- Associated Press - Friday, October 10, 2014

El demócrata Charlie Crist tiene una ventaja considerable de 53-29 por ciento entre los votantes hispanos sobre el gobernador Rick Scott, de acuerdo con una nueva encuesta que indica que a este segmento del electorado –que además es el de más rápido crecimiento– no le gusta la posición de los republicanos en lo que se refiere a inmigración, Medicaid y salario mínimo.

Y a pesar del temor de que los votantes hispanos se queden en casa durante esta elección, la encuesta de Latino Decisions (Decisiones Latinas), señala que estos votantes podrían ser una fuerza importante para Crist en las urnas, así como lo fueron para el presidente Obama en el 2012 cuando ganó Florida por poca ventaja.

“Ha habido muchas discusiones entre expertos que indican que los votantes latinos se quedarán en casa este año ya que están desmoralizados por la falta de progreso de la reforma de inmigración”, dijo Mathew McClellan, director ejecutivo del Consejo Nacional de La Raza de Florida, un grupo con tendencia liberal que pagó por la encuesta de 600 votantes hispanos registrados.

“Cuando se les preguntó si la falta de acción sobre inmigración implica que los latinos deberían ir a votar o quedarse en casa”, dijo McClellan señalando la encuesta, “casi ocho veces el número de votantes latinos dijo que es más importante este año de lo que nunca ha sido”.

La encuesta, publicada justo cuando los dos candidatos se enfrentan el viernes en un debate moderado por la cadena Telemundo, es la más reciente señal de buenas noticias para Crist.

El demócrata parece estar ganado terreno sobre Scott y aventaja al republicano en cuatro encuestas de potenciales votantes del estado, que fueron publicadas esta semana. Sin embargo la ventaja de Crist se ubica dentro del margen de error de la de las encuestas lo que quiere decir que la contienda está prácticamente empatada.

Aparte de lo ajustado de los resultados, la encuesta de Latino Decisions/La Raza refuerza la creencia popular sobre la importancia de la inmigración para los votantes hispanos.

Con 22 por ciento, la inmigración va en segundo puesto entre los temas más importantes, superada sólo por la economía (24 por ciento), y está virtualmente empatada con el tema del cuidado de salud (21 por ciento). La creación de más trabajos y el manejo del desempleo van en cuarto lugar con 19 por ciento. El margen de error de la encuesta es de cuatro puntos porcentuales.

Parte de la razón por la cual la inmigración no es de tanta importancia para los hispanos de Florida es que los dos grupos más grandes de hispanos, los cubanos y los puertorriqueños, no son afectados por el problema. Los cubanos obtienen una vía especial hacia la ciudadanía y tocan tierra en los EEUU y los puertorriqueños son ciudadanos de los EEUU.

Pero los hispanos aún son una minoría en Florida, y representan el 14 por ciento de los votantes registrados. También tienden a ser más pobres, con peor seguro y con mayor porcentaje de personas elegibles para Medicaid que los votantes no hispanos. Más de un tercio de los residentes elegibles para Medicaid son hispanos en Florida, un estado con uno de los índices más altos de personas sin seguro

Un tercio de los hispanos encuestados dijeron que ellos o algún miembro de su familia habían estado sin seguro en el último año y cerca de la mitad de los encuestados respondió que conocía a alguien que está enfermo y que no tiene seguro médico.

Inicialmente, Scott hizo un llamado para expandir Medicaid bajo Obamacare, pero se retractó en medio del rechazo de los republicanos. Crist, quien alguna vez criticara Obamacare como republicano, ahora lo apoya como demócrata y ha convertido la expansión de Medicaid en uno de los temas clave de la campaña.

De ser expandido completamente, Medicaid cubriría a hasta 764,000 residentes de la Florida adicionales – incluidos 200,000 hispanos – y el gobierno federal cubriría 90 por ciento del costo. Cuando se les dio esas cifras a los encuestados, el 78 por ciento dijo que Medicaid debería ser expandido; el 17 por ciento dijo que no debería. Sin embargo, la encuesta no preguntó a los participantes acerca de las inquietudes de quienes se oponen a la expansión de Medicaid, como por ejemplo el eventual incremento a los contribuyentes del estado o el peso que recaería sobre un sistema ya sobrecargado.

Con una diferencia de 79-16 por ciento, los hispanos dijeron que el estado debería aprobar una ley que elimine el periodo de espera de cinco años para darles a 25,000 niños que son residentes legales un seguro de salud subsidiado. Además, 66 por ciento de los votantes hispanos dijo que estarían más inclinados a votar por un candidato que apoye la expansión de Medicaid, en comparación con 17 por ciento que dijo que estaría menos dispuesto a votar por un candidato con esa postura.

La encuesta muestra que el 69 por ciento apoyaría a un gobernador que intente usar su autoridad ejecutiva para aprobar una expansión de Medicaid si la Legislatura no actúa. Solo el 27 por ciento se opuso.

Aparte del tema de salud, Crist y Scott también difieren en el tema de aumentar el salario mínimo. Scott, quien una vez dijo que la idea le daba “escalofríos”, se niega ahora a hablar del tema. Crist prometió luchar por ello, lo cual es favorecido por los votantes hispanos con un margen de 64-15 por ciento.

En 2013, Scott vetó una propuesta de ley aprobada sin problemas por la Legislatura y que daba a los indocumentados la oportunidad de pedir licencias de conducir. Esa medida fue apoyada por un margen de 64-32 por ciento.

Scott, quien hizo campaña para una ley de inmigración al estilo de Arizona en el 2010, no hizo mucho al respecto después de ganar el cargo. Y volteó su previa oposición durante este año electoral al aprobar una ley que permite a los niños inmigrantes ilegales que se gradúen de las escuelas secundarias de Florida que reciban tasas de matrículas universitarias como residentes del estado. En el pasado, Crist se opuso a esa legislación y ahora la apoya.

Este año, Scott eligió al primer vicegobernador hispano, Carlos López-Cantera, cubanoamericano que fue tasador de propiedades de Miami-Dade. Crist eligió a su propia figura de Miami-Dade como compañera de campaña: a Annette Taddeo, una colomboamericana que fue presidenta del Partido Demócrata del estado.

Aunque la encuesta indica que los hispanos están animados para votar, las elecciones de 2010 demostraron que las probabilidades son menores de que voten en las elecciones de mediados de término en comparación con los votantes no hispanos blancos y afroamericanos.

Los votantes hispanos con los que más se puede contar: los republicanos, que tienden a ser descendientes de cubanos. Las encuestas a boca de urna muestran que Scott ganó o estuvo a punto de ganar el voto latino en 2010. Pero en 2010, los hispanos apoyaron a Obama en vez de Mitt Romney por un margen de 60-39 por ciento en las encuestas a boca de urna y de 58-40 en una encuesta de Latino Decisions de aquel momento.

A diferencia de en 2010, Scott ha hecho esfuerzos sin precedentes para llegar a los votantes hispanos, para lo cual sacó su primer anuncio de televisión en español en abril.

A pesar del avance de los demócratas en 2012, los votantes hispanos y los activistas de los derechos de los inmigrantes se desilusionado cada vez más con el Presidente Obama, especialmente después de que abandonó un plan para detener o retrasar las deportaciones. Pero los votantes hispanos aún tienden más a culpar a los republicanos en la Cámara por huirle a la reforma de inmigración.

Al preguntársele quién merece más culpa, el 42 por ciento de los votantes dijo que los republicanos de la Cámara, el 32 por ciento dijo que Obama y el 18 por ciento dijo que ambas partes compartían la culpa por igual.

Los hispanos se inclinan más que los no hispanos blancos a ver a Obama de manera favorable y un 40 por ciento dice que los demócratas están haciendo un buen trabajo llegando a la comunidad hispana, mientras que solamente el 23 por ciento dijo lo mismo de los republicanos.

“Los republicanos no han realmente construido ningún puente [entre ellos y la comunidad latina]” dijo la encuestadora de Latino Decisions Sylvia Manzano. “Y en lo que se refiere a muchos temas importantes, simplemente hay una distancia entre lo que los votantes latinos preferirían y lo que son las posiciones de Scott”.

©2014 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by MCT Information Services

Copyright © 2018 The Washington Times, LLC.

The Washington Times Comment Policy

The Washington Times is switching its third-party commenting system from Disqus to Spot.IM. You will need to either create an account with Spot.im or if you wish to use your Disqus account look under the Conversation for the link "Have a Disqus Account?". Please read our Comment Policy before commenting.

 

Click to Read More

Click to Hide