- Associated Press - Tuesday, October 28, 2014

Carlos Giménez, alcalde del Condado Miami-Dade, dijo el lunes que “tal vez” cambiaría su afiliación partidista: “Soy un pensador independiente”.

¿Estará a punto de perder el Partido Republicano a su principal funcionario electo en Miami-Dade? El lunes, Giménez dejó entrever que pensaba abandonar su inscripción republicana para poder aspirar a la reelección como independiente.

En una entrevista radial, Giménez confirmó que “podría” cambiar su afiliación partidista. “En estos momentos estoy inscrito como republicano”, dijo en el programa político Gray Zone que trasmite la WZAB-AM (880), una estación de Miami.

Fred Menachem, copresentador del programa, comenzó la conversación preguntándole: “¿Sigue siendo a republicano?”.

Giménez respondió: “Mire, mi posición es una posición no partidista. Y lo que me molesta es que de alguna forma a uno lo etiqueten porque pertenece a un partido.

“Soy un pensador independiente”, continuó diciendo Giménez durante un segmento telefónico con el programa. “Respaldo a demócratas y republicanos. Estoy inscrito como republicano ahora. Pero tomo mi posición como no partidista, muy, muy seriamente”.

Cuando se le preguntó su cambiaría su afiliación partidista Giménez dijo: “Podría hacerlo. Ya lo veremos”.

Sería una deserción de importancia para el Partido Republicano de Miami-Dade, que respaldó la reelección de Giménez en el 2012, aunque no lo hizo en el 2011, cuando Giménez se enfrentó al ex alcalde de Hialeah Julio Robaina, un republicano mucho más activo en el partido. Giménez ha asistido con muy poca frecuencia a la reuniones del partido.

A pesar de que se considera fiscalmente conservador, Giménez es más liberal en política social. Ganó su puesto con la ayuda grupos con tendencias de izquierda como SAVE, la principal organización de derechos de LGBT del condado. El año pasado, Giménez se unió al grupo no partidista, Alcaldes en contra de las Armas Ilegales (Mayors Against Illegal Guns) que fundó Michael Bloomberg, quizás es el más famoso líder municipal independiente y ex alcalde Nueva York.

Giménez podría convertirse tal vez en el más conocido funcionario electo no partidista del condado. El único comisionado de Miami-Dade sin afiliación partidista es Xavier Suárez. El superintendente escolar, Alberto Carvalho -que fue nombrado, no electo-, está también inscrito como independiente.

Cuando aspiró por primera vez a la alcaldía en el 2011, Giménez admitió que no votó por el gobernador republicano Rick Scott en el 2010, sino que lo hizo por la demócrata Alex Sink.

Este año, la afirmación de que Giménez había respaldado públicamente a Scott, que está aspirando a ser reelegido, provocó rumores durante meses. Sin embargo, nunca tuvo lugar, si bien Gimenez fue la figura principal de un evento de recaudaciones de fondos para Scott en marzo.

Los comentarios radiales de Giménez tienen lugar tras una importante derrota republicana en la política del condado luego que la comisionada titular de Miami-Dade Lynda Bell, republicana, perdió su intento de reelección ante la demócrata Daniella Levine Cava. Las oficinas del condado son oficialmente no partidistas, pero la contienda por la comisión se convirtió en una batalla que representaba a ambos partidos.

Giménez se enfrenta a la reelección en el 2016, y ya ha dicho que tratará de obtener un segundo período. Los funcionarios demócratas locales dijeron que la contienda de Levine Cava fue una prueba de que representa un reto para el alcalde.

Mientras acudía a un almuerzo de turismo en la tarde del lunes, Giménez declinó elaborar las declaraciones que hizo por el radio. “No tengo nada que decir”, le dijo a un reportero.

Aunque abandonar su afiliación republicana podría resultarle provechoso con los votantes independientes, no le asegura a Giménez que no termine empatado con un contrincante en la reelección del ala izquierda. Sin una afiliación partidista, Giménez podría también correr el riesgo de quedar empatado con un retador republicano, sobre todo si al partido sigue yéndole bien en las elecciones de medio término de este año. Los demócratas aventajan a los republicanos en casi 15% en Miami-Dade, aunque el partido tiene sólo una ligera ventaja hasta ahora en el número de sus votantes inscritos que han votado antes del Día de Elecciones.

Giménez dejó entrever un cambio de partido una semana después que visitó Washington D.C. para reunirse allí con funcionarios de la Casa Blanca y de la Administración Federal de Tránsito -es decir, con demócratas- para discutir planes de desarrollo económico y proyectos de transporte público. A principios de este año, Giménez contrató a Michael Hernández, que trabajó en campañas demócratas y fue sustituto local durante la reelección de 2012 del presidente Barack Obama, para que ocupara el puesto de jefe de comunicaciones del Ayuntamiento.

Uno de los hijos de Giménez, Carlos J. Giménez, trabaja en Coral Gables con el conocido consultante político demócrata Freddy Balsera. Hernández trabaja también para Balsera Communications.

Nelson Díaz, presidente del Partido Republicano de Miami, dijo que no ha hablado Giménez sobre la partida potencial del alcalde del partido.

“Espero que no lo haga”, dijo Díaz. “Uno puede ser un pensador independiente y a la vez pertenecer a un partido”.

©2014 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by MCT Information Services


Copyright © 2018 The Washington Times, LLC.

The Washington Times Comment Policy

The Washington Times welcomes your comments on Spot.im, our third-party provider. Please read our Comment Policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide