- Associated Press - Saturday, October 18, 2014

A las 5 de la mañana del 6 de enero alguien tocó a la puerta de Josefa Cid, despertando a los cinco miembros de la familia mexicana en Florida City.

“Es la policía”, una de las dos hijas de Cid les dijo a sus padres, Josefa y su esposo Julio César Pérez.

Se negaron a abrir la puerta porque sospechaban que los que tocaban eran agentes de inmigración, que por lo general no llevan órdenes de cateo ni rompen puertas. Cuando los padres indocumentados finalmente salieron de su morada horas más tarde, los agentes de inmigración detuvieron a Julio César y a su hermana.

Julio César fue deportado a México hace 20 días, pero su hermana fue puesta en libertad con un grillete electrónico en el tobillo para monitorear sus movimientos. Su esposa, Josefa, más tarde fue puesta en proceso de deportación, pero no fue detenida.

Activistas que defienden los derechos de los inmigrantes dicen que los arrestos reflejan tácticas más agresivas por parte de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE) en un intento por detener y deportar a un número cada vez mayor de indocumentados clasificados como de alta prioridad por ser infractores de la ley de inmigración, incluyendo criminales convictos o extranjeros que han regresado a Estados Unidos después de haber sido deportados previamente. Julio César estaba en esta última categoría. Su esposa dijo que fue deportado tres veces anteriormente: en los años 2001, 2008 y 2009.

Un nuevo informe publicado este mes por el grupo National Day Laborer Organizing Network o Red Nacional de Jornaleros, dice que ICE está endureciendo sus tácticas quizás en un esfuerzo por detener y deportar a los más inmigrantes indocumentados que sea posible antes de que el presidente Barack Obama firme órdenes ejecutivas diseñadas para legalizar temporalmente a muchos o algunos de los 11 millones de inmigrantes sin papeles en el país.

Titulado Destructive Delay o Demora Destructiva, el informe de 24 páginas, dado a conocer en el sur de la Florida por el grupo de Homestead WeCount!, dice que la decisión de Obama de retrasar más su propuesta de legalización ha hecho posible que ICE detenga y deporte a más indocumentados utilizando las tácticas más agresivas, a pesar de esfuerzos por parte de los activistas para frenar la cooperación entre municipios locales y el ICE sobre los sin papeles.

“Mientras la administración retrasa las reformas a las políticas y procedimientos de inmigración, los que trabajan con las comunidades de inmigrantes han observado un aumento en las tácticas agresivas y una disminución en los métodos de revisión y rendición de cuentas dentro de la agencia”, dice el informe. El informe también señala que como resultado de las nuevas tácticas, ha habido un aumento en el número de los llamados “arrestos colaterales” durante los operativos de ICE dirigidos a detener a extranjeros buscados.

Arrestos colaterales se refiere a los indocumentados a quienes los agentes de inmigración no estaban buscando, pero que se encontraban en la misma residencia del buscado o en las inmediaciones. Mientras que el informe cita casos en todo el país, no incluye ninguno en la Florida. Pero el director ejecutivo de WeCount, Jonathan Fried, dijo que los inmigrantes en la Florida están sufriendo también por las nuevas tácticas.

“ICE también está utilizando tácticas agresivas y de mano dura en el sur de la Florida”, dijo Fried. “Llevan a cabo redadas en casas temprano por la mañana en los barrios de inmigrantes, hacen arrestos colaterales de las personas que encuentran, y muchas veces arrestan a personas que están claramente fuera de las prioridades declaradas de ICE. Actúan sin ningún respeto por la humanidad de las personas”.

A modo de ejemplo, Fried citó el arresto y deportación de Julio César Pérez en Florida City.

ICE, en un comunicado, reconoció un cambio de tácticas, porque algunos gobiernos locales, incluyendo el del Condado Miami-Dade, ahora se niegan a cumplir con solicitudes de ICE para poner bajo detención prolongada sin fianza a inmigrantes indocumentados que han sido arrestados por la policía local. El comunicado también señaló que el rechazo de las órdenes de detención de ICE, los llamados detaniers, “se ha traducido en un aumento en los operativos para encontrar prófugos”.

ICE también apuntó en su comunicado que, independientemente de la cooperación local con las solicitudes de detención, la agencia continuará buscando y arrestando a infractores de las leyes de inmigración. “ICE continúa concentrándose en la aplicación sensata y eficaz de la ley de inmigración enfocado en proteger la seguridad nacional, la seguridad pública, y la seguridad fronteriza”, según el comunicado.

ICE también abordó el tema de los detainers que ya están siendo ignorados en ciertas ciudades donde han tenido éxito los activistas que luchan por interrumpir las labores de la agencia por considerarla onerosa para los indocumentados. “ICE emite detainers contra personas arrestadas por causas penales para asegurar que criminales peligrosos no sean liberados de prisiones o cárceles en nuestras comunidades”, dice el comunicado. “Si bien es cierto que las jurisdicciones no honran las solicitudes de detención de ICE, esto se ha traducido en un aumento de las operaciones contra fugitivos y la agencia se centra , en primer lugar, sobre la detención y deportación de criminales convictos que representan la mayor amenaza para la seguridad pública”.

©2014 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by MCT Information Services


Copyright © 2018 The Washington Times, LLC.

The Washington Times Comment Policy

The Washington Times welcomes your comments on Spot.im, our third-party provider. Please read our Comment Policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide