- Associated Press - Friday, June 5, 2015

Marco Rubio, el candidato presidencial republicano, ha recibido cuatro multas de tráfico en los últimos 18 años.

¿Es acaso una noticia? El New York Times piensa que sí, y la publicó en un blog donde también aparece la esposa del senador, Jeanette, por sus 13 infracciones en el mismo período.

Eso puede ser noticia en Nueva York –donde imperan el tren subterráneo y los taxis, y es una verdadera locura conducir por la ciudad– pero no en la Florida, donde cuatro multas en 18 años convierten a cualquiera, si no en un conductor modelo, por lo menos en un chofer típico.

“Este tipo de noticia humaniza a los políticos”, dijo J.C. Planas, abogado de elecciones y ex representante estatal que trabajó con Rubio en la Legislatura pero apoya a su rival presidencial Jeb Bush. “¡A todos nos ponen multas!”.

Entre las violaciones de Rubio y su esposa se encuentran manejar a exceso de velocidad, conducir imprudentemente, no detenerse en un semáforo y ser captado por una cámara de tráfico. Ambos han pagado más de $1,000 en multas, y en cuatro ocasiones debieron asistir a una escuela de conducción.

En los medios sociales, la publicación del Times provocó algunas felicitaciones como una primicia, así como muchos comentarios por no considerarla una noticia de verdadera importancia.

Rubio no quiso comentar sobre el asunto, pero su campaña aprovechó la historia para recaudar fondos, y calificó la atención del Times al historial de conducción del senador “algo bastante ridículo” En Twitter, @TeamMarco publicó el titular “#RubioCrimeSpree”, burlándose del historial de conducción del senador con sugerencias de otros “delitos” que pudo haber cometido.

“Tomó leche después de la fecha de expiración”, colgó @debitking en su portal.

“Una vez Rubio fue capturado cuando repetía dos veces un saladito en una fiesta”, escribió wrote @JrsyGirl87.

“Puso al bebé en una esquina”, dijo @sunnyright, al parecer un admirador de la película Dirty Dancing.

La reputación de Miami por conducir mal está bien ganada, algo que en parte se debe al incansable ambiente festivo de la ciudad, una población de personas ancianas y la llegada constante de inmigrantes que al establecerse en el área traen consigo sus malos hábitos al manejar. Los veteranos guerreros de la ruta del sur de la Florida pueden nombrar a sus abogados favoritos de clínicas de multas de tráfico. El preferido de Rubio es aparentemente Alex Hanna, con su famoso lema televisivo No pague esa multa.

Hanna, donante político de Rubio, ayudó al senador a que le desestimaran una multa de tráfico que recibió en el 2011, cuando conducía su Buick, por no parar en una luz roja.

Pero el asunto no es únicamente algo que atañe al sur de la Florida. El Departamento de Policía de la pequeña ciudad de Waldo, en las afueras de Gainesville, fue disuelto el año pasado debido en parte por las trampas de velocidad que preparaba para los automovilistas, toda vez que a los agentes se les exigía llegar a cierta cantidad de multas al mes.

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide