- Associated Press - Tuesday, December 9, 2014

Armando Montes de Oca se levanta todos los días a las 5 a.m. para pasear a su perro Moti, un shih tzu que, según cuenta su familia, es su adoración. Después va a trabajar a Goodwill Industries of South Florida, donde ya lleva 14 años en el Programa de empleo para adultos con discapacidad. Sin embargo, Armando no puede enfrentar presiones, todo lo tiene que hacer muy despacio, pero aun así no pierde el interés por hacerlo.

Armando, de 37 años, nació con craniosynostosis, que es el cierre precoz de la fontanela o mollera, lo que le produjo lesiones cerebrales. En Cuba fue muy difícil para su familia encontrar una escuela que ofreciera una educación adecuada para que pudiera avanzar. Cuando era adolescente, un día Armando dejó de hablar y hasta hoy no ha vuelto a hacerlo. Por esa misma temporada, comenzó a padecer ataques de epilepsia y los médicos lograron controlárselos con medicamentos. Hasta febrero de este año, cuando volvió a sufrir un fuerte ataque que le hizo perder el conocimiento.

“Se empeña en usar la camisa del mismo azul de la de los consejeros [de Goodwill]. Quiere imitarlos en todo, por eso lleva un portafolio lleno de papeles, como ellos”, cuenta su mamá, Juana María Montes de Oca, quien vivió uno de los momentos más felices de su vida cuando vio a Armando con toga y birrete en la graduación de la escuela secundaria, South Development Center, de enseñanza especial.

“Nunca me pude imaginar que mi hijo fuera a desfilar en un anfiteatro con una bandera cubana y una americana. Aquello fue un honor muy grande”, recordó Juana María, quien ese día quizás sintió que había valido la pena todo el esfuerzo que la familia hizo para llegar a Estados Unidos.

“Siempre fue un niño muy alegre, jugaba con sus primos, hablaba con ellos, con las personas cercanas”, cuenta Juana María, que recibió un gran impulso de su hija mayor, Janet, para traer a Armando a este país. Ella fue la que insistió en que si el joven seguía en la isla pasaría todo el tiempo dándose sillón, aislado en su mundo y sin relacionarse con nadie.

Sin embargo, la travesía para la familia no fue fácil. Armando padre se lanzó en balsa en diciembre de 1993. Pero Juana María y Armandito, que ya tenían listos los visados para viajar a este país, no pudieron hacerlo hasta unos meses después; el gobierno cubano los retuvo porque quería asegurarse de que Armando padre, que trabajaba como analista de sistema en la Compañía de Electricidad, no hubiera tomado ningún documento confidencial. Por su parte, la hija mayor no pudo reunirse con ellos hasta 14 años después.

En este país Armando ha tenido acceso a evaluaciones, atención médica y educación especial. Juana María recuerda como una etapa muy bonita aquella en que su hijo, en la escuela secundaria, trabajaba en un huerto, aprendía sobre la tierra y todos los viernes venía con una bolsa llena de hortalizas que ellos mismos habían cultivado.

En una visita a Marian Center School, una escuela especial católica, con motivo del 25 aniversario de la fundación de la institución, Armando conoció al congresista Mario Díaz Balart, y gracias a una gestión conjunta, pudo comenzar a trabajar en Goodwill.

“Armando ya se hizo ciudadano norteamericano, vive orgulloso de estar en este país. El otro día, alguien le preguntó que si nació en Cuba. El siempre dice que no”, cuenta Juana María, añadiendo que entonces le tiene que recordar que nació en Placetas, en la provincia de Santa Clara.

Aunque la familia, que reside en Westchester, hace todo lo posible por mantener la estabilidad de Armando, la crisis economica provocó que perdieran su automóvil y un pequeño negocio, una tienda de ropas, que tenían en Coral Way. Hoy Armando padre está sin trabajo y Juana María se dedica a limpiar casas.

“Cuando perdimos todo, dije, ‘Señor, ponme en el camino aunque sea vender guayabas, para mantener el techo de mi hijo, y que tenga un lugar donde sentarse’”, comenta Juana María, que en Cuba estudió filología con mucho esfuerzo en el curso nocturno y trabajó durante varias décadas en la oficina de asuntos estudiantiles de la Facultad de Artes y Letras de la Universidad de La Habana.

A Armando le encantan los animales y la música. Esta última es su pasión desde que en Cuba escuchaba, con una precaria grabadora de casettes, las canciones del astro mexicano Juan Gabriel. Hoy está en un grupo de oración juvenil que se reúne en St. Agatha Catholic Church.

“Tienen un grupo musical. El es el primero en llegar, toca el micrófono, y con una naturalidad muy grande, mueve los labios. Tengo que aceptar que cante en silencio”, dice Juana María, confirmando lo que han dicho los colegas de Armando del Goodwill que lo han nominado para el Wish Book. A él le encantaría un equipo de música o una tableta para estar conectado con el mundo, para mirar las revistas que le gustan.

“Armando es una persona respetuosa y de muy buen carácter, con gran sentido de la responsabilidad y, por ello, no le gusta faltar a su trabajo”, dijo Silvia Riorda, directora de programas vocacionales del Goodwill.

“El trabajo que hacen los ayuda a desarrollar destrezas manuales, y se les paga por pieza”, añadió Riorda, explicando que cada persona en este programa de entrenamiento tiene un supervisor de producción y un consejero, un psicólogo que observa su comportamiento.

Cómo ayudar

Este año Wish Book está tratando de ayudar a cientos de familias necesitadas.

Para donar, haga su donación de una forma segura en MiamiHerald.com/wishbook

Si quiere donar a través de su celular, envíe un ‘text’ con la palabra WISH al 41444

Información, llame ( o envíe un correo electrónico a [email protected]

Artículos que se necesitan laptops y tabletas para utilizar en la escuela, muebles, camión para impedidos (accessible vans)

Busque más información en Miami Herald.com/wishbook

©2014 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC

Copyright © 2018 The Washington Times, LLC.

The Washington Times Comment Policy

The Washington Times is switching its third-party commenting system from Disqus to Spot.IM. You will need to either create an account with Spot.im or if you wish to use your Disqus account look under the Conversation for the link "Have a Disqus Account?". Please read our Comment Policy before commenting.

 

Click to Read More

Click to Hide