- Associated Press - Sunday, January 4, 2015

El Arzobispo de Miami, Thomas Wenski, exhortó el domingo al Congreso de Estados Unidos a aprobar una reforma migratoria integral bajo la cual más de 11 millones de inmigrantes indocumentados puedan vivir y trabajar legalmente en el país.

“La Iglesia en Estados Unidos continúa llamando a que se apruebe una reforma migratoria integral”, dijo Wenski en su homilía durante la misa solemne de migración en la Catedral de Saint Mary, en Miami. “Solicitamos que el Congreso apruebe la reforma para que los 11 millones de inmigrantes que viven en Estados Unidos de forma irregular”.

La misa, de más de una hora de duración, no solo honró la diversidad cultural de los inmigrantes en el sur de la Florida; también destacó la tradición anual de los Reyes Magos que viajaron a Belén con regalos de oro, incienso y mirra para el Niño Jesús que había nacido en un pesebre.

En su sermón, Wenski comparó al Niño Jesús y sus padres con los inmigrantes.

“El hijo de Dios es un inmigrante del cielo que vino aquí a vivir entre nosotros”, declaró Wenski. “Esta es una iglesia sin fronteras. Somos todos una familia ante Dios”.

También señaló Wenski, un campeón de la reforma migratoria, que la Iglesia Católica enseña que “no hay temer ni maltratar al inmigrante” por que reflejan la doctrina de ayudar a forasteros y refugiados.

“La familia de Jesús pasó un tiempo como refugiada”, dijo Wenski. “¿Cómo, entonces, es que no podemos ver en Jesús la cara de los inmigrantes y los refugiados?”

El Senado en junio del 2013 aprobó un proyecto de ley que hubiera dado estatus migratorio a la mayoría de los 11 millones de indocumentados en el país, pero no fue fructífero porque los republicanos en la Casa de Representantes bloquearon la legislación.

Como no ha prosperado la idea de una forma migratoria integral, el pasado mes de noviembre, el Presidente Barack Obama emitió una orden ejecutiva que ofrece estatus migratorio temporal a unos 5 millones de indocumentados mientras estos tengan hijos que son ciudadanos o residentes de Estados Unidos y no tengan antecedentes penales.

Además de la homilía de Wenski, la misa incluyó una procesión de apertura con inmigrantes haitianos vestidos ropas tradicionales del campo en Haiti, así como lecturas de pasajes bíblicos en otros idiomas.

Por ejemplo, Annette Decius leyó en creole haitiano un pasaje de Efesios; mientras que Lan Nguyen leyó en vietnamita un pasaje de Isaías. Por su parte el diácono Alex Lam leyó en chino un pasaje de Mateo sobre el nacimiento de Jesús en Belén y el arribo de los Reyes Magos y la brillante estrella que los guió.

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide