- Associated Press - Tuesday, February 10, 2015

Key Biscayne presentó una demanda contra la ciudad de Miami por la decisión de esta última de reconstruir la propiedad del Estadio Marino como una sede para uso comercial.

La Comisión de la Ciudad de Miami votó a principios de enero para entrar en un acuerdo de licencia con la Asociación Nacional de Manufactureros Marinos para traer el Show Boat Internacional a Virginia Key. Bajo el acuerdo, la ciudad tiene que hacer una mejoría de $16 millones a la propiedad del Estadio Marino.

Los dirigentes de Key Biscayne están preocupados de que el espacio al aire libre realice varios eventos al año y empeore el tránsito y la seguridad en el Rickenbacker Causeway.

Key Biscayne votó hace dos semanas para presentar la demanda después que se ignoraron sus solicitudes para discutir los planes de reurbanización y las preocupaciones de la villa.

“Durante dos meses, fuimos diligentes en las comunicaciones con Miami”, dijo la alcaldesa de Key Biscayne, Mayra Lindsay. “Tratamos de ser buenos vecinos y facilitar nuestra participación. Desafortunadamente, eso no nos llevó muy lejos”.

La villa planea detener los procedimientos y entrar en una mediación. El lunes por la mañana, el concejo aprobó una resolución para comenzar el proceso de resolución de conflictos.

“Estamos avisándole a la ciudad de Miami que esto sigue hacia delante”, agregó Lindsay.

De acuerdo con John Shubin, un abogado del uso de la tierra contratado para representar a Key Biscayne, la orden para aplazar los procedimientos no se ha presentado porque no se ha asignado todavía un juez al caso. La demanda se presentó el viernes por la tarde.

De acuerdo con la demanda, el convertir el área circundante al Estadio Marino en un espacio de eventos y exhibiciones viola el Plan de Vecindario Integral de Miami, el Código de Zonificación 21 de Miami y la Cesión de Propiedad del Estadio Marino de

1963.

Un plan integral de una ciudad establece metas para el desarrollo de la comunidad. El Mapa del Uso Futuro de la Tierra de Miami, que forma parte del plan integral designa al Estadio Marino como en la categoría parques públicos y recreación. El plan integral define los espacios de parques públicos y recreación como los que tienen “usos recreacionales y culturales pasivos y activos”. De acuerdo con la demanda, usar la propiedad como una instalación de eventos comerciales viola el plan integral porque la propiedad no se usaría para propósitos recreacionales o culturales.

El código de zonificación de la ciudad categoriza al Estadio Marino como un espacio cívico. El código de zonificación define un espacio cívico como “una zona con un área principalmente al aire libre dedicada a funcionar para los propósitos de la comunidad”. De acuerdo con la demanda, el uso comercial de la propiedad no está permitido bajo la clasificación de espacio cívico.

En marzo de 1963, el Condado de Miami-Dade le cedió a la ciudad de Miami una extensión de 61 acres de Virginia Key para “usarse y mantenerse perpetuamente sólo para la operación de un Estadio Marino y propósitos relacionados”.

La definición de “propósitos relacionados” es debatible, pero la demanda dice que el comercializar la propiedad no es un propósito relacionado y viola las restricciones de la cesión.

El abogado de la ciudad de Miami no respondió el lunes por la tarde a solicitudes para un comentario.

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC


Copyright © 2018 The Washington Times, LLC.

The Washington Times Comment Policy

The Washington Times welcomes your comments on Spot.im, our third-party provider. Please read our Comment Policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide