- Associated Press - Thursday, November 6, 2014

Dos ex jugadores de football de la Universidad de Miami no cumplirán condenas de cárcel tras acusaciones de haber violado a una estudiante en estado de embriaguez en una habitación del dormitorio estudiantil.

En lugar de eso, los ex-linebackers JaWand Blue y Alexander Figueroa -quienes fueron inmediatamente expulsados del equipo y de la escuela- acordaron el miércoles asistir a clases contra la delincuencia sexual y completar 100 horas de servicio comunitario.

Si ellos completan el programa alternativo previo al juicio para infractores primerizos y mantienen la debida conducta durante nueve meses, la fiscalía retirará los cargos de asalto sexual presentados en su contra.

La razón del acuerdo es que la víctima, quien también era una deportista de la universidad, no quiso pasar por la experiencia “devastadora” de testificar, dijo al juez el miércoles la fiscal Laura Adams.

“La víctima en este caso, aunque nunca se ha desviado de su insistencia en que los acusados la asaltaron sexualmente en contra de su voluntad, no considera que sea lo mejor para ella tener que someterse a este tipo de interrogatorio [y] preguntas cruzadas que en esencia representarían un ataque a su personalidad, de llevar el caso a juicio”, escribió Adams en un memorándum final sobre el caso. “Ella quería dejar todo esto atrás y concentrarse en su vida como estudiante y atleta universitaria”.



La resolución del caso tiene lugar en medio de un renovado escrutinio nacional sobre las violaciones en los recintos universitarios de todo el país, y la dificultad de llevar esos casos a juicio.

En uno de los casos más notorios vinculados a un deportista, la fiscalía de Tallahassee decidió el año pasado no encausar al quarterback estrella de la Universidad Estatal de la Florida Jameis Winston, diciendo que no podían probar suficientemente las alegaciones de que había violado a una estudiante durante un encuentro en el recinto escolar.

Los hechos en el caso de la Universidad de Miami resultaron en arrestos.

La policía de Coral Gables arrestó en julio a Blue y Figueroa luego que la chica dijo a detectives que los linebackers la asaltaron en una habitación del dormitorio estudiantil luego de pasar la noche beb iendo.

Según el memo recién de la fiscal estatal recién dado a conocer , la chica asistió a una reunión con varios deportistas de la escuela, entre ellos Blue y Figueroa, en University Village. “En esa reunión se sirvieron bebidas alcohólicas, a pesar del hecho de que la mayoría de los estudiantes eran menores de edad”, afirmó el memo.

Más tarde, fueron a parar a Mr. Moe’s, un bar de Coconut Grove popular entre los estudiantes donde también se les sirvieron bebidas alcohólicas a pesar de su edad. Ella había bebido tanto “que se sintió enferma”, según el memo.

Los tres fueron dejados más tarde en el dormitorio estudiantil, donde ella perdió el conocimiento en la habitación de Figueroa. Ella recordó que se despertó cuando los hombres estaban asaltándola, y que siguieron haciéndolo aunque ella les pidió que pararan, escribió Adams.

Los ex jugadores de football insistieron luego que el sexo había sido consensual.

Las chicas se ven en estos casos “en un verdadero círculo vicioso”, escribió Adams. “Por un lado, ella estaba demasiado embriagada para dar su consentimiento a sabiendas, voluntaria e inteligentemente a tener sexo con los infractores, pero, debido a su estado de embriaguez, no puede recordar los detalles exactos de lo ocurrido o explicar con claridad por qué [o] cómo no dio su consentimiento”.

Con la esperanza de evitar los ataques a su personalidad en el juicio por parte de la defensa, la joven se decidió por el programa alternativo previo al juicio.

Figueroa y Blue tendrán que acordar no matricularse de nuevo en la universidad, y nunca podrán regresar al recinto escolar.

“Al hacer eso, ella tiene la esperanza de no volver a encontrarse con ellos mientras estudia en la universidad, y tiene además la esperanza que, al obligarlos a tomar un programa en contra de la delincuencia sexual, ellos comprendan mejor los límites de la conducta sexual apropiada y nunca más vuelvan a hacer esto a otra chica”, escribió Adams.

Blue, ex recluta de tres estrellas de West Boca Raton High, jugó en dos juegos en la temporada pasada y registró un tackle. El terminó la primavera como el linebacker medio emergente después de Denzel Perryman.

Figueroa, cuyos padres son militares de Virginia, jugó en nueve juegos la temporada pasada e hizo dos carreras con 17 tackles. El terminó la primavera como linebacker externo junto a Thurston Armbrister.

©2014 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by MCT Information Services

Sign up for Daily Newsletters

Manage Newsletters

Copyright © 2019 The Washington Times, LLC.

Please read our comment policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide