- Associated Press - Thursday, October 30, 2014

El ex alcalde de Homestead Steven Bateman no pudo evitar que lo declararan un delincuente convicto.

El jueves un juez desestimó un cargo de delito mayor, pero declaró que Bateman era culpable de otra acusación grave por su participación en un trabajo de asesor con una compañía que necesitaba ayuda del gobierno local para un proyecto de construcción. Bateman mantuvo en secreto el empleo.

La decisión de Robert Luck, juez de Circuito de Miami-Dade, tiene lugar cinco semanas después que un jurado halló culpable a Bateman por emplear su influencia como alcalde al tiempo que secretamente estaba en la nómina de la empresa Community Health of South Florida (CHI). El juez también dejó intacta una condena por delito menor cuando Bateman no se inscribió como cabildero del condado.

Bateman, que por el momento seguirá libre bajo fianza, será sentenciado el próximo 19 de diciembre.

“Sigo insistiendo en afirmar que no hice nada malo”, le dijo Bateman a los reporteros tras la audiencia del jueves.

El mes pasado, un jurado de Miami-Dade estuvo en desacuerdo con Bateman, y necesitó apenas tres horas para encontrar al ex alcalde culpable de dos cargos de compensación ilegal, lo cual se considera un delito grave, además de otro cargo de delito menor.

Sin embargo, el juez no determinó de inmediato que Bateman era culpable luego de considerar una petición de la defensa que pedía absolver al ex funcionario por falta de pruebas. A principios de este mes, Luck rechazó una moción separada para desestimar la petición que fue archivada antes que comenzara el juicio.

El caso se ventiló en torno a Bateman, quien era propietario de una firma de construcción, y solicitó un empleo que pagaba un salario de $125 la hora como “consultante” para CHI.

En aquel momento, CHI planeaba construir un nuevo Centro Infantil de Crisis en el downtown de Homestead, pero el proyecto se demoró debido a la falta de conexiones con una bomba del alcantarillado. La ciudad accedió a construir una estación de bombeo más grande, pero funcionarios del Condado Miami-Dade detuvieron el proyecto tras expresar sus preocupaciones sobre el diseño de la instalación.

Los abogados de la defensa insistieron en afirmar que el empleo de Bateman era legítimo y completamente aparte de sus responsabilidades como alcalde.

En el primer cargo de delito mayor, el juez Luck determinó que los fiscales nunca llegaron a presentar suficientes evidencias de que Bateman “intentara hacer algo corrupto” cuando en un principio aceptó el trabajo porque ya la ciudad había accedido a construir la estación de bombeo.

“No hay ninguna evidencia de que Bateman fuera a vender su voto, así como tampoco que obligaría al personal de la ciudad a aprobar la estación de bombeo”, escribió Luck en una orden de 26 páginas.

Sin embargo, Bateman cruzó la línea que divide el bien del mal cuando aprovechó su puesto para tratar de que funcionarios del condado apuraran su aprobación de la estación de bombeo, determinó el juez.

El punto focal del caso de la fiscalía fue una reunión celebrada en febrero del 2013 en la cual Bateman, actuando en calidad de alcalde, se reunió con el alcalde del Condado Miami-Dade Carlos Giménez y con comisionados condales para darle un empujón al asunto de la la estación de bombeo. En dicha reunión, Bateman nunca reveló que pertenecía a la nómina de CHI, y posteriormente Bateman le envió a la compañía una factura por su participación en las conversaciones en el Ayuntamiento.

Bateman, de 59 años, fue arrestado en agosto del 2013 en momentos en que aspiraba a ser reelegido, en medio de una campaña que a la larga terminó perdiendo.

La decisión del jueves tiene lugar pocos días después que la Comisión de Ética de Miami-Dade dio a conocer cientos de páginas de documentos donde se muestra que Bateman y su ex esposa, en los últimos años, recibieron pagos por más de $200,000 de compañías que habían sometido proyectos de negocios ante la ciudad.

Bateman no fue acusado en dichos casos, y el jueves, insistió que la historia que publicó el Miami Herald sobre las alegaciones fue “totalmente mal escrita”.

©2014 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by MCT Information Services

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide