño claro, Leyva tiene un rasgo distintivo que lo hace reconocible: el ojo izquierdo parcialmente cerrado, por lo cual le dicen “El Bizco”.

Se pide a toda persona que tenga información o que conozca el paradero de Leyva que llame a la policía de Hialeah al 305-687-2525, o a Miami-Dade Crime Stoppers al 305-471-8477.

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide