- Associated Press - Monday, December 15, 2014

Una mujer murió y otra está en condición crítica después de un tiroteo en el estacionamiento de un club en Hialeah el domingo por la madrugada. El departamento de la policía de Hialeah está investigando el incidente que ocurrió en el estacionamiento de carros del edificio en la 2100 West y la calle 76.

El departamento de la policía de Hialeah está investigando el incidente que ocurrió en el estacionamiento de carros del edificio en la 2100 West y la calle 76. En el último piso se encuentra el club “Las Tabernas de Wancho”, que tiene tres discotecas con música Salsa, Merengue y Hip-Hop.

Las dos mujeres estaban dentro del carro de la fallecida cuando empezaron los disparos, dijo Carl Zogby, del departamento de policía de Hialeah. La otra víctima fue transportada a Jackson Memorial Hospital con heridas graves.

Un hombre, que se identificó como el hermano de la fallecida, habló con la policía afuera del edificio al medio día, pero dijo que estaba demasiado trastornado para hablar con reporteros.

Los clientes del club fueron detenidos dentro del edificio hasta las 6:30 a.m., según Carmen Pavón, 47, de Hialeah. Ella estaba saliendo del club cerca de las 3 a.m. para irse a su casa cuando vio a los policías estableciendo un perímetro alrededor del estacionamiento donde se había estacionado.



Todos los clientes que se estacionaron ahí tuvieron que dejar sus carros hasta la 1:30 p.m. cuando los investigadores terminaron de recoger evidencia. El estacionamiento hacia el este, que se encuentra al otro lado del edificio, se quedó abierto y esos clientes pudieron irse manejando.

Pavón, quien vive cerca del club, caminó hasta su casa y volvió en la tarde para buscar el carro de su prima.

“Yo me iba a ir más temprano, pero me terminé quedando un rato más. Me pregunto que hubiese pasado si hubiese bajado antes”, dijo. “No he dormido.”

Un Nissan Rogue blanco, que estaba estacionado cerca de la escena del crimen, estaba chocado por atrás y la rueda delantera se golpeó contra el puesto de estacionamiento gris del espacio.

Graciela Monsalve, de Hialeah, dijo que ella usualmente sale a este club los fines de semana desde hace varios años y que nunca se ha sentido en peligro en el establecimiento. Ella estaba adentro del club cuando comenzaron los disparos y solo se entero de lo que estaba pasando cuando vio a algunas personas mirando hacía afuera por las ventanas.

“Yo he venido tantas veces que uno llega a conocer a los empleados,” dijo Monsalve. Uno de los empleados que ella conocía la llevo a su casa.

©2014 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC

Sign up for Daily Newsletters

Manage Newsletters

Copyright © 2019 The Washington Times, LLC.

Please read our comment policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide