- Associated Press - Friday, March 6, 2015

El ex representante David Rivera deberá pagar $57,821.96 por violar las reglas éticas de la Florida cuando era legislador estatal, recomendó el jueves un juez de leyes administrativas en Tallahassee.

El juez David Watkins sugirió que Rivera, republicano de Miami que desde el 2010 no ocupa un cargo estatal, pague una multa de $16,500 además de $41,321.96 como restitución.

En el 2012, el juez concluyó que Rivera, quien durante dos años ocupó el puesto de jefe de presupuesto de la Cámara de Representantes de la Florida, no reveló de forma apropiada sus ingresos y le envió dos veces las mismas facturas a los contribuyentes al aceptar devoluciones del estado por viajes que ya habían sido pagados mediante su cuenta de campaña.

La recomendación irá a la Comisión de Ética de la Florida, que emitirá una orden final. Cualquier penalidad tendría finalmente que ser impuesta por el presidente de la Cámara Steve Crisafulli, republicano de Merritt Island, que nunca trabajó con Rivera.

El jueves por la noche Rivera no pudo ser localizado para conocer qué tenía que decir al respecto. En el 2010, Rivera fue elegido al Congreso, pero perdió en el 2012. Desde entonces ha expresado su intención de aspirar otra vez a Cámara de Representantes de la Florida el año próximo.

Rivera negó haber hecho algo ilegal cuando fue acusado de 11 violaciones de ética en octubre del 2012. Logró disputar de forma exitosa cuatro de los cargos, con lo que el número bajó a siete. Su última apelación terminó frente a la Comisión de Ética en septiembre. Rivera buscó demorar el caso, pero los comisionados exasperados dijeron que estaban hartos, y rechazaron su petición pidiéndole al juez Watkins que determinara cuáles serían las penalidades.

De las multas de $16,500 recomendadas contra Rivera, $10,000 serían por abusar de su puesto público y aceptar devoluciones estatales por gastos de viajes pagados no por él, sino por su campaña política. Las leyes de ética de la Florida le prohiben a los funcionarios públicos utilizar o tratar de utilizar “de una forma corrupta” su cargo oficial “para asegurar un privilegio especial, beneficio, o exención”. La Comisión de Ética de la Florida concluyó que Rivera se devolvió ilegalmente a sí mismo $2,091.44.

El resto de las multas comprende $1,000 por cada uno de los cinco años que Rivera presentó documentos financieros inapropiados, además de otros $1,500 por no entregar sus documentos financieros final dentro de un período de 60 días tras abandonar su cargo estatal.

Los investigadores de la Comisión de Ética de la Florida debieron detener la revisión hasta que el Departamento de Policía de la Florida (FDLE) y la Fiscalía Estatal de Miami-Dade terminaran una pesquisa mucho más exhaustiva y seria sobre las finanzas de Rivera. A la larga, la Fiscalía retiró la investigación, tras argumentar un estatuto de limitaciones poco efectivo y una ley ambigua que no le permite presentar cargos. Fue entonces que la Comisión de Ética continuó su investigación.

Rivera sigue bajo una pesquisa federal como el sospechoso principal de haber organizado un esquema de fraude relacionado con las finanzas de campaña. En dos ocasiones ha sido identificado por un fiscal federal ante los tribunales como “uno de los conspiradores” en el caso, pero nunca ha sido encausado.

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide