- Associated Press - Friday, December 19, 2014

Jason Beckman, el adolescente de South Miami que mató a su padre con una escopeta recortada de calibre .12, deberá pasar el resto de su vida en la cárcel, determinó el viernes un juez.

“Usted es una persona muy vengativa”, le dijo al joven el juez de Circuito de Miami-Dade Rodney Smith. “Es como una bomba de tiempo esperando explotar”.

Beckman tenía 17 años y era estudiante de la secundaria South Miami High cuando le disparó y mató a su padre, Jay Beckman, mientras éste se daba una ducha en su casa. El incidente de abril del 2009 estremeció a la comunidad de South Miami, donde Jay Beckman vivía y fungía como comisionado electo.

El joven Beckman, que ahora tiene 22 años, acudió a la audiencia vestido con el mono de los presos. Beckman reconoció que cometió un error al apretar el gatillo del arma. “Ojalá que él estuviera aquí. Yo lo quería”.

En declaraciones que sorprendieron, Beckman calificó a su abogado de “payaso”, y luego le pidió respetuosamente al juez que le explicara su sentencia.

“Si a usted le parece que una sentencia de cadena perpetua es apropiada, entonces puede condenarme”, dijo Beckman.

En el juicio de Beckman en noviembre del 2013, los abogados de la defensa sugirieron que la muerte del padre no fue intencional.

Sin embargo, la Fiscalía presentó a Beckman como un joven que abiertamente odiaba a su padre viudo y hablaba con franqueza que quería matarlo. Varios estudiantes testificaron sobre el furioso odio que Beckman sentía por su padre, que trabajaba como ingeniero civil y era presidente de una asociación local de dueños de casas.

Los estudiantes también hablaron de la “Lista” que tenía Beckman, un documento donde el muchacho mencionaba a sus enemigos, y en el que su padre siempre ocupaba los primeros “cinco” puestos.

La audiencia del 5 de diciembre para sentenciar a Beckman se pospuso por más de un año por culpa de diversos obstáculos legales.

Debido a una decisión de la Corte Suprema fechada en el 2012, en la Florida los menores de edad no pueden ser sentenciados de forma automática a cadena perpetua por homicidio en primer grado. Los jueces deben tomar en cuenta la edad, aunque pueden sentenciar a un acusado a la cárcel de por vida.

En la audiencia de este mes, los abogados defensores de Beckman señalaron que su comportamiento era socialmente complicado y también las malas condiciones en las que vivía con su padre.

La psicóloga Michelle Reitman dijo que Beckman tenía problemas para relacionarse con otros chicos de su edad porque padecía del Síndrome de Asperger.

“No participaba en actividades de la escuela”, dijo la experta. “Tampoco tenía amigos”.

Sin embargo, Reitman dijo que padecer de Asperber no era una excusa para asesinar a nadie. La fiscal Gail Levine le mostró a la psicóloga un dibujo que hizo Beckman donde aparecía una mujer en el momento en que era violada.

“Desde hacía tiempo tenía una preocupación con la violencia”, admitió Reitman.

©2014 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC


Copyright © 2018 The Washington Times, LLC.

The Washington Times Comment Policy

The Washington Times welcomes your comments on Spot.im, our third-party provider. Please read our Comment Policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide