- Associated Press - Monday, September 29, 2014

Hay muchas cosas torcidas sobre Jimmy Sabatino, pero un ojo extraviado ya no es una de ellas.

El delincuente de carrera -Sabatino, de 37 años, ha pasado casi toda su vida adulta tras las rejas por haber cometido estafas y otros delitos desde Miami hasta Londres- afirma que la última trastada que hizo la pagaron los contribuyentes del Condado Miami-Dade.

Cuando estaba detenido en una penitenciaría de Miami-Dade, Sabatino fue sometido el pasado 28 de agosto a una operación quirúrgica en el Instituto de la Vista Bascom Palmer para repararle un ojo extraviado que lo ha molestado desde su juventud.

“Ya no soy bizco”, dijo Sabatino en una llamada al Miami Herald desde el Centro de Detenciones Turner Guilford Knight (TGK).

Sabatino, que será sentenciado el martes por robo y fraude que cometió el año pasado, contó con diversión e incredulidad cómo se las arregló para entrar en el salón de operaciones para lo que se considera un procedimiento cosmético.

“No paraba de decirles que tenía unos terribles dolores de cabeza, y quería ver cómo me los podían quitar”, dijo Sabatino de sus visitas a la clínica de Servicios de Salud. “Lo siguiente que pasó fue que se aprobó la cirugía”.

Sabatino dijo que el costo del procedimiento, además de las consultas antes y después de la cirugía, sumó en total $247,000, aunque no dio ninguna documentación de las facturas y con frecuencia es exagerado o, hay que decirlo, inventa cosas. Sabatino dijo que esa cifra no incluye los muchos días de tratamiento que recibió, durante los cuales tuvo que ser observado por un equipo de guardias de vigilancia las 24 horas del día. Sabatino dijo que la jueza que presidió su caso, Ariana Fajardo, “estalló” de ira durante una audiencia este mes a cuando supo el tamaño de la factura médica de Sabatino que deberán pagar los contribuyentes.

La cirugía de Sabatino fue catalogada médicamente necesaria, según Ed Griffith, portavoz de la Fiscalía Estatal de Miami-Dade.

“Los médicos nos dijeron que él necesitaba esta cirugía”, señaló Griffith. “No íbamos a discutir con ellos cuando nos dijeron que era un procedimiento médico que le hacía falta”.

El Departamento Penitenciario de Miami-Dade envió las preguntas sobre el tratamiento médico a Sabatino al Sistema de Salud Jackson, que administra el cuidado a los reos. Un portavoz del Jackson declinó hacer comentarios, tras decir que se trataba de la privacidad del paciente.

El 7 de julio Sabatino le dio un referido médico al Sistema de Salud de la Universidad de Miami (UM) donde se observaba que el problema que tenía en el ojo derecho lo había causado un un accidente cerebrovascular -una apoplejía- en 2013. “Es candidato para una corrección quirúrgica toda vez que repararle el problema del ojo podría aliviarle los dolores de cabeza”, dijo el turno referido.

Culpar a un derrame cerebral en la cárcel el problema del ojo era algo evidentemente falso, ya que cualquiera podría percatarse fácilmente que en todas las fotografías que le tomaron en las distintas cárceles, los dos ojos se veían igual, entre ellas la foto más reciente de su identificación de preso en Miami-Dade. Sabatino era bizco desde niño.

Estrabismo, el término médico con que se define un ojo vago (bizco), por lo general es algo que ocurre durante la infancia, aunque las apoplejías pueden provocar el problema a un adulto. Un oftalmólogo puede corregir el estrabismo ajustando a través de una cirugía el músculo del ojo.

“Podemos volver a colocar el músculo y cambiar posición del ojo”, explicó la Dra. Hilda Capó en un video colgado en su portal de la UM.

Capó, la oftalmólogo del Bascom Palmer que según dijo Sabatino fue quien lo operó, ha realizado investigaciones sobre cirugía de estrabismo en adultos y el uso de suturas ajustables en el procedimiento, que, de acuerdo con Sabatino, fue lo que le hicieron a él.

El alto costo de las facturas médicas de Sabatino, incluyó múltiples CT scans y MRI así como el cuidado de un anestesiólogo, un cardiólogo y un neurólogo. Las páginas de internet que siguen los costos de los procedimiento médicos sitúan el costo de una cirugía de estrabismo en adultos entre $5,000 y $10,000.

La cirugía de estrabismo está aprobada por el Medicare y no se considera un procedimiento cosmético, dijo el Dr. Casey Beal, oftalmólogo de la Universidad de la Florida (UF). “Se trata de una cirugía funcional para mejorar la visión”, dijo.

El año pasado, el Condado Miami-Dade y el Jackson Health accedieron a una lista larga y cara de mejoras en el tratramiento de los reos. El Jackson, que ha gastado $26.1 millones en cuidado de la salud de los presos en el 2014, pronostica un presupuesto de $32.5 millones en dichos costos para el 2015.

“El Departamento de Justicia ha exigido algunos aumentos notables relativos al personal, sobre todo en el cuidado a los pacientes en nuestras cinco del condado”, dijo en julio Mark Knight, principal ejecutivo del Jackson.

La abogada de oficio de Sabatino no quiso hacer comentarios para este artículo. La abogada lo ayudó a que asegurara un acuerdo de culpabilidad que lo enviaría a prisión por una fracción del tiempo que enfrenta por cargos relacionados con una estafa de tres meses a un hotel que orquestó el verano pasado.

El abogado criminalista de Miami Grant Dwyer no representa a Sabatino, pero dijo que han hablado varias veces en la corte y en la cárcel durante el último año. La última vez fue el 16 de septiembre, en la primera comparecencia de Sabatino ante un tribunal después de la operación a la que fue sometido.

“No hay duda que luce mejor de lo que recuerdo”, dijo Dwyer. “Ahora los dos ojos apuntan en la dirección correcta, hacia delante”.

Fue después de haber sido liberado de una cárcel federal en mayo del 2013 que Sabatino perpetró una de sus habituales estafas. Se hizo pasar por un ejecutivo de una firma disquera, alojándose en cuatro hoteles de Miami y Miami Beach y aprovechando su estatus de VIP para gastar casi $600,000 en cuentas sin pagar en suites presidenciales, botellas de Champagne fino y alta cocina.

Como parte del acuerdo de culpabilidad, Sabatino tendrá que pagarle $594,000 a los hoteles. Además, debe enormes cantidades de dinero en varios otros estados y en casos federales que se remontan a 1995. “Van a tener que esperar en la cola”, dijo Sabatino dijo de la posibilidad de que los hoteles puedan algún día recuperar su dinero.

Sabatino tiene fama de ser rápido con sus estafas y engaños, entre ellos un fraude tistemente célebre en el que se hizo pasar por un ejecutivo de Blockbuster y consiguió 262 boletos gratis para el Super Bowl XXIX en Miami que luego vendió por una jugosa suma de dinero.

Aunque reconoce que ha desbancado a hoteles y corporaciones, Sabatino dice seguir enfadado con una acusación de la policía en la que se afirma que estuvo relacionado con una adolescente menor de edad en la época en que fue arrestado el año pasado. “Nunca ocurrió”, dijo Sabatino. Los fiscales parecen estar de acuerdo, ya que retiraron los cargos en su contra por la presunta relación sexual con la menor y posesión de pornografía infantil.

Cuando habla de su liberación proyectada para el 2017, Sabatino dijo que está listo para abandonar las estafas y engaños y echar a andar por el buen camino. Sin embargo, con cinco pies, seis pulgadas de estatura y 300 libras de peso, bromeó y dijo que antes vería si se le permitía someterse a una cirugía bariátrica.

“Honestamente, tengo más confianza en mí ahora” gracias a la corrección del estrabismo, dijo Sabatino. “Solía mirar al piso mucho. Ahora puedo mirar a la gente a la cara, directamente los ojos”.

©2014 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by MCT Information Services

Copyright © 2018 The Washington Times, LLC.

The Washington Times Comment Policy

The Washington Times is switching its third-party commenting system from Disqus to Spot.IM. You will need to either create an account with Spot.im or if you wish to use your Disqus account look under the Conversation for the link "Have a Disqus Account?". Please read our Comment Policy before commenting.

 

Click to Read More

Click to Hide