- Associated Press - Thursday, August 27, 2015

La emisión en los últimos días de más de medio centenar de permisos temporales para ingresar a Estados Unidos otorgados a médicos cubanos varados en Colombia “es un buen comienzo” pero todavía hay mucho por hacer, dijeron el jueves congresistas cubanoamericanos de Miami.

En una carta enviada al director del Servicio de Ciudadanía e Inmigración, León Rodríguez, los parlamentarios Ileana Ros-Lehtinen, Mario Díaz Balart y Carlos Curbelo le pidieron atender las solicitudes de centenares de cubanos que tras desertar de misiones médicas en Venezuela llevan meses en Bogotá a la espera de ser acogidos en programa Cuban Medical Professional Parole (CMPP).

“Estoy satisfecha de que las solicitudes de unos cuantos médicos cubanos han sido aprobadas bajo el CMPP, pero aún queda mucho por hacer”, dijo Ros-Lehtinen. “Mis colegas y yo estamos comprometidos a asegurar que se les preste la debida atención a quienes tomaron el gran riesgo de huir de las misiones”.

La misiva enviada a Rodríguez indica que las oficinas de los parlamentarios en Miami han recibido decenas de pedidos para mediar ante el gobierno federal por las solicitudes de los galenos cubanos, muchos de los cuales padecen problemas de salud y viven en condiciones de hacinamiento.

La odontóloga cubana Mara Martínez, quien hace más de cuatro meses se encuentra en Bogotá, dijo que entre el pasado viernes y el jueves al menos 55 cubanos recibieron los permisos temporales para ingresar a Estados Unidos.

Martínez, quien desertó de una misión médica en Venezuela junto con su esposo, el doctor José Angel Sánchez, dijo que 23 profesionales de la salud fueron notificados el jueves de que se había aprobado su participación en el CMPP. El miércoles fueron aprobados 12, el lunes otra decena, y el pasado viernes 11 más, indicó Martínez.

La aparente regularización en el procesamiento de solicitudes del CMPP ocurre luego de que los congresistas respondieran a las quejas de los médicos cubanos en Bogotá. Los parlamentarios solicitaron la semana pasada una explicación al Departamento de Estado y al Departamento de Seguridad Interna sobre las demoras en la entrega del amparo provisional.

La tarde del jueves, el enfermero Discel Rodríguez, de 42 años y natural de Bayamo, expresó su alegría por haber sido acogido en el CMPP.

“Estoy muy contento, muy feliz de haber recibido el parole”, dijo Rodríguez con la voz entrecortada. “He llorado y dado gracias a Dios al recibir esta noticia porque he pasado momentos muy difíciles […] ahora quiero empezar una nueva etapa y luchar en Estados Unidos para volver a juntarme con mi esposa y mis dos menores hijos”.

Siga a Enrique Flor en Twitter: @kikeflor

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide