- Associated Press - Sunday, June 21, 2015

Mientras se prepara para la visita papal, la iglesia católica cubana continúa en su misión de acompañar al pueblo cubano y de tener las puertas abiertas “para acoger a todos”, incluyendo a disidentes, dijo el sábado Monseñor Marcelo Arturo González, obispo de la diócesis de Santa Clara, con motivo de la clausura del Encuentro Eclesial Cuba-Diáspora 2015, que se celebró entre el 15 y el 20 de junio.

“Nuestras puertas suelen ser muy visitadas por los disidentes”, dijo el obispo en conferencia de prensa en el santuario nacional de la Ermita de la Caridad en Miami, y añadió que la iglesia continúa procurando orientar, tomando notas, y haciendo gestiones ante las autoridades competentes, pero que “no siempre tenemos la solución a los problemas”.

“Nadie puede decir ‘la iglesia me cerró las puertas o me abandonó’”, añadió.

Según el obispo, la iglesia católica de la isla continúa ayudando a presos, incluyendo a presos políticos, con ayuda material y legal que ofrece la comisión de pastoral carcelaria .

“Hay casos que entran por causas comunes y dentro de la cárcel conocen el tema de los derechos humanos y se vinculan a estos grupos”, dijo el obispo, y añadió que incluso a presos en huelga de hambre, “la iglesia humildemente les ha salvado la vida.”

En preparación para la visita del papa Francisco a la isla, la iglesia cubana ha formado una comisión que se encargará de las funciones logísticas y pastorales, y de divulgar el mensaje papal con motivo de la visita, “para informar no solo lo que el estado transmita”, explicó el obispo. La comisión estará presidida por el arzobispo de Santiago de Cuba, Dionisio García Ibáñez.

Durante el encuentro Cuba-Diáspora 2015 se celebraron misas en varias iglesias de Miami, que fueron seguidas por discusiones “para compartir perspectivas” entre feligreses y los sacerdotes de ambos lados del estrecho de la Florida. En la delegación de la iglesia cubana viajaron 14 miembros. El encuentro de este año se centró en la familia cubana y las esperanzas depositadas por los cubanos en la anticipada visita del pontífice en septiembre.

El obispo explicó que en la isla se han creado cursos para “animadores de la pastoral familiar”, que ayudarían a educar a las nuevas generaciones, y para salvaguardar los valores de la familia cubana.

El arzobispo de Miami, Thomas Wenski, dijo que por el corto tiempo de notificación de la visita papal, en esta oportunidad no habían podido gestionar un barco para llevar feligreses a Cuba, como en la visita del Papa Benedicto XVI.

Siga a Abel Fernández en Twitter: @abelfglez

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide