- Associated Press - Tuesday, December 16, 2014

Como miembro de la Policía de Miami, Rodolfo “Rudy” Llanes siempre tuvo la meta de un día ocupar el puesto más alto de ese Departamento.

Tras 28 años como agente de la ley, Llanes logró su sueño.

El lunes, el administrador municipal Daniel Alfonso anunció que Llanes será el nuevo jefe del importante departamento de policía municipal, con 1,500 agentes a su cargo.

El cubano de 48 años de edad empezará en su nuevo puesto a finales de enero, tras el retiro del actual jefe, Manuel Orosa.

Llanes, quien fue elegido entre 50 solicitantes, ha dedicado más de la mitad de su vida al Departamento. Llegó de Cuba a La Pequeña Habana con sus padres, a los 3 años de edad, en uno de los Vuelos de la Libertad en 1970, y se unió al programa Police Explorers cuando era un adolescente.

Después de graduarse de la escuela secundaria Miami Senior High consiguió un trabajo en la policía como ayudante de servicio público y luego logró un puesto como agente de patrullas.

Tras el anuncio de su elección, Llanes dijo que se enfocará en fortalecer la relación entre el Departamento policial y los miembros de la comunidad. La Policía de Miami continúa bajo la vigilancia del Departamento de Justicia de los Estados Unidos tras una investigación por disparos a hombres de la raza negra por parte de agentes municipales. Además, los números de homicidios y tiroteos en los barrios van en aumento.

También la semana pasada varios agentes de ese cuerpo policial fueron suspendidos por presuntamente participar en un fraude con compañías de grúas, un caso que está bajo investigación federal.

“Hay mucho trabajo por hacer pero quiero ser insistente en que los agentes demuestren que el papel de la policía es servir a la comunidad”, dijo Llanes. “Vamos a trabajar duro. Yo no tengo que aprender a conocer el Departamento. Ya sé lo que hay y sé qué cambios se necesitan implementar”.

La jefatura de la Policía fue un puesto codiciado con cinco decenas de personas tras el cargo, incluso con varios solicitantes de otros estados del país. Para la elección de cuatro finalistas el administrador Alfonso creó dos comités compuestos por miembros de la comunidad, representantes de organizaciones de derechos civiles, la oficina de la Fiscalía Estatal y la oficina del Defensor Público.

Los cuatro finalistas fueron el subjefe de la Policía de Miami Luis Cabrera; Hugo Barrera, agente especial a cargo de la unidad especial de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, y el Subjefe de la Policía de Dallas, Texas Malik Aziz.

“Yo estoy satisfecho con mi decisión”, dijo Alfonso. “Los cuatro [finalistas] son sumamente preparados. Creo que Llanes es la persona ideal para el puesto”.

Algunos empleados y oficiales electos en el ayuntamiento de Miami y la Policía esperaban que Alfonso eligiera a Cabrera, quien se rumoró era el favorito del alcalde Tomás Regalado. El lunes, Regalado dijo que su preferencia era que el jefe de policía fuera alguien local.

Cabrera continuará en su puesto de subjefe policial.

Llanes, quien se graduó de una maestría en administración ejecutiva de la Universidad Saint Thomas este año, fue ascendido a asistente de policía cuando Orosa ocupó el puesto de jefe en el 2011. En 2007 Llanes obtuvo el rango de mayor, para luego ser degradado a teniente en el 2009 por el ex jefe Miguel Exposito, quien dijo que quería renovar los altos mandos del Departamento.

Llanes recibió el rango de teniente en el 2000, cuando supervisaba el pelotón de media noche, y ha sido comandante en los vecindarios de La Pequeña Habana, Coral Way y Allapattah.

Orosa dijo que Llanes es el encargado de asuntos internos, investigaciones especiales y de las relaciones con otros departamentos de policía.

Además, en el medio de una controversia nacional por el uso excesivo de fuerza de agentes de policía, Llanes es el encargado de un polémico programa que requeriría que los agentes lleven como parte de sus uniformes cámaras para grabar sus interacciones con otras personas.

Llanes, quien es casado y tiene dos hijas de 18 y 20 años de edad, goza de buena reputación en la comunidad y el anuncio de su nombramiento fue bien recibido por el presidente del sindicato de la policía, quien dijo que esperaba que las relaciones entre los empleados y los jefes mejoren con su llegada.

Pero el próximo jefe policial, cuyo salario será de $180,000 anuales, no tendrá mucho tiempo para implementar cambios en el Departamento. Su retiro está pautado para dentro de dos años, debido a un programa de jubilaciones municipal al que optó en el 2009.

Llanes dijo que tan pronto se retire Orosa, él empezará a hacer los cambios necesarios en el departamento y a trabajar con la comunidad.

“Vamos a usar nuestras relaciones como un ventaja para el Departamento”, dijo. “Hemos perdido el sentido de la nobleza que representa ser un agente de policía y eso afecta tanto a la fuerza laboral como a la comunidad. Nuestra meta es mejorar eso”.

El reportero del Miami Herald David Smiley contribuyó con esta información.

Puede seguir @BrendaMedinar en Twitter.

©2014 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC


Copyright © 2018 The Washington Times, LLC.

The Washington Times Comment Policy

The Washington Times welcomes your comments on Spot.im, our third-party provider. Please read our Comment Policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide