- Associated Press - Friday, November 21, 2014

Una enfermedad vinculada a la caña de azúcar, que había desaparecido casi por completo hace 40 años, ha reaparecido de repente, convirtiéndose en el primer virus en el estado en atacar el césped y a los cuidados jardines del sur de la Florida.

Los científicos no saben por qué la enfermedad ha mutado de pronto y ha comenzado a propagarse en los condados Palm Beach y Pinellas. Hasta ahora no hay cómo detenerla, salvo utilizar equipos para limpiar jardines o sustituir el césped con variedades que resisten más, dijo Phil Harmon, patólogo de plantas del Instituto de Alimentos y Ciencias Agrícolas de la Universidad de la Florida (UF).

“En estos momentos no sabemos cuál será el resultado, de modo que estamos previniendo y tratando de que la población sepa qué está ocurriendo”, dijo Harmon.

El llamado virus mosaico de la caña de azúcar (Sugarcane Mosaic Virus), la enfermedad apareció por primera vez en la caña de azúcar y la hierba que crecía en los cañaverales en los años 60, dijo Harmon. Para controlar la enfermedad, los agricultores crearon un tipo de caña de azúcar resistente. El virus virtualmente desapareció, y sólo apareció de forma esporádica en hierbas cerca de cañaverales, causando únicamente que se marchitara.

Sin embargo, en 2013 algo cambió, dijo Harmon. Los céspedes con la popular grama llamada Floratam St. Augustine, la variedad que más frecuentemente se usa en jardinería, comenzaron a secarse.

“El virus de alguna manera se adaptó para matar a esta variedad de grama”, dijo Harmon.

Cuando el césped comenzó a secarse en una zona de Boynton Beach el otoño pasado, Greg Russell, supervisor de terrenos de Hometown Pest Control, dio por sentado que un hongo era el culpable y utilizó un fungicida. El tratamiento no funcionó. En la primavera y el verano, el césped volvió a cobrar vida, dijo Russell, pero de nuevo este otoño comenzó a morir; y las partes enfermas se propagaron.

Un rápido examen confirmó la causa: el virus mosaico, el cual ya ha alcanzado unos 150 espacios cubiertos de césped, dijo Russell.

“No importa qué hayamos hecho, no hemos podido lograr nada”, dijo el especialista. “Hay que esperar aunque sé que es difícil aceptar una respuesta así”.

Los científicos no saben qué provoca que el virus se propague, dijo Harmon. El césped puede volver a florecer, pero lleva el virus y es muy probable que vuelva a secarse en septiembre u octubre, cuando las condiciones para que afloren los síntomas son favorables.

Además de la caña de azúcar, la enfermedad ha afectado el maíz, el sorgo y otras plantas, señaló Harmon.

Los científicos esperan determinar “si la enfermedad se está propagando más de lo que creíamos”, dijo Harmon. “Nuestra mayor preocupación es que se propague como ocurrió en los años 60. No sabemos qué va a pasar después, pero nos gustaría poder manejar mejor el virus y nos ayudaría mucho si el público nos envía muestras”.

©2014 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC

Copyright © 2018 The Washington Times, LLC.

The Washington Times Comment Policy

The Washington Times is switching its third-party commenting system from Disqus to Spot.IM. You will need to either create an account with Spot.im or if you wish to use your Disqus account look under the Conversation for the link "Have a Disqus Account?". Please read our Comment Policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide