- Associated Press - Saturday, November 22, 2014

Docenas de familias del sur de la Florida se reunieron el viernes por la mañana en el Miami Children’s Museum para cambiar la vida de un niño y brindarle un hogar permanente.

Las familias adoptaron a 43 niños durante un evento del Día Nacional de la Adopción en el museo, administrado por Our Kids of Miami-Dade/Monroe y el Departamento de Niños y Familias de la Florida. Las familias habían tenido anteriormente a los niños bajo custodia estatal.

“Aunque es toda una travesía llegar aquí, la adopción no es más que el comienzo”, dijo Denise Sasiain, una de las madres que adoptó el viernes a un niñito. “Una está impaciente para hacer suyo a ese niño”.

Sasiain y su esposo, Pierre, empezaron a atender niños bajo custodia estatal hace unos cinco años. Ellos tienen cuatro hijos, incluyendo ahora a Jacob, de 8 meses, quien fue encontrado acabado de nacer en un carrito de compras. El viernes, en uno de los juzgados improvisados en el estudio de arte del museo, un juez y magistrado hizo a Jacob miembro oficial de la familia.

“Bueno, teníamos un espacio adicional en nuestro van”, bromeó Pierre Sasiain. El trabaja para PSAV, una compañía audiovisual, y su esposa, quien trabajaba como contadora pública certificada, cuida a sus hijos.

Sus demás hijos - Isabella, de 5 años, Xavier, de 3, y Daniella, de 2 - fueron todos recogidos por los Sasiains como niños bajo custodia estatal. Los Sasiain, quienes están ahora entre los 40 y 50 años, sabían que querían adoptar niños, pero decidieron empezar a cuidar niños bajo custodia estatal para ayudar a hacer la diferencia. Apenas un mes después de hacerse custodios estatales con licencia, se conectaron con Isabella, cuya madre padecía de esquizofrenia.

“Ella sabe que algunos bebés crecen en la barriguita, pero ella creció en nuestros corazones”, dijo Denise Sasiain.

Luego empezaron a cuidar de la medio hermana de Isabella, Daniella, y de Xavier, a quien recibieron con una lesión cerebral, costillas rotas y marcas de mordidas por todo el cuerpo, dijo Denise Sasiain.

El promedio de tiempo que un niño pasa en custodia estatal antes de estar disponible para su adopción es de alrededor de dos años, el cual es el plazo que los tribunales fijan para reunir al niño o la niña con su familia biológica antes de tomar una decisión sobre su futuro. Luego de cierto tiempo, si el niño no puede regresar con su familia, los derechos de sus padres son abolidos, dijo Sonia Díaz, vocera de Our Kids of Miami-Dade/Monroe, una organización sin ánimo de lucro que brinda abrigo a niños abusados, desatendidos o abandonados a través de la adopción y custodia estatal. Luego, los niños están disponibles para la adopción.

En el evento del viernes, el niño más pequeño adoptado tenía 4 meses, el mayor 17 años.

Tim Stevens, marine retirado, y su esposa Kelly, adoptaron su cuarto niño con síndrome de Down.

Los Stevens tienen tres hijos ya crecidos, pero decidieron adoptar a niños con síndrome de Down luego que aprendieron a lidiar con esa condición con su hijo de 25 años, Jeremiah.

Desde entonces, el matrimonio, que se mudó al sur de la Florida hace cosa de un año, ha adoptado a Shawnee, de 18 años, Lyndsy, de 17, y Keanu, de 16. El nuevo miembro de la familia, Marc, tiene 13.

“Nuestra mayor recompensa es brindar un hogar a alguien que de otro modo no lo tendría”, dijo Tim Stevens.

El Día Nacional de la Adopción, que cumple ahora su 15to aniversario, es un esfuerzo nacional para promover la conciencia de los 100,000 niños bajo custodia estatal en todo el país que están esperando tener un hogar permanente. El día como tal es el sábado.

Hay alrededor de 4,100 niños bajo custodia estatal en los condados Miami-Dade y Monroe, dijo Díaz. El evento del museo, auspiciado por The Children’s Trust, es una de las campañas de adopción mayores del país.

Cada niño recibió un osito de peluche para llevar a casa. Mientras las familias esperaban su turno en uno de los juzgados improvisados, los niños recibían pintura facial y jugaban en el museo.

En el pequeño supermercado, Jonathan Borghi de Cutler Bay jugaba con su hijo Marcus, a quien tiene bajo custodia estatal desde que tenía 10 días de nacido. Borghi tuvo que esperar mucho tiempo para adoptar a Marcus, quien cumple 5 años en diciembre. Primero, tuvo que esperar que se retiraran los derechos de los padres, y luego pasar por el proceso de adopción que demora dos años.

“Ya esto es permanente”, dijo. “Podemos cambiar su nombre - Marc - a Marcus: ‘Marc’ con nosotros (‘us’)”.

©2014 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC


Copyright © 2018 The Washington Times, LLC.

The Washington Times Comment Policy

The Washington Times welcomes your comments on Spot.im, our third-party provider. Please read our Comment Policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide