- Associated Press - Monday, August 10, 2015

Tres residentes del sur de Florida han sido arrestados bajo sospecha de tráfico de Ethylone, una droga de diseño conocida en la calle como Molly, de acuerdo con documentos de la Corte Federal en Miami.

Los acusados – Michael Fernández, Michael Erik Interian y Phylipe Segesmond Raphael – fueron detenidos en junio después que agentes federales les vincularan a dos paquetes que contenían cuatro kilos de Ethylone, según una denuncia penal presentada por un agente especial de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), una unidad de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE).

Ethylone es una de las drogas de diseño que inundan el mercado estadounidense. Algunos de los paquetes que contienen la droga han sido enviados desde China, donde laboratorios ilegales elaboran otras drogas sintéticas ilícitas.

En octubre, un caso en Tampa atrajo atención nacional cuando Donald Reche Caldwell – un ex jugador de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) y de la Universidad de Florida, se declararó culpable de conspiración para poseer con intención de distribuir 1.5 kilos de Ethylone.

Documentos de la corte en el caso del sur de la Florida no muestran ningún vínculo con el caso de Caldwell. La única similitud es que ambos casos comenzaron cuando los investigadores federales interceptaron paquetes que contenían el fármaco.



El caso del sur de Florida se inició el 21 de mayo cuando los investigadores de HSI en Nueva York interceptaron un paquete dirigido a una dirección en Flushing, un barrio de Queens.

Un registro posterior del paquete reveló dos cajas, cada una con cerca de dos kilos de Ethylone, de acuerdo con la denuncia penal.

Investigaciones posteriores mostraron que los paquetes iban a ser enviados desde Nueva York a dos direcciones en el Condado Miami-Dade, según la denuncia.

Una de las direcciones se ubica a lo largo de la cuadra 400 de la Calle 95 del noroeste y la segunda a lo largo de la cuadra 1100 de la Calle 65 del noroeste, según la denuncia.

Según la denuncia, en cada uno de los domicilios vivían dos mujeres que no fueron identificadas por nombre.

El 10 de junio un agente federal haciéndose pasar por cartero, entregó uno de los paquetes en la dirección de la calle 95. Poco después de la entrega, un individuo – posteriormente identificado como Raphael, de 39 años – recogió el paquete, dice la denuncia penal.

Luego el sospechoso regresó a su residencia en Miramar, en el Condado Broward, donde los agentes lo arrestaron, de acuerdo con la denucia.

Dijo a los agentes que creía que el paquete contenía agujas para uso de esteroides y que lo había recogido como favor a un amigo.

“Sin embargo”, señala la denuncia, “Raphael admitió que pagó a la destinataria $150 por aceptar el paquete a nombre de su amigo”.

Raphael reconoció ante los investigadores que también se suponía que debía recoger el segundo paquete, todo por instrucciones del “dueño”, de acuerdo con la denuncia penal.

La denuncia indica que Raphael aceptó cooperar con las autoridades para capturar al supuesto “dueño” de los paquetes.

Los agentes federales estaban esperando cuando un individuo se presentó a recoger ambos paquetes el 11 de junio. Fue identificado posteriormente como Fernández, de 31 años, según la denuncia. Cuando fue a la residencia de Raphael, dice la denuncia, los agentes lo siguieron, mientras conducía un Nissan Altima.

Después de su arresto, añade la denuncia, Fernández dijo a los investigadores que un “amigo” le había prometido $500 por recoger los paquetes, pero que no sabía que contenían.

La queja no identificó al amigo de Fernández, pero una denuncia penal separada dice que el sospechoso era Interián, de 32 años. La segunda denuncia también vincula a Interián con Raphael a través de mensajes de texto que los investigadores encontraron en el celular de Raphael.

Los mensajes de texto entre Interián y Raphael revelaron que ambos discutieron drogas y la importación de Molly desde China por varios años, según la segunda denuncia penal.

Los tres acusados ??han sido instruidos de cargos y se han declarado inocentes. Ahora están a la espera de ser enjuiciados.

Un portavoz de HSI dijo que la unidad de ICE no iba a hacer comentarios porque el asunto está aún bajo investigación.

Samuel Rabin, abogado de Fernández, dijo: “Estamos evaluando la evidencia y nos preparamos para el juicio”.

Siga a Alfonso Chardy en Twitter: @AlfonsoChardy

—-

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.

Sign up for Daily Newsletters

Manage Newsletters

Copyright © 2021 The Washington Times, LLC.

Please read our comment policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide