- Associated Press - Friday, October 10, 2014

Las calles de South Beach permanecieron secas esta semana luego que equipos de bombeo impidieron que millones de galones de agua inundaran las calles como lo han hecho en años anteriores.

Mientras la marea más alta de todas comenzó a alzarse el lunes, todos los ojos estaban fijos en la inversión de $15 millones en una nueva infraestructura de drenaje. Las lluvias del lunes se combinaron con la “marea real” para crear breves inundaciones en las calles que fueron drenadas a la Bahía de Biscayne, pero las mareas altas del resto de la semana causaron apenas algún que otro charco alrededor de los desagües, algo muy lejos de las enormes inundaciones de años anteriores con personas vadeando las calles y la carrocería de los autos empapándose de agua salobre.

El agua subió un poco por encima del malecón en Indian Creek y 28 Street, pero no se reportaron problemas significativos de inundación.

De acuerdo con mediciones hechas con la Asociación Nacional del Océano y la Atmósfera (NOAA), las mareas llegaron a su punto más alto a entre 3.3 y 3.5 pies durante la semana. La Playa comienza a inundarse a eso de los 3 pies.

El sistema de bombeo recoge el agua que se alza a través de los desagües pluviales de la ciudad, la pasa por un filtro que se supone que elimine sedimentos y otros cuerpos sólidos y luego la expele por desaguaderos en la Bahía de Biscayne. Los desaguaderos cuentan ahora con válvulas especiales que impiden que el agua regrese al sistema, lo cual fue un problema anteriormente.

Mientras equipos de bombeo tanto permanentes como temporales funcionaban en el área con tendencia a inundarse de South Beach que va desde Sunset Harbor hasta el MacArthur Causeway, políticos y activistas medioambientales se reunieron en la mañana del jueves en el Maurice Gibb Park para verlos funcionar.

El alcalde de Miami Beach Philip Levine dijo que, debido a que se proyecta que el nivel del mar continúe subiendo y que docenas de equipos de bombeo más se instalarán durante los próximos cinco años, un proyecto que costará otros $500 millones, la marea real de este año es sólo es comienzo.

“Nadie en nuestra ciudad va a declarar victoria”, dijo. “Nos sentimos animados por los resultados que hemos conseguido esta semana”.

El senador de la Florida Bill Nelson y el senador de Rhode Island Sheldon Whitehouse, ambos demócratas, aprovecharon la oportunidad para abordar el tema del cambio climático frente a una multitud de reporteros.

“La subida del nivel del mar es una realidad, y el cambio climático es lo que la está causando”, dijo Nelson

El evento del jueves no quedó aislado de las polémicas de la temporada de elecciones. En la tarde del jueves, el grupo de Nelson utilizó la marea real para recaudar fondos para el candidato demócrata a gobernador Charlie Crist y para criticar al titular republicano Rick Scott en un correo electrónico solicitando donaciones de campaña.

Política aparte, investigadores y estudiantes de la Universidad Internacional de la Florida y MAST Academy de FIU tomaron muestras para estudiar el contenido de las aguas que estaban siendo bombeadas hacia la bahía. Ahora que pasa más agua a través del sistema de desagüe pluvial de la ciudad durante ocasiones tales como las mareas reales e incluso fuertes precipitaciones, los científicos quieren saber si se afectará la calidad del agua de la bahía.

Sigue a @joeflech en Twitter.

©2014 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by MCT Information Services

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide