- Associated Press - Tuesday, December 2, 2014

La sonrisa de Michael Angelo Ruiz hace que sea difícil creer que está atrapado en su propio cuerpo.

El adolescente de 16 años pesa sólo 55 libras. No puede caminar ni hablar, y tiene la capacidad mental de un niño de dos años.

Una parálisis cerebral lo ha dejado completamente dependiente de sus padres, Juanita y Miguel Angelo, ambos de 48 años, y de su hermana menor, Andrea Michelle, de 12 años.

Juanita Ruiz dice que a ella y a su esposo les preocupa el futuro de su hijo. Aunque aquí tienen el apoyo de buenos amigos, todos sus familiares han regresado a Nicaragua.

“Cuando uno tiene un hijo en este estado, siempre piensa: ‘Nada me puede pasar porque entonces, ¿qué será de Michael Angelo?’’’.

Sin embargo, en la vida hay cosas sencillas que pueden disfrutarse, dijo la madre.

“A pesar de todo, es un muchacho feliz”, dijo la madre. “Por ejemplo, le gusta que lo retraten. Cuando ve a alguien con una cámara, no para de sonreír”.

La familia de cuatro vive en un apartamento de dos dormitorios en Miami Gardens. Su mundo gira en torno a las necesidades de Michael.

Todos los días, una persona lo cuida de 9 a.m. a 3 p.m., mientras el matrimonio Ruiz trabaja en un servicio de limpieza de casas y la hija menor asiste a la escuela intermedia.

A a las 3 p.m., la familia ya está de vuelta a casa, y toda la atención recae en Michael Angelo.

Al igual que muchos otros pacientes con parálisis cerebral, la vida de Michael Angelo está limitada a una cama o a una silla de ruedas. Pasa gran parte del tiempo mirando programas de Barney, Sesame Street (le encanta Elmo, dice su madre), y los juegos de bésibol de los Marlins.

“Hay algo en el béisbol que le fascina. Ahora que la temporada terminó, extraña los partidos, pero su padre le grabó varios para que los mire”, dijo Ruiz.

Otro de los pequeños placeres que disfruta el niño incapacitado es acompañar a la familia en viajes en el automóvil para hacer compras, ir a los centros comerciales o a las visitas a su médico.

Sin embargo, a Michael Angelo le hace falta otra silla especial que le sostenga con firmeza la cabeza. Sin esa silla, el chico tiene que quedarse en la casa.

“El cuerpo de mi hijo es como el de un bebé; no puede mantener parada la cabeza. La silla especial lo ayuda a aguantar el cuerpo”, dijo su madre.

La silla original que tenía la donó una persona que lo estuvo cuidando, pero en estos momentos sus padres no pueden comprar una que la sustituya. Este tipo de silla se compra mediante una orden especial y cuesta alrededor de $800, más de lo que recibe mensualmente Michael en un cheque por incapacidad.

“Su familia necesita la silla para llevar a Michael Angelo a las consultas con el médico”, dijo Marielena Sandigo, consejera de Servicios Médicos del Children’s Hospital, que asiste a la familia.

Los Ruiz esperan que los lectores de Wish Book puedan ayudarlos. “Conseguir esta silla para él sería una verdadera bendición”, dijo su madre.

Ruiz dijo que trata de atender a su hijo como el adolescente que es.

“Me gusta vestirlo como un muchacho de 16 años y cortarle el cabello al estilo moderno para que se parezca a los otros chicos de su edad. Hace poco decoramos su cuarto con un diseño de carros”, dijo.

Ruiz dijo que faltó poco para que su hijo no llegara a nacer con vida. Dijo que tuvo un embarazo normal, pero problemas a la hora de dar a luz la obligaron a que se le hiciera una cesárea de emergencia. “Después de haber nacido estuvo muerto durante varios minutos hasta que pudieron revivirlo, pero ya era demasiado tarde. El cerebro quedó sin oxígeno”, dijo Ruiz.

Ruiz dijo que a su esposo le costó mucho tiempo aceptar que el estado de su hijo era algo permanente.

“Cuando salimos del hospital, los médicos nos dijeron que le haría falta necesidades especiales, pero tuve la esperanza de que iba a mejorar a medida que se hiciera mayor”, dijo Ruiz. “Pero el tiempo ha pasado, y ahora tenemos que aceptar que siempre estará así”.

Cómo ayudar

Este año Wish Book trata de ayudar a cientos de familias necesitadas.

Para hacer una donación, puede pagar con seguridad en MiamiHerald.com/wishbook.

Para donar a través del teléfono celular, escriba WISH to 41444.

Para más información, puede llamar al teléfono 305-376-2906 o enviar un correo electónico a [email protected]

Los artículos más solicitados son: laptops y tabletas para la escuela, muebles, furgonetas accesibles.

Lea más en elnuevoherald.com/vivir-mejor/wish-book-es/

How to help

Wish Book is trying to help hundreds of families in need this year.

? To donate, pay securely at MiamiHerald.com/wishbook

? To give via your mobile phone, text WISH to 41444

? For information, call or email [email protected]

? Most requested items: laptops and tablets for school, furniture, accessible vans

Read more at Miami Herald.com/wishbook

©2014 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC

Copyright © 2018 The Washington Times, LLC.

The Washington Times Comment Policy

The Washington Times is switching its third-party commenting system from Disqus to Spot.IM. You will need to either create an account with Spot.im or if you wish to use your Disqus account look under the Conversation for the link "Have a Disqus Account?". Please read our Comment Policy before commenting.

 

Click to Read More

Click to Hide