- Associated Press - Friday, June 19, 2015

Un informe publicado el jueves dice que los inmigrantes LGBT tienen una mejor oportunidad de ganar sus casos de asilo en Estados Unidos si no se encuentran detenidos o en proceso de deportación.

El grupo con sede en Washington, el Centro para el Progreso Americano (CAP, por sus siglas en inglés), emitió el informe de 46 páginas titulado Diplomacia Humanitaria en camino a instar al gobierno estadounidense a mejorar el proceso de asilo y otras protecciones para los extranjeros que son lesbianas, gays, bisexuales o transgénero (LGBT).

El informe se publicó en el trigésimo aniversario de la petición a un tribunal de inmigración por virtud de la cual un cubano gay que arribó durante el éxodo del Mariel en 1980 se convirtió en el primer inmigrante al que se le permitió presentar una petición de asilo citando como motivo de persecución en Cuba su orientación sexual.

En 1985, Fidel Armando Toboso-Alfonso solicitó asilo después de que un juez de inmigración le revocó su permiso de estadía en Estados Unidos y lo colocó en proceso de exclusión. Toboso-Alfonso no ganó su petición de asilo, en última instancia, pero se le permitió quedarse bajo una categoría de protección menor conocida como withholding o suspensión de deportación.

Aún así, Toboso-Alfonso hizo historia porque su caso fue el primero en establecer el precedente de que los gays - y ahora los LGBT - pueden argumentar que la persecución por orientación sexual es motivo para pedir asilo.

El nuevo informe ofrece quizás la primera evaluación global sobre el estado de asilo para los inmigrantes LGBT en Estados Unidos. Ya que las autoridades de inmigración estadounidenses no recogen datos sobre orientación sexual o identidad de género durante el proceso de asilo, los autores del informe utilizaron estadísticas e información proporcionada por los grupos Igualdad en Inmigración y Derechos Humanos Primero. Igualdad en Inmigración es un proveedor pro bono de servicios legales para inmigrantes LGBT y Derechos Humanos Primero es una organización internacional de derechos humanos con sede en Nueva York, Washington D.C., y Houston.

“En vista de la extrema violencia y la persecución infligida en muchos países, los Estados Unidos deben garantizar que las personas LGBT no se les niegue la protección como el asilo por factores no relacionados con el contenido de sus peticiones”, según el informe.

Sus principales conclusiones son que:

• Los inmigrantes LGBT que se encuentran en detención o en proceso de deportación en cortes de inmigración tienen menos probabilidades de ganar sus casos de asilo que aquellos que se encuentran libres o que pueden presentar sus peticiones ante funcionarios de asilo del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), la agencia del Departamento de Seguridad Interna que procesa documentos y solicitudes de los inmigrantes.

• Los inmigrantes LGBT son más propensos que otros inmigrantes a esperar largo tiempo antes de pedir asilo, por lo que a menudo ignoran el plazo requerido por el gobierno para presentar una petición. Este requisito es un año después de su llegada al país.

El informe dice que los inmigrantes LGBT suelen necesitar más de un año para presentar su solicitud de asilo, tanto porque no son conscientes de la fecha límite y también porque muchos están traumatizados cuando llegan por primera vez a los Estados Unidos.

En el proceso de asilo, los inmigrantes pueden hacer su solicitud primero ante un funcionario de USCIS, y si esta petición es rechazada entonces el caso va ante un juez de inmigración. Si el juez rechaza la solicitud puede ordenar la deportación del solicitante.

“Para las personas que han pasado sus vidas escondiendo su identidad ante funcionarios de gobierno con el fin de sobrevivir, no es sorprendente que necesiten más de un año para poder dar a conocer su orientación sexual o identidad de género a un funcionario, sobre todo están recuperandose del trauma causado por la persecución que enfrentan”, dice el informe. “Otra de las razones por la qué las personas LGBT pueden ser desproporcionadamente afectadas por el plazo de un año es que no sepan que la persecución por motivos de orientación sexual e identidad de género es motivo de asilo”.

En Estados Unidos los extranjeros pueden solicitar asilo si dicen que han sido perseguidos en sus países por su raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un determinado grupo social u opinión política.

“Por primera vez, tenemos una visión de los desafíos [que los inmigrantes LGBT] encaran y podemos promover recomendaciones específicas para asegurar que no sean enviados de regreso a la vida de persecución de la que huyeron”, dijo Sharita Gruberg, analista de políticas del grupo CAP y uno de los autores del informe.

Siga a Alfonso Chardy en Twitter: @AlfonsoChardy

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide