- Associated Press - Friday, June 26, 2015

El Departamento del Transporte de la Florida (FDOT) está estudiando la posibilidad de construir un paso elevado de cuatro carriles a un costo de $45 millones a lo largo de un tramo equivalente a cinco cuadras sobre la Calle Ocho en el sector oeste del Condado Miami-Dade.

El plan, esbozado el viernes durante una reunión en un auditorio del edificio del gobierno condal en el downtown de Miami, está diseñado en parte para aliviar el congestionamiento del tránsito en la esquina de la 87 avenida, donde el tráfico se acumula cuando los conductores tratan de dar vuelta al norte o al sur en una zona muy concurrida.

El congestionamiento de la 87 avenida ha aumentado gradualmente debido a que la calzada lleva un número creciente de vehículos privados y camiones de carga desde las comunidades residenciales de Kendall en el suroeste de Miami-Dade y los complejos de oficinas y almacenes en Doral. También proporciona conexiones con la transitada carretera estatal de peaje 836, conocida como Dolphin Expressway.

“El propósito del proyecto es mejorar las operaciones generales de tránsito en la intersección existente de la carretera estatal 90/Calle Ocho del suroeste y la carretera estatal 973/87 Avenida del suroeste, a fin de aliviar la congestión y lograr niveles aceptables de servicio ahora y en el futuro”, según un folleto del proyecto distribuido por FDOT.

Los Comisionados de Miami-Dade, Rebeca Sosa y Esteban Bovo, expresaron preocupación sobre el proyecto diciendo que como tal este atraería más tránsito, y no mitigaría el congestionamiento vehicular.

“Más carreteras no es la respuesta a el congestionamiento del tráfico”, dijo Sosa a los funcionarios del FDOT que explicaron el proyecto del paso elevado durante la reunión con los comisionados. “No voy a apoyar cualquier cosa si es sólo más carreteras, más cemento, ya que esto suele solo traer más coches”.

Bovo se hizo eco de los sentimientos de Sosa.

“Si seguimos ampliando y construyendo carreteras, esto no es lo que queremos”, dijo Bovo. “Queremos alentar a la gente a dejar sus autos en la casa”.

Ambos comisionados dijeron que el FDOT también debería estudiar opciones de transporte público como servicios de tranvía o carriles exclusivos para autobuses expresos que tendrían prioridad sobre el resto del tráfico. Los funcionarios del FDOT que estaban en la reunión estuvieron de acuerdo en hacerlo.

Las opiniones de Sosa y Bovo tienen peso en los círculos de transporte porque ambos están en posiciones clave. El proyecto se ubica en el distrito que representa Sosa y Bovo es presidente del comité condal de tránsito y servicios de movilidad. Ambos también son miembros de la Organización de Planificación Metropolitana, que supervisa proyectos de transporte en el condado.

En cuanto a la opción de paso elevado, que sería construido en la mediana de la Calle Ocho a lo largo de un tramo entre la avenida 89 y la avenida 84. Tendría cuatro carriles, dos en cada dirección. La Calle Ocho en esa zona tiene entre ocho y seis carriles.

Por ahora, el proyecto se encuentra en la etapa de estudio para determinar su viabilidad así como una alternativa preferida. El proceso también incluye eventos públicos.

La reunión pública inicial tuvo lugar el 16 de abril en la oficina de Miami de FDOT. Un taller público está previsto para septiembre y una audiencia pública para enero del 2016.

Siga a Alfonso Chardy en Twitter: @AlfonsoChardy

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide