- Associated Press - Monday, June 8, 2015

El Concejo de Doral debatirá este martes una ordenanza para crear una lista municipal de propiedades inmuebles de esa ciudad que se encuentran bajo embargo hipotecario, propuesta que ha desatado críticas de varios residentes.

La propuesta ha sido planteada por el Departamento de Cumplimiento de Código para localizar aquellas propiedades que se encuentran en mal estado y no reciben mantenimiento, dijo el concejal Pete Cabrera.

“El proposito de esta ordenanza es que le facilite al departamento hacer lo que ya están haciendo”, dijo Cabrera a el Nuevo Herald. “Al tener una lista pueden pasar por esas casas y mantener un ojo más sobre esas casas.”

Cabrera indicó que estimados municipales señalas que unos 2,000 inmuebles se encuentran en ejecución hipotecaria en Doral, y añadió que los inmuebles desatendidos afectan el valor de la propiedad en la comunidad. Según el concejal, estos inmuebles también constituyen una preocupación sanitaria ya que, por ejemplo, las viviendas con piscinas desatendidas pueden convertirse en focos infecciosos que atentan contra la salud pública.

La concejal Ana María Rodríguez, quien se opone a la medida, dijo que de ser aprobada colocaría en una posición vulnerable a las personas que aún habiten las propiedades, e incluso consideró que se prestaría a que inescrupulosos pudieran invadir propiedades cerradas.

“Esta ordenanza puede causar más daño que bien”, dijo Rodríguez, quien asegura que numerosos residentes de Doral la han contactado para manifestarle sus preocupaciones respecto a la ordenanza. “Si el dueño de una propiedad está tratando de llegar aun acuerdo con el banco, esto quizás podría perjudicarlo.”

Según Rodríguez, el Departamento de Cumplimiento de Código ha realizado su trabajo de manera efectiva hasta el momento sin necesidad de medidas adicionales o cambios en la ordenanza de la ciudad. Además, Rodríguez dijo que “ya esa información está disponible en el Condado Miami-Dade. Los interesados pueden obtenerla ahí sin necesidad de que se la ciudad se las facilite.”

Una vecina que ha expresado su abierta oposición a la propuesta municipal en Doral es Luimar Garza, cuya casa se encuentra en embargo hipotecario. Garza dijo que de ser aprobada la ordenanza, ésta entorpercería las negociaciones que intenta hacer ante el banco para “no perder su casa”.

“Esta ordenanza le haría más difícil la situación a las personas que estamos luchando por salvar nuestras casas”, dijo Garza, quien desde hace cinco años Garza está en negociaciones para salvar su propiedad, en la cual reside y la que espera poder salvar de la ejecución hipotecaria.

Los inspectores de cumplimiento de código de la ciudad solamente pueden inspeccionar las viviendas por afuera para evaluar las condiciones de las mismas. Pero en caso que exista una queja de algún vecino con respecto al inmueble, los inspectores pueden inspeccionar dentro de las casas.

“Esta ordenanza nos pondría en una situación más vulnerable a que los agentes de cumplimiento de código nos pongan multas por posible deterioro, e incluso que nos entren en la casa en caso de quejas anónimas.”

Según Garza, la propuesta de ordenanza emplea un lenguaje muy amplio que no aclara muchos detalles sobre si los dueños de las propiedades aún habitadas deberán pagar el honorario para enlistar las propiedades o la cantidad de dinero que habría que pagar, y además emplea terminos como “muestras de posible deterioro”, los cuales son muy subjetivos.

Sin embargo, el concejal Cabrera enfatizó que la propuesta “no es nada nuevo”, sino que ya muchas ciudades tienen ordenanzas semejantes, y aclaró que la ordenanza no utilizaría ningún dinero público.

“Son casas que tienen más tendencia a tener problemas con respecto al mantenimiento,” dijo Cabrera. “No se trata de quitar las casas, sino de mantenerlas bien”, y añadió que en la ciudad se han reportado casos de personas que invaden propiedades aprovechando que estas se encuentran cerradas.

No obstante, Cabrera precisó que solo apoyaría la ordenanza si la lista comprende solamente las propiedades ya desocoupadas, pues le preocupa que aunque dicha información ya es de naturzaleza pública, tenerla accesible en la ciudad expondría más aún a familias que tal vez estén pasando por situaciones económicas difíciles. Sería, según Cabrera, “casi una lista negra” o un “estigma” para los propietarios de casas en embargo hipotecario que aún habiten los inmuebles. “No es necesario divulgar a todo el mundo esa información”, dijo el concejal.

“Si no me pueden garantizar eso en la próxima reunión, yo votaré en contra,” añadió.

Felipe Madrigal, activista comunitario de Doral, dijo que la lista “se está haciendo con el fin de cobrar una registración y crear una nueva fuente de impuestos.”

Según el activista, muchas casas en Doral forman parte de una asociación de condominios, por lo que la información sobre las viviendas en mal estado ya se conoce en la mayoría de los casos.

Con respecto a la cantidad de casas con problemas de mantenimiento, Madrigal dijo que en Doral no existía ninguna crisis con la cantidad de viviendas en mal estado. “Esa es la base del problema, y sencillamente no lo hay”, añadió.

Siga a Abel Hernández y Enrique Flor en Twitter en @abelfglez y @kikeflor

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide