- Associated Press - Saturday, December 20, 2014

¿Se convertirá Cuba en el próximo destino turístico de América Latina?

No de inmediato, según han dicho expertos de la industria de viajes, aunque varios grupos turísticos que funcionan legalmente en el país ya informan de un formidable aumento en los viajes a la isla tras el anuncio que el presidente Barack Obama hizo el miércoles de que el gobierno de EEUU le facilitará a los norteamericanos que visiten Cuba.

Varias compañías que tienen permiso para llevar a Cuba a norteamericanos bajo las restricciones actuales - sólo se le permite visitar a 12 categorías de personas- le aconsejaron a los viajeros que hagan sus planes más temprano que tarde para de este modo poder experimentar el encanto del viejo mundo que tiene Cuba antes que las inversiones y un aumento del turismo le cambie la personalidad al país.

“Visite Cuba en el 2015 antes que lleguen las multitudes”, decía un anuncio de Travelzoo que promueve un paquete de ocho noches a la isla a razón de $2,999 por persona.

Road Scholar, un programa de viajes educacionales sin fines de lucro, dijo que los viajes a Cuba ya estaban vendidos para enero y febrero antes del anuncio.

“Con la noticia, automáticamente hubo un salto en las ventas”, dijo JoAnn Bell, vicepresidenta del programa. “Ayer fue un día en que tuvimos enormes ventas”.

Bell dijo que el grupo inmediatamente llamó a su fiema de viajes para incrementar la capacidad en abril y mayo, basándose en la cantidad de llamadas que se recibieron al conocerse la noticia.

“Me parece que si alguien quiere ver cómo era Cuba, tendrá que ir el año que viene o el siguiente”, dijo Bell.

Vivian Mannerud, presidenta de Airline Brokers, dijo que la nueva política y el aumento de los viajes de norteamericanos a Cuba también podría cambiar drásticamente los negocios que los llevan a la isla.

El comercio legal de muchos artículos que los incipientes empresarios cubanos usan en sus pequeños negocios igualmente podrían aumentar la demanda de carga que llevan las naves aéreas.

En la actualidad, varias companías pequeñas compiten enconadamente por el negocio de vuelos fletados entre Cuba y Estados Unidos y el recorte de los precios se ha vuelto algo frecuente desde el año pasado.

Las compañías de vuelos fletados a menudo alquilan los aviones fuera de servicio de aerolíneas comerciales estadounidenses, en tanto naves que pertenecen a importantes aerolíneas vuelan a Cuba todos los días bajo estos arreglos de arrendamiento.

Aunque en el 2011 el gobierno de Obama amplió el número de ciudades autorizadas a servir como puerta de salida a Cuba de tres a 15 ciudades, en realidad practicamente todos los negocios se concentran en Miami.

“Creo que estamos viendo el principio del fin del actual negocio de los vuelos fletados”, dijo Mannerud.

Mannerud dijo que aerolíneas como Delta y American ya tienen licencias, lo que les permite iniciar su propio servicio de vuelos fletados a Cuba. Desde hace años tienen las licencias pero habían decidido no usarlas.

“Veremos a las grandes aerolíneas empezar a viajar a Cuba”, agregó Mannerud.

Sin embargo, no todo el mundo está de acuerdo. Bill Hauf, presidente y propietario de Island Travel and Tours, que realiza semanalmente seis vuelos fletados de Miami a Cuba, dijo: “Estas compañías deberán volar durante muchos años”.

Aunque la Oficina de Control de Activos Extranjeros está todavía en el proceso de redactar las nuevas regulaciones de viajes que abarca el anuncio del presidente Obama, Hauf dijo que piensa que entregará licencias a las empresas de viajes personales y darle a los norteamericanos más libertad para planear sus propios itinerarios a Cuba.

Las compañías que promueven los viajes personales a menudo cobran un precio alto por viajes que se supone promuevan interacciones con el pueblo cubano y sean viajes importantes, en vez de viajes de placer o por las fiestas navideñas.

Si bien algunas de las aerolíneas comerciales tienen licencias para vuelos fletados, “no las han utilizado porque ese tipo de negocio no es realmente lo que quieren hacer”, dijo Hauf.

Pedro Freyre, abogado internacional que trabaja en el bufete Akerman, dijo que hasta la fecha a las aerolíneas comerciales no les ha parecido “particularmente atractivo el negocio de los vuelos fletados”.

Freyre, sin embargo, dijo que cuando se renueven las relaciones diplomáticas entre los dos países, ello podría dar “una cobertura política y una comodidad política a las aerolíneas y entonces no considerarían que el negocio corre ningún riesgo”.

Las aerolíneas comerciales también tendrían que asegurar los derechos de aterrizaje por parte del gobierno cubano antes de iniciar los vuelos fletados.

En ese sentido, las actuales compañías cubanas de vuelos fletados podrían tener una ventaja sobre las aerolíneas comerciales. “Las compañías que funcionan en la actualidad conocen el mercado y a los cubanos, además de que ya tienen los permisos”, dijo Freyre. “Creo que el aumento de los negocios para las firmas de vuelos fletados es oro molido” en la nueva política sobre Cuba del gobierno de Obama.

©2014 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC

Copyright © 2018 The Washington Times, LLC.

The Washington Times Comment Policy

The Washington Times is switching its third-party commenting system from Disqus to Spot.IM. You will need to either create an account with Spot.im or if you wish to use your Disqus account look under the Conversation for the link "Have a Disqus Account?". Please read our Comment Policy before commenting.

 

Click to Read More

Click to Hide