- Associated Press - Tuesday, December 2, 2014

Los padres de Pedro Joaquín Uriarte, el joven a quien mataron en el noroeste de Miami, hicieron el lunes por la noche un dramático llamado a la comunidad para que ayude a las autoridades a encontrar a los responsables.

“Por favor, si alguien sabe algo, dígalo”, manifestó Manuel Uriarte durante una emotiva vigilia en memoria de su hijo realizada justo a las afueras de la escuela primaria Dunbar, en la calle 20 del NW y la 5th Place.

A la vigilia acudieron amigos y familiares del muchacho de 18 años, baleado el domingo por la tarde mientras caminaba por la acera, muy cerca de su casa.

“Estamos destrozados. Nos mantenemos fuertes por amor, pero físicamente estamos destrozados. Necesitamos justicia, por favor”, imploró Jesús, hermano de Pedro.

Mientras tanto, la policía de Miami no está segura de que el robo de unos audífonos Beats by Dre haya sido el móvil del crimen.

Y esto por un detalle, porque se le disparó a la cabeza cuando usaba el caro aparato que cuesta hasta $400. También, el que le disparó a Uriarte dejó abandonados los audífonos.

“Es algo raro que las personas digan que querían sus audífonos”, dijo un agente policial de Miami familiarizado con la investigación.

Uriarte, un estudiante de 18 años de edad de la Escuela Secundaria Jackson fue baleado a las 3:30 p.m. del domingo en la acera justo afuera de la escuela en la Calle 20 del NW y la Quinta Place en Miami. Su homicida aún está fugitivo. La portavoz de la policía de Miami Kenia Fallat dijo que no está claro qué fue lo que llevó al tiroteo y la policía ha dado a conocer poca información.

Los amigos de Uriarte que hablaron con CBS4, el asociado noticioso del Miami Herald, parecían estar seguros de que fue por los audífinos, que se cree que Uriarte adquirió durante un recorrido por las tiendas durante el Viernes Negro.

“¿Cómo puedes matar al hijo de alguien, a un miembro de la familia de alguien por algo tan estúpido?” preguntó un amigo de Uriarte.

El tiroteo incluso llamó la atención del Superintendente Escolar de Miami-Dade, Alberto Carvalho, quien envió un tweet el domingo: “¿Habrá indignación por la muerte a balazos de Pedro Joaquín Uriarte, de 18 años, cerca de la escuela Primaria Dunbar? ¿Alguien? ¡Suficiente!”

Es probable que la policía esté a la búsqueda de una relación entre la muerte de Uriarte y el tiroteo del mes pasado en el Pequeño Haití durante el Día de los Veteranos.

Eso debido a una página en Facebook de alguien que la policía dice que conoce a la supuesta persona que le disparó a los dos jóvenes se actualizó después de la muerte de Uriarte y tiene referencias a una venganza.

El 11 de noviembre, un grupo de muchachos reunidos en la Quinta Avenida del NW cerca de la Calle 57 se vieron interrumpidos cuando apareció un auto azul y alguien comenzó a gritar: “Hay un James”.

Todos se asustaron. Un joven de 17 años fue baleado varias veces y otro de 10 años se vio atrapado en una ráfaga y recibió un balazo en la pierna, dijo la policía de Miami.

Los dos pudieron entrar en una casa. Se llevó a ambas víctimas al Hospital Jackson Memorial. El más joven fue dado de alta al día siguiente. El de más edad fue operado y se espera que se recupere. La víctima adolescente fue identificada en informaciones de los medios como James Leake.

Su madre, Pamela Jones, dijo a CBS4 que su hijo estará bien, pero agregó que estaba “enojada por la violencia. Es necesario que se detenga”.

Con información de Charles Rabin y Christina Veiga, reporteros del Miami Herald

©2014 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC


Copyright © 2018 The Washington Times, LLC.

The Washington Times Comment Policy

The Washington Times welcomes your comments on Spot.im, our third-party provider. Please read our Comment Policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide