- Associated Press - Sunday, August 16, 2015

Cuidar un lugar supone preservar una historia, un cuento y unas memorias mientras se armonizan el pasado y el presente. Anclados a la intención de proteger su patrimonio y rasgos de la identidad de su comunidad, el comité de preservación histórica y planificación de la Asociación de Vecinos de Miami Shenandoah (MSNA, por sus siglas en inglés) convocó a una reunión para continuar los pasos para que el barrio reciba la designación de “distrito histórico”.

Una treintena de vecinos asistieron el sábado a la reunión en el auditorio de Shenandoah Middle School cuya agenda incluyó presentaciones sobre lo que significaría vivir en un distrito histórico y discusiones para que los residentes obtuvieran más información sobre el proceso. Los organizadores exhortaron a que los residentes firmaran una petición por la designación y que compartieran cuentos y fotos del área que podrían incorporarse al informe que acompañará la solicitud a la ciudad de Miami.

“Hace como tres años un grupo dentro de la asociación de vecinos decidimos ver qué podíamos hacer para salvar la personalidad del barrio porque estaba cambiando rápidamente. Estaban demoliendo casas, haciendo construcciones horribles, habían casas que los vecinos no estaban respetando y estaban alterando dramáticamente”, explicó uno de los miembros del comité de preservación histórica de MSNA, el doctor Lázaro Priegues.

Priegues hizo hincapié en la importancia de concienciar sobre el carácter de las residencias para evitar modificaciones que no van a tono con la identidad estética e histórica de Shenandoah. Con la designación de “distrito histórico”, el comité de preservación histórica y planificación de la MSNA procura aumentar el valor de sus propiedades, mantener el carácter del vecindario, prevenir demoliciones y preservar las viviendas unifamiliares (single family homes).

La propuesta para el distrito histórico de Shenandoah comprendería el área con mayor concentración de casas de arquitectura mediterránea construidas durante la década de 1920. El distrito estaría delimitado por SW Calle 9 al norte, SW Calle 13 al sur, SW Avenida 14 al este y SW Avenida 22 al oeste.



Los esfuerzos para que Shenandoah se convierta en distrito histórico tomarán forma bajo una organización sin fines de lucro. Mientras culmina el proceso con el IRS de concretar la 501(c)(3), la iniciativa cuenta para su proceso de designación con pledges de $7,000 de The Villagers, una organización dedicada a la restauración y preservación de sitios históricos, $4,000 del alcalde de Miami, Tomás Regalado, y $20,000 del comisionado de Miami, Francis Suárez.

Según Priegues, esos fondos se destinarán a consultores del proyecto y a gestiones como visitar todas las casas del área y ver cuáles cumplen con los requisitos históricos para integrar el distrito. “No hemos visto ni una gota de ese dinero. Primero queríamos presentarle esta idea a la comunidad”, señaló Priegues.

La agenda de la mañana incluyó presentaciones como la de Megan Schmitt, de la Oficina de Preservación Histórica de Miami, quien orientó sobre los distintos pasos que el proceso requiere como audiencias públicas “para tomar la temperatura”; y la del comisionado de Miami, Francis Suárez, quien reiteró su apoyo a la designación. Como dijo durante su turno Laura Lavernia, directora ejecutiva de Dade Heritage Trust, organización de preservación en Miami-Dade, un distrito cuenta una historia. En Shenandoah hay, definitivamente, un mundillo de cuentos por escuchar.

Siga a Carmen Graciela Díaz en Twitter: @carmen7graciela

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC.

Copyright © 2019 The Washington Times, LLC.

The Washington Times Comment Policy

The Washington Times welcomes your comments on Spot.im, our third-party provider. Please read our Comment Policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide