- Associated Press - Thursday, October 2, 2014

Como lo están aprendiendo muchos graduados universitarios recientes, simplemente devorar libros de texto, estudiar teorías y salir sobresaliente en los exámenes no es garantía alguna de conseguir trabajo.

Los patronos están en busca de algo más que un diploma. Ellos quieren un empleado que pueda empezar a trabajar de inmediato sin necesidad de tomar tiempo para aprender.

Gracias a una subvención gubernamental de casi $10 millones, la Escuela de Arquitectura del Miami Dade College podría convertirse pronto en el punto cero para esos “trabajadores altamente calificados”, un término que utilizan las empresas que sufren de escasez de empleados entrenados.

El nuevo programa de la escuela se propone brindar entrenamiento y educación diseñadas para la industria de la construcción en la Florida y será llevado a cabo con otros tres colleges del estado.

“Esta es una gran oportunidad para la industria, la comunidad y, realmente, para el estado en general”, dijo Lourdes Oroza, presidenta del recinto de Kendall del Miami Dade College.

El impulso que motivó la idea fue simplemente la oferta y la demanda, dijo Oroza.

“Nosotros hacemos esos subsidios en base a las necesidades de la comunidad”, dijo Oroza. “Por lo general se empieza con una conversación: ‘¿qué es lo que necesita la industria?’”

El mundo real se mezclará con el mundo académico en este programa, y expertos de la industria real servirán de profesores y darán sus clases en un sitio de construcción.

El primer paso, dijo Oroza, es desarrollar estándares de la industria y crear certificaciones para el nuevo programa.

“¿Qué necesitan saber las personas que trabajan en la industria de la construcción?”, dijo Oroza.

La longitud de cada ciclo de entrenamiento dependerá del tipo de certificación, las habilidades necesarias para llevar a cabo las tareas particulares y la experiencia en ese campo de cada estudiante, dijo Oroza. Ella agregó que pueden ir “desde unas cuantas semanas hasta uno o dos años”.

Miami Dade College está en conversaciones con asociados potenciales en la industria de la construcción.

Ella espera que el programa comience entre el otoño del 2015 y la primavera del 2016, y estima que entre 500 y 600 estudiantes participarán cada año.

Miami Dade College encabezará un consorcio formado por Polk State College, Santa Fe College y Seminole State College. Valencia College en Orlando recibirá una subvención de $2.5 millones.

Las cinco escuelas de la Florida forman parte de un contingente de casi 270 colegios comunitarios que recibirán $450millones en subsidios de entrenamiento para el trabajo, anunció el lunes la Casa Blanca. Los fondos son parte del programa competitivo de subvenciones Asistencia de Ajuste Profesional a Colegios Comunitarios y Entrenamiento Profesional del Departamento del Trabajo y el Departamento de Educación, el cual está diseñado para asociar a las escuelas con los patronos.

Durante los últimos tres años, la iniciativa del gobierno ha otorgado casi $1,500 millones a instituciones y comunidades de todo el país. Massasoit Community College en Massachusetts y Chippewa Valley Technical College recibieron las mayores subvenciones, de unos $20millones cada una.

La experiencia será diferente de la del típico estudiante universitario.

“Estas no son profesiones”, dijo Oroza. “Estos son oficios altamente calificados”.

Y la necesidad de esos trabajadores es real.

“Desafortunadamente, creo que ha legado tarde”, dijo Mike Neal, presidente ejecutivo de KAST Construction en West Palm Beach. “Ha habido una drástica escasez de trabajadores calificados”.

Se trata de carpinteros, enmarcadores de paneles de drywall, albañiles.

¿Por qué esa escasez?

Luego del colapso del mercado de la vivienda hace más de cinco años, muchos trabajadores se fueron de la Florida en busca de empleo.

La demanda es tal, agregó Neal, que algunas firmas entran en una guerra de ofertas, y los trabajadores de la construcción “se van de un proyecto a otro por 50 centavos más la hora”.

“La economía de la Florida depende mucho de la construcción”, dijo Neal, y agregó que él no esperaba que la demanda disminuyera pronto. “Se ha inyectado mucho trabajo en el mercado demasiado rápido”.

Debido a la escasez de trabajadores, los proyectos se atrasan a menudo.

“Esto se convierte en un enorme problema si el proyecto no puede ser inaugurado en la fecha fijada”, dijo Neal.

©2014 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by MCT Information Services


Copyright © 2018 The Washington Times, LLC.

The Washington Times Comment Policy

The Washington Times welcomes your comments on Spot.im, our third-party provider. Please read our Comment Policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide