- Associated Press - Tuesday, September 30, 2014

El mismo día en que Isolina Maroño y el comisionado de Sweetwater Manuel Duasso fueron interceptados por agentes del Buró de Corrupción Pública del condado Miami Dade en un poco conocido caso de recolección de boletas ausentes en abril del 2007, detectives de esa unidad pasaron varias horas realizando videos de vigilancia frente a la vivienda de la madre del entonces alcalde municipal Manny Maroño.

Esos videos, al igual que fotografiás tomadas durante el interrogatorio con los detectives en una esquina de Sweetwater, formaron parte de la evidencia en la pesquisa. Pero los archivos nunca fueron revelados al público, ya que el caso recibió muy poca cobertura de los medios.

La investigación de la unidad anticorrupción determinó que la recolección de boletas ausentes por parte de funcionarios de Sweetwater era una práctica común durante las elecciones. El propio ex alcalde Maroño y el ex jefe de la Policía Roberto Fulgueira ––quienes habían llegado al interrogatorio acompañados de varios agentes–– admitieron a los detectives haber participado o tener conocimiento sobre las actividades, de acuerdo con los reportes de la pesquisa.

Sin embargo nadie recibió una penalidad en el caso – que llegó hasta la fiscalía estatal- ya que en ese entonces no existía castigo en la ordenanza condal que prohíbe la recolección de boletas ausentes. La fiscal asistente Johnette Hardiman cerró el caso en mayo del 2007.

El Nuevo Herald, que publicó un informe sobre ese caso el mes pasado, obtuvo la evidencia recientemente tras un pedido de registros públicos realizado al Departamento de Policía de Miami Dade.

“Debe destacarse que durante todo el tiempo de la parada de tráfico se realizó vigilancia en la casa de Isolina Maroño”, escribió en el reporte la detective Myriam Gordils, quien lideró las indagaciones. “Las unidades de vigilancia pudieron observar numerosos vehículos saliendo y entrando de la residencia con individuos que cargaban bolsas”.

El reporte de la investigación destaca un video de vigilancia en el que aparecen Duasso e Isolina Maroño llegando a la vivienda, aparentemente después de haber sido interrogados. Un poco mas tarde se observa al entonces alcalde Manuel “Manny” Maroño llegar acompañado de un grupo de hombres. Unos segundos más tarde el alcalde parece tratar de correr, y uno de los hombres lo detiene.

Después, Manny Maroño aparece corriendo desde la parte trasera de la vivienda de su madre a la calle y varias personas corren rápidamente detrás de él. Uno de los individuos sube a una camioneta dorada y mientras da marcha atrás, se estrella contra otro vehículo que está estacionado en la calle.

Un rato después el entonces jefe de policía Roberto Fulgueira llega a la casa de Isolina Maroño, y examina los daños al vehículo estacionado. Luego un grupo de personas, entre las que se destacan Duasso, Isolina Maroño y su esposo, y su cuñado Antero Espinosa, ex director de mantenimiento de la Ciudad, aparecen conversando afuera de la casa.

No está claro por qué Manny Maroño se alejó corriendo del lugar y si regresó más tarde.

Si el incidente hubiera ocurrido hoy, Duasso e Isolina Maroño habrían sido acusados de un delito menor, habrían enfrentado casi dos meses de cárcel y una multa de $1,000. Eso fue lo que ocurrió hace dos años en el escandaloso arresto en Hialeah de la boletera Deisy Pentón de Cabrera y de Sergio “El Tío” Robaina.

El sonado caso reveló las tácticas empleadas por las campañas políticas de manera sistemática para que sus candidatos resulten favorecidos con el voto por correo.

En Miami-Dade la ordenanza fue actualizada para incluir una penalidad en el 2012.

Isolina Maroño, quien ahora es comisionada de Sweetwater, rehusó comentar para el informe del Nuevo Herald en agosto y dijo que había olvidado toda la información con respecto al incidente de hace siete años.

Maroño, quien siempre ha negado enfáticamente ser una boletera, trabajó para varias campañas electorales antes y después de haber sido encontrada en posesión de boletas ausentes, según indican registros públicos estatales. Entre el 2004 y el 2012 recibió $14,240 por trabajos de campaña de comisionados condales, el tasador condal, juezas, representantes estatales y del gobernador Rick Scott, en el 2010.

Duasso, por su parte, reconoció que para el momento de la pesquisa en el 2007 la recolección de boletas ausentes era “una práctica común” y dijo que no estaba claro que la actividad era ilegal. El comisionado aseguró que nunca recibió pagos por recolectar boletas ausentes y ayudar a los votantes a sufragar.

La Unidad de Corrupción Pública inició las indagaciones sobre las boletas en Sweetwater, luego de recibir una queja del ex policía municipal Marcos Villanueva, entonces oponente de Manny Maroño en una reñida competencia para la alcaldía. En esas elecciones, Maroño resultó reelegido con una diferencia de menos de 100 votos. En la actualidad, Maroño cumple una sentencia de 40 meses de prisión por un caso separado de corrupción.

Dos días después del interrogatorio durante la parada de tráfico, Fulgueira llamó a una de las detectives que participó en la investigación.

“El jefe Fulgueira dijo que no entendía la posición del Departamento de Elecciones, ya que los residentes de Sweetwater habían hecho lo mismo con las boletas para las elecciones de la fiscalía estatal, en las cuales la fiscal Katherine Fernández-Rundle era candidata, y que la señora Rundle no había visto ningún problema con el manejo de las boletas entonces”.

La fiscalía no hizo comentarios sobre la afirmación de Fulgueira para el reporte de el Nuevo Herald en agosto.

Puede seguir @BrendaMedinar en Twitter.

©2014 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by MCT Information Services


Copyright © 2018 The Washington Times, LLC.

The Washington Times Comment Policy

The Washington Times welcomes your comments on Spot.im, our third-party provider. Please read our Comment Policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide