- Associated Press - Saturday, June 20, 2015

Las autoridades del sur de la Florida han logrado desmantelar otra red implicada en el uso de tarjetas de crédito falsas o clonadas, de acuerdo con documentos del tribunal federal en Miami.

Tres residentes del sur de la Florida – Alain Reyes, Leonardo Acosta y Luis Marcano – están en espera de ser enjuiciados tras ser detenidos después de varias compras en una tienda Best Buy, en Miami, en febrero pasado.

Esta es la segunda red de fraude con tarjetas de crédito en ser desarticulada en el sur de la Florida en los últimos meses. La red anterior fue desmantelada cuando las autoridades de Tequesta, en el Condado Palm Beach, arrestaron a cuatro individuos después que compraron artículos en un supermercado Publix con tarjetas de crédito que pertenecían a otras personas.

Los funcionarios federales familiarizados con el tema, dijeron que el fraude con tarjetas de crédito ha alcanzado proporciones epidémicas en Florida y en todo el país. Casi todos los días un medio de comunicación en el estado informa sobre arrestos por uso de tarjetas de crédito fraudulentas.

El caso más reciente de fraude con tarjetas de crédito, en surgir en los registros de la corte federal, es el de los tres individuos detenidos en febrero fuera de la tienda Best Buy en el 10760 de la calle 17 del noroeste.

La acción comenzó el 11 de febrero, cuando un Dodge Caravan color oro, manejado por Reyes, llegó al estacionamiento de Best Buy, de acuerdo con una denuncia penal presentada por un agente especial de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), una unidad de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE).

Reyes permaneció en el vehículo, pero los otros dos acusados – Acosta y Marcano – entraron a la tienda juntos, según la denuncia.

Una vez dentro de ésta, Acosta y Marcano seleccionaron varios juegos y dispositivos electrónicos para comprar.

Entre los dispositivos que seleccionaron estaba un Playstation 4, una cámara Gopro Hero4 y una bastón para selfies Quick Pod.

Acosta pagó aproximadamente $995.06 por sus compras con tarjetas de crédito falsificadas que llevaban su nombre, de acuerdo con la denuncia penal de HSI, mientras que Marcano usó sus propias tarjetas de crédito falsificadas para pagar $66.33 por sus artículos, dice la demanda.

Empleados de Best Buy de inmediato sospecharon de fraude y llamaron a la policía. Los sospechosos fueron capturados afuera de la tienda poco después.

A pesar de que fueron arrestados inicialmente por la policía en febrero, no fueron procesados penalmente por agentes federales hasta el 18 de mayo.

Un portavoz dijo que HSI no tenía comentarios porque el caso es parte de una investigación que aún está en curso.

Siga a Alfonso Chardy en Twitter: @AlfonsoChardy

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide