- Associated Press - Monday, May 18, 2015

Cuando Dan Jennings le comentó a su madre sobre la propuesta de abandonar su puesto de gerente general y convertirse en el manager de los Marlins, la mujer no pudo evitar una frase: “te has vuelto loco”.

Tras erigirse en uno de los creadores de esta versión de los peces, Jennings fue presentado este lunes de manera oficial como nuevo dirigente de un club que, en palabras del estelar Giancarlo Stanton, “le falta fuego”.

Junto con Jennings se anunció -se echó en falta la presencia del propietario Jeffrey Loria en la sala de prensa del parque de los Marlins- que Mike Goff, con experiencia en otras organizaciones, será el nuevo coach de banco.

“Es algo fuera de lo común”, expresó el piloto número 14 en la historia de los peces, sobre su elección. “En los 31 anos que llevo en esta industria siempre me he considerado un hombre de béisbol. “Para mí es un honor y un privilegio poder conducir un equipo que ayudé a construir pieza por pieza”.

Con poca experiencia

Decir que fue algo fuera de lo común tal vez no le haría justicia a Jennings, quien no posee experiencia alguna como manager ni en las Mayores ni las Menores, y quien hace 30 años estuvo al mando de un conjunto de preuniversitario en su natal Alabama.

Según el presidente del club, David Samson, no hubo búsqueda alguna ni se mencionaron otros nombres, porque Jennings les surgió como una “epifanía” por su conocimiento íntimo del clubhouse y algunos de sus jugadores.

“Habrán muchos cínicos, críticos, sobre todo cuando vienen del otro lado”, agregó Jennings en referencia a la prensa y los aficionados. “Pero estoy absolutamente convencido de que este equipo puede jugar mejor, que la respuesta a todo está en el clubhouse”.

Reconocido como un gran evaluador de talento, Jennings comenzó a trabajar para los Marlins en el 2002 y fue escalando posiciones en la oficina central hasta que en el 2013 se le nombró gerente general, posición que por el momento queda vacante.

Entre muchas otras, Jennings fue responsable por las selecciones en el Draft de futuras estrellas como Josh Hamilton, Carl Crawford, James Shields y Rocco Baldelli, así como de muchas figuras jóvenes de los peces.

El objetivo es motivar

Su principal función ahora, además de ganar de manera consistente, será conquistar el apoyo de los jugadores y hacerles creer que todavía es posible darle un vuelvo a la situación, algo que al parecer ya no podía lograr Redmond.

“Queríamos un líder, un motivador, alguien que conociera a nuestros jugadores y no hay nadie mejor que D.J.”, sentenció Mike Hill, presidente de operaciones de béisbol. “Si alguien puede hablarles a la cara y decirles las cosas es él. No queríamos alguien de afuera para arreglar este barco”.

A Redmond se le había ofrecido una extensión de dos temporadas en el invierno pasado, pero tras un comienzo de 3-11 quedó claro que el “barco” no estaba navegando de la mejor manera posible.

Después de un período donde el club ganó varios juegos consecutivos entre abril y mayo, vino otra debacle que ha colocado a los peces a seis juegos por debajo de la marca de .500 y a una cifra similar del primer puesto de su división, ocupado por los Mets de Nueva York.

Los Marlins esperan, ahora, que el hombre que ayudó a traer a algunos y a desarrollar a otros de los actuales jugadores, sea capaz de guiarlos hacia un mejor destino en la tabla de posiciones.

“No hemos jugado al tope de nuestras capacidades y confiamos en que una nueva voz motivará a nuestros muchachos y desatará una chispa”, recalcó Hill. “Sigo creyendo que este es un equipo de playoff, pero todavía queda mucho por hacer”.

Con el 26 en la espalda

Por el momento, Jennings celebró una reunión con los jugadores para exponerles sus ideas y reveló que estaría usando el número 26 en el uniforme hasta el final de la temporada, cuando su trabajo sería evaluado nuevamente.

Aunque no lo dicen por lo alto, los Marlins esperan que Jennings pueda obrar algo parecido a cuando Jack McKeon relevó a Jeff Torborg como manager en el 2003 y terminó conquistando la Serie Mundial ante los Yankees.

“Usaré el número 26 en el unforme, por el respeto que tengo hacia esos 25 hombres en el clubhouse”, concluyó Jennings. “Si no creyera de corazón que puedo hacer este trabajo, jamás lo habría aceptado, y eso que mi madre me preguntó que si estaba hablando en serio cuando le di la noticia”.

Siga a Jorge Ebro en twitter: @jorgeebro

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide