- Associated Press - Tuesday, October 28, 2014

Un robo en un banco en Miami Lakes se vio frustrado el lunes por el más improbable de los personajes: un tristemente célebre policía del Sur de la Florida que ha sido encarcelado y despedido en varias ocasiones.

Germán “GB” Bosque, un ex sargento de la policía de Opa-locka, espera sentencia por la detención ilegal de un hombre que presentó una demanda en su contra.

Durante el curso de los años, Bosque fue expulsado dos veces de la academia de la policía y despedido por otros dos departamentos. Su expediente de asuntos internos contiene más de 40 casos con acusaciones que incluyen golpear a un joven, esconder drogas en su auto patrulla y llamar reportándose enfermo para irse de vacaciones a México.

El lunes, el policía depravado se convirtió en héroe.

El FBI, que está a cargo de la investigación del robo del banco, declinó comentar sobre el atraco o el papel de Bosque en prevenirlo. Una fuente federal del cumplimiento de la ley dijo que Bosque fue testigo del incidente y ayudó a frustralo.

Las acciones de Bosque ocurrieron tres semanas antes de que un jurado de la Corte de Circuito del Condado Miami-Dade lo sentencie después de ser encontrado culpable de detención ilegal de un hombre y ser testigo de una falsificación.

En el 2011, Bosque tuvo un papel protagónico en una investigación del Sarasota Herald-Tribune llamada “Inadecuado para el deber”, que estudió a unidades negligentes de asuntos internos en las agencias de policía y a los poderosos sindicatos policiales que luchan por sus miembros.

Bosque, quien fue despedido del Departamento de Policía de Opa-locka antes del comienzo del juicio, ya no porta un arma de fuego.

Cuando se le preguntó por detalles sobre el robo al banco del lunes, la abogada de Bosque, Jackie Arango, se quedó sorprendida con la noticia y estableció una llamada de conferencia con su cliente.

Bosque dijo que estaba sentado en el escritorio de un director de la sucursal del Banco TD en Miami Lakes, en el 16200 de la Ave. 57 del NW, a las 11:20 a.m., cuando el director se paró con aspecto “nervioso”. Sólo había otro cliente en el banco, dijo Bosque.

“Nos robó, nos robó”, dijo Bosque que oyó decir a uno de los directores.

En este momento, agregó Bosque, “Fui al camión y llamé al 911, mientras mantenía una visual de él. El cruzó la calle hacia otro auto. Alguien lo esperaba”.

El auto se fue y Bosque lo siguió por varias cuadras en Miami Lakes. Agregó que cuando lo vio, la persona que supuestamente robó el banco y usaba una susadera con capucha, se bajó del auto cerca de un Cotsco en el 16580 en la Ave. 59 del NW.

Bosque dijo que siguió observando al hombre hasta que llegó la policía de Miami-Dade y lo detuvo, La policía entregó después al sospechoso a los agentes federales.

Nadie confirmó el lunes la versión de Bosque.

Bosque, de 50 años, espera sentencia de un incidente de agosto del 2011 en el que se le acuso de tomar las cosas en sus manos después que lo llamaron por una disputa de violencia doméstica.

Al llamársele a la escena de una disputa entre un hombre y una mujer sobre el hijo de ambos, se acusó a Bosque de entrar en el auto y tratar de tomar al bebé de las manos del hombre mientras estaba dentro del auto, y a continuación golpear al hombre en la cara.

Cuando el hombre llegó a la estación de policía para presentar una demanda, Bosque supuestamente tomó el celular del hombre, lo lanzó a través de la habitación, empujó al hombre contra la pared y luego lo esposó.

El hombre fue eventualmente dejado en libertad sin haber sido arrestado. La sentencia de Bosque es el 20 de noviembre.

El lunes, Bosque se mostró cooperativo, feliz de dar a los federales su versión como testigo del robo del banco.

“Estás alerta”, dijo Bosque, “y eso está en tu naturaleza”.

©2014 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by MCT Information Services

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide