- Associated Press - Thursday, August 27, 2015

Omar Rodríguez, un hombre de Kendall que amenazó a sus vecinos durante años, alegó que un hombre lo había atacado con un cuchillo, obligándolo a dispararle hasta matarlo, porque habían discutido acerca de un perro.

Pero un reporte de los laboratorios policiales recién dado a conocer muestra que no se encontró ADN alguno del muerto en el cuchillo hallado en la escena del crimen, mientras que sí se descubrió material genético del mismo Rodríguez.

La esposa de José “Pepe” Rey, la víctima, dijo a detectives de Miami-Dade que el cuchillo no pertenecía a su esposo, quien tenía las manos alzadas aguantando un trago cuando le dispararon. Y, mientras se debatía entre la vida y la muerte en un hospital de Kendall, Rey recobró el conocimiento y sugirió que Rodríguez había puesto allí el cuchillo luego de abrir fuego.

“El tiró un cuchillo al lado… Yo no entiendo. Ese tipo está loco”, dijo Rey, según declaró su esposa a detectives de Miami-Dade. “Yo no entiendo por qué me disparó”.

Las pruebas recién reveladas, que fueron obtenidas por el Miami Herald, respalda la teoría de la fiscalía de que Rodríguez disparó a Rey a sangre fría y tiró el cuchillo allí de inmediato para alegar defensa propia. La esposa de la víctima, Lissette Rey, y otro vecino dijeron asimismo a la policía que Rey tenía las manos alzadas cuando le dispararon, y sólo tenía un vaso de julepe de menta en su mano derecha.

Rodríguez, de 66 años, continúa encarcelado mientras espera juicio por el asesinato de primer grado de Rey, veterano del Ejército y padre de dos hijos, quien se debatió entre la vida y la muerte durante nueve días antes de sucumbir a sus heridas en el Centro Médico Regional de Kendall.

“No puedo comentar al respecto excepto para decir que, cuando se conozcan todos los hechos del caso, se verá que este fue un acto de defensa propia y un uso justificado de la fuerza”, dijo el miércoles el abogado de Rodríguez, Alan Ross.

Los residentes de dos vecindarios de Kendall se han quejado por mucho tiempo de Rodríguez, acusándolo de acoso, amenazas verbales y demandas sin fundamento. Aunque ha sido arrestado varias veces, Rodríguez ha salido libre durante años sin tener que pasar mucho tiempo en la cárcel. Desde el 2008, los vecinos de Rodríguez han presentado más de 140 quejas ante la policía sobre su conducta.

Una vecina de Kendall acusó a Rodríguez de dejar gatitos muertos en su piscina, y otra alegó que él la había acusado falsamente de esterilizar animales ilegalmente en su casa. Rodríguez, quien terminó la carrera de derecho pero nunca se hizo abogado, ha presentado durante años un montón de demandas fallidas contra sus vecinos e incluso agentes de la policía, acusándolos de conspiraciones diversas.

Entre otras pruebas reveladas el miércoles: fotos de la escena del crimen, llamadas al 911 y montones de llamadas desde la cárcel a sus familiares en las cuales Rodríguez habló mal repetidas veces del muerto, planeaba una demanda contra una estación de televisión por el reporte noticioso sobre su caso y se quejaba sobre el personal de la cárcel.

En muchas de sus llamadas, Rodríguez y su esposa insistieron repetidas veces que sus vecinos y policías corruptos estaban tratando de sacarlos de sus casas. “No vendas tu casa a precio de ganga por culpa de esas alimañas”, dijo Rodríguez a su esposa en una llamada telefónica.

El incidente tuvo lugar en la noche del 20 de junio, fuera de la casa del hijo de Rodríguez en Village of Kendale, no muy lejos de la casa de su padre. Vecinos dijeron que Rodríguez era notorio por pasar en su carro todo el tiempo vigilando por si algún perro orinaba o defecaba en la propiedad de su hijo.

Ese día, Rey y su esposa habían encargado pizza, ido a Home Depot y hecho compras para hacer una barbacoa por el Día de los Padres. Por la noche, ambos salieron a pasear su perro Yorkie de cuatro años, llamado Misha, cerca de la casa del hijo de Rodríguez en la cuadra de los 10300 de SW 97 Street.

Ellos se detuvieron a conversar con un vecino, Héctor Serpa, en la cerca de la casa de él. Ni Rey ni su esposa, empleada de marketing en el Miami Herald, conocían siquiera a Rodríguez. Serpa lo conocía bien; él dijo a la policía que Rodríguez llevaba tiempo atormentándolo.

Rodríguez, quien estaba patrullando la cuadra en su camión, parqueó en un área de césped, encendió las luces largas de su camión y empezó a hacer sonar el motor amenazadoramente. El video de vigilancia de un vecino, que también fue dado a conocer el miércoles, captó el hecho.

Serpa explicó los problemas que habían tenido con Rodríguez. Rey y su esposa acordaron que se quedarían a tomarse unos tragos en casa de Serpa, pero Rey regresó a la casa para llevar al perro y preparar un julepe de menta para su esposa.

El incidente tuvo lugar cuando Rey regresaba a pie. Rodríguez dijo a la policía que había visto una “cosa brillante” en la mano de Rey, obligándolo a disparar una andanada de tiros, y luego a dispararle de nuevo cuando ya estaba en el suelo.

Pero en dos entrevistas con la policía de Miami-Dade, la esposa de Rey negó esa alegación. Ella dijo que Rey estaba caminando de espaldas y sólo tenía el trago en su mano derecha, “con las manos alzadas en el aire como Jesús, como en la cruz”.

En una entrevista hecha el 1 de julio, según una transcripción recién dada a conocer, Lissette Rey dijo que el cuchillo encontrado en la escena del crimen no pertenecía a su esposo, y que él nunca había tenido un cuchillo en sus manos esa noche.

Varios días después del incidente, Rey recobró el conocimiento brevemente y habló a su esposa que Rodríguez había puesto allí el cuchillo.

Rodríguez, por su parte, dijo explícitamente a la policía que él había recogido el cuchillo y lo había tirado a un lado. Un reporte de laboratorio de la policía de Miami-Dade muestra que el ADN de Rodríguez se correspondía con el perfil “principal” encontrado en el filo, y no pudo concluir si el de Rey había sido encontrado en el mismo.

El mango del cuchillo estaba libre del ADN de ambos hombres.

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide