- Associated Press - Wednesday, December 17, 2014

Con su sonrisa y encanto personales, Lucie Tondreau rompió los rígidos límites de la política en North Miami para convertirse en la primera alcaldesa haitiano-estadounidense.

El martes, la bajaron de su pedestal cuando un jurado federal de Miami la encontró culpable de usar su popularidad como líder de la comunidad haitiano-estadounidense para atraer a “compradores falsos” en un fraude hipotecario multimillonario durante el pasado auge inmobiliario.

El jurado de 12 personas, que deliberó por casi dos horas, encontró culpable a Tondreau de cargos de conspiración y fraude con uso de telecomunicaciones luego de un juicio de dos semanas.

En mayo, se suspendió a Tondreau, de 55 años, de su cargo después de su elección como alcaldesa en el 2013. Ahora enfrenta hasta 30 años de prisión en su sentencia del 20 de marzo.

El juez de distrito federal Robert Scola rehusó garantizar una solicitud de su abogado defensor, Ben Kuehne, de permitirle permanecer libre bajo fianza mientas espera sentencia. Scola dijo que usó su “celebridad” y “su habilidad para embaucar” a compradores para que permitieran que sus nombres se colocaran en solicitudes falsas de préstamos a cambio de sobornos en un fraude “masivo” contra ocho prestamistas, incluyendo importantes bancos como el Wachovia.

El juez, al destacar que el fraude se cometió antes de que Tondreau fuera electa alcaldesa, dijo que ella no era mejor ni peor que ningún otro acusado convicto, y le ordenó ser detenida por policías federales en el juzgado mientras unos 50 partidarios suyos observaban lo sucedido en silencio.

“Yo voy a tratarla como lo que es, una delincuente común”, dijo Scola.

Kuehne, quien representó a Tondreau conjuntamente con el abogado Michael Davis, dijo que el veredicto del jurado “había sido tan decepcionante como inesperado”.

Tondreau estaba siendo juzgada en el tribunal federal de Miami desde principios de diciembre bajo cargos de conspirar para cometer fraude de transferencia bancaria con su ex socio y prometido Karl Oreste y otros dos acusados, que permanecen fugitivos de la justicia. Ella fue acusada de conspirar con Oreste para engañar a los bancos con objeto de que les prestaran un total de $11 millones entre el 2005 y el 2008.

La fiscalía decidió no llamar al potencial testigo estrella del juicio, Oreste, de 57 años, quien se declaró culpable en julio y se esperaba que hablara en detalle de los 20 acuerdos fraudulentos para préstamos de bienes raíces de los que se acusa a él y Tondreau.

Los fiscales Lois Foster-Steers y Gera Peoples no dijeron por qué. Pero pudo haberlos preocupado la posible vulneravilidad de Oreste en el interrogatorio. El equipo defensor de Tondreau había planeado presentarlo como un estafador consumado que la había engañado a ella para hacerle jugar un papel secundario e involuntario para sacar dinero a los bancos. Sin el interrogatorio de Oreste, no obstante, hubo escasa o ninguna evidencia de la supuesta “victimización” de Tondreau para ser considerada por el jurado.

Luego del veredicto de culpabilidad del jurado de conspiración y cuatro cuentas de fraude de transferencia bancaria, los abogados defensores de Tondreau se mantuvieron fieles a su teoría original.

“Ella es una conciencia comunitaria que ha vivido para servir a los demás, y fue victimizada por las operaciones fraudulentas de un hombre que ella creía tanto un empresario honesto como un prometido honorable”, dijeron los abogados de Tondreau en un comunicado. “Ella sabe la verdad ahora, y se cuenta a sí misma como una víctima más de los fraudes y engaños de él. Lucie Tondreau pide a la comunidad que la tenga presente en sus oraciones en este momento difícil”.

El fiscal federal Wifredo Ferrer, no obstante, dijo que Tondreau no era ninguna víctima, y afirmó que ella “abusó su prominente papel en la comunidad para perpetrar” fraude hipotecario “impulsada por la codicia”.

©2014 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC


Copyright © 2018 The Washington Times, LLC.

The Washington Times Comment Policy

The Washington Times welcomes your comments on Spot.im, our third-party provider. Please read our Comment Policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide