- Associated Press - Tuesday, June 2, 2015

Un residente de Miami que supuestamente expresó su voluntad de actuar como francotirador para matar civiles a nombre del grupo terrorista Estado Islámico, se ha declarado culpable de posesión ilegal de armas.

Miguel Morán Díaz, de 46 años, compareció ante la jueza de distrito Joan Lenard la semana pasada y cambió su declaración a culpable por los cargos de porte ilegal de armamento.

Ni en la declaración de culpabilidad, ni en los documentos judiciales relacionados con el caso se mencionan las presuntas simpatías de Díaz por el Estado Islámico, grupo terrorista también conocido como ISIS. La única referencia es a los cargos de que Díaz no debe poseer ningún arma de fuego porque es un delincuente convicto.

La declaración de culpabilidad cierra un capítulo de un caso que atrajo la atención de los medios cuando surgió por primera vez en la Corte Federal de Miami a principios de abril. El último capítulo se escribirá en julio, cuando Díaz será sentenciado, según documentos judiciales.

El caso se inició a finales de enero, cuando agentes del FBI abrieron una investigación sobre las actividades de Díaz que tenía una página de Facebook en la que se llamaba a sí mismo Azizi al Hariri, de acuerdo con la denuncia penal.

“Un examen de la página de Facebook de Díaz reveló numerosos artículos relacionados con ISIS, así como una foto reciente que muestra a Díaz posando con un arma de fuego”, decía la denuncia penal. La página ya no está disponible.

Un informante del FBI se reunió con Díaz en un restaurante de Broward para obtener más información sobre el sospechoso, según la denuncia penal.

Durante la reunión, Díaz le dijo al informante que ya tenía “múltiples armas”, incluyendo un rifle que utilizaba para la cacería en los Everglades y otro con una culata plegable que podía esconderse en una mochila y llevar a un estadio sin ser detectado, según la demanda.

Durante una conversación posterior con el informante, Díaz se describió a sí mismo como un “lobo solitario” a nombre de ISIS, de acuerdo con la denuncia penal.

“Díaz declaró al informante que después de matar a la gente, las autoridades encontrarían las letras ISIS grabadas en los casquillos y luego sabrían que había un francotirador en la ciudad”, de acuerdo a la acusación. “Díaz continuó afirmando que un francotirador podría paralizar una ciudad por una o dos semanas hasta que fuese capturado”.

Ninguna de estas afirmaciones contenidas en la denuncia penal aparecen en el acuerdo de culpabilidad publicado en el expediente judicial del caso. Y tampoco contiene ninguna explicación por parte de las autoridades por qué las presuntas simpatías de Díaz por el Estado Islamico no figuran en su declaración de culpabilidad.

En el auto de procesamiento contra Díaz, la pena máxima es de 10 años de prisión, más tres años de libertad supervisada y una multa de $250,000.

Siga a Alfonso Chardy en Twitter: @AlfonsoChardy.

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide