- Associated Press - Friday, September 18, 2015

Los fines de semana, cuando su esposo se embriagaba, le gritaba y la golpeaba frente a sus dos hijas adolescentes.

A la mañana siguiente, María Hernández tenía que sacar fuerzas para irse a limpiar casas y cuidar niños a veces durante 12 horas al día en barrios exclusivos del sur de la Florida. Allí, en ocasiones no le pagaban el sueldo completo, y muchas veces recibía gritos y humillaciones de algunos empleadores.

“Toda mi vida he trabajado limpiando casas en mi país y aquí, cuando hay trabajo. Depende mucho de la familia que te toque para que te traten bien”, contó Hernández, una inmigrante mexicana de 53 años de edad, que vive en La Pequeña Habana. (El Nuevo Herald utilizó un nombre ficticio para proteger su identidad).

Ella no es la única que ha tenido que enfrentar el abuso en su hogar y también en el lugar de trabajo. Su historia representa un patrón que ha llamado la atención de activistas que organizan a trabajadoras del hogar. Estos aseguran que en muchos casos las mujeres que se dedican a este tipo de labores –muchas de ellas inmigrantes indocumentadas– son víctimas o sobrevivientes de violencia doméstica.

Depende mucho de la familia que te toque para que te traten bien.

María Hernández, trabajadora del hogar

El fenómeno es relevante en el sur de la Florida, donde de acuerdo con cifras de la Alianza Nacional de Trabajadoras del Hogar (NDWA) hay unas 95,000 empleadas de esa industria. Un análisis de la publicación Business Insider, con datos del American Community Survey, indica que “trabajadora doméstica” fue el empleo más común declarado por inmigrantes en Florida y otros ocho estados de EEUU.

Falta de dinero

El doble abuso a las trabajadoras del hogar –y el miedo a reportar los maltratos a las autoridades– radica en la falta de protecciones laborales, las carencias económicas y el estatus migratorio de muchas de ellas, dijo Andrea Cristina Mercado, directora de campañas de la Alianza.

“Son muy vulnerables porque trabajan en un área que carece de casi todas las protecciones laborales, y muchas de ellas son inmigrantes, muchas sin documentos, y temen acudir a las autoridades a denunciar a sus abusadores”, aseguró Mercado, miembro fundadora de NDWA, creada en el 2007 para luchar por los derechos de las trabajadoras del hogar.

Estos empleos son generalmente informales, sin un contrato escrito y sin un supervisor que garantice el seguimiento de los estándares mínimos de derechos laborales, como el pago del sueldo mínimo y de todas las horas de trabajo.

Son muy vulnerables porque trabajan en un área que carece de casi todas las protecciones laborales

Andrea Mercado, Alianza Nacional de Trabajadoras del Hogar

“Como parte del ciclo de violencia domestica, el abusador aísla [a la víctima] de trabajos fuera de la casa, entonces cuando salen de ese círculo, lo hacen con una mano adelante y otra atrás”, explicó Marcia Olivo, coordinadora del Consejo de Justicia de Género del Centro de Trabajadores de Miami, afiliado de la Alianza Nacional, y que organiza a las empleadas en el sur de Florida.

“No tienen un historial de empleo y terminan haciendo trabajos de salario mínimo. Entonces la industria más factible es el trabajo del hogar. Muchas veces ese era el trabajo que hacían en sus casas”, añadió Olivo.

La ley no las protege

De acuerdo con las activistas, las leyes laborales que protegen a los empleados son menos específicas en cuanto a esta industria y por eso las trabajadoras no cuentan con cobertura de salud y fondos para el retiro, el pago de horas extra después de trabajar ocho horas, o la definición clara de sus labores.

“El gobierno debe crear condiciones y protecciones para ellas, porque eso las ayudaría a defenderse contra el abuso”, dijo Olivo. “Y mientras tanto, ellas deben documentar los incidentes y las horas trabajadas”.

Las empleadas también pueden reportar el robo de sueldo al programa de Robo de Salarios de Miami-Dade, uno de tres condados en el estado de la Florida que cuenta con una ordenanza contra esa ofensa.

Las organizaciones que asisten a las trabajadoras, como NDWA, han agregado a sus servicios herramientas de ayuda, como grupos de apoyo y asistencia legal para ayudar a las víctimas a navegar el sistema de justicia.

En el caso de las indocumentadas, muchas no saben que la policía las debe proteger de abusos, incluso si se encuentran en el país de manera ilegal. De hecho, el gobierno federal ofrece una visa especial para víctimas de delitos serios como el asalto sexual, que cooperan con las autoridades.

Sola y sin trabajo

Hernández, la inmigrante mexicana, lleva unos cuatro meses sin trabajo fijo, luego de que se atrevió a reclamarle a una empleadora en el Condado de Broward, que le exigió trabajar más de 13 horas sin intención de pagarle sueldo extra.

Su situación económica empeoró desde que su marido se fue de la casa a principios de este año, luego de que los vecinos llamaran a la policía tras varios altercados.

Hernández dijo que nunca se atrevió a reportar el maltrato y presentar cargos, en parte por temor a ser deportada, ya que se quedó en Estados Unidos indocumentada, tras exceder el límite de su visa.

“Mi matrimonio todo el tiempo que estuvimos juntos, los 17 años, fue una relación muy tormentosa”, dijo.

Siga a Brenda Medina y a Enrique Flor en Twitter: @BrendaMedinar y @kikeflor

Denuncie el abuso

Para reportar abuso doméstico puede comunicarse con la policía de su municipalidad. Si es una emergencia, debe llamar al 911.

Para reportar incidentes de manera anónima llame a la línea de Alto al Crimen, (305) 471-TIPS (8477) o www.crimestoppersmiami.com.

Si es víctima de violencia doméstica y desea presentar cargos contra su agresor, llame a la Fiscalía Estatal, (305) 547-0150.

Protecciones laborales

Presente una queja por robo de salarios en Miami-Dade, (786) 469-2333, para obtener un formulario, o haga click aquí.

El Centro de Trabajadores de Miami está localizado en 6127 NW 7 Ave., (305) 759-8717.

Para más información sobre la Alianza Nacional de Trabajadoras Del Hogar: domesticworkers.org/es.

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide