- Associated Press - Monday, February 2, 2015

Una obra de construcción de $500 millones ha sido anunciada en Miami Beach, pero solamente una firma está presentando licitaciones al proyecto.

Es algo extraño en el proceso de renovación del Centro de Convenciones de Miami Beach, un proyecto que ha tenido una larga y tortuosa odisea que ha durado años. La Playa ha estado considerando rehacer su centro de convenciones hace ya alrededor de una década, para atraer mayores eventos al local.

La licitación actual, que comenzó con cuatro firmas en el otoño y se ha reducido a una que dará a la Ciudad el mejor precio que pueda, está muy lejos de la competitiva, costosa batalla por la previa propuesta de reurbanización del centro y los terrenos públicos circundantes. Esa versión requería la remodelación del distrito del centro de convenciones, incluyendo tiendas, viviendas y hoteles, así como una renovación del centro de convenciones.

La situación actual refleja un cambio en la filosofía sobre lo que debe ser el proyecto. Ahora, el mismo ha sido reducido a dimensiones más modestas: una renovación del centro con un parque del otro lado de la calle. El deseado hotel ya no está directamente vinculado a este proyecto, pues la Ciudad quiere arrendar terrenos detrás del Fillmore Miami Beach en el Jackie Gleason Theater a una urbanizadora a través de un proceso de licitación por separado que necesitaría la aprobación del 60 por ciento de los votantes de la Playa.

Stuart Blumberg, principal ejecutivo retirado de un grupo hotelero del Condado y ex presidente del panel de asesoría del Centro de Convenciones de Miami Beach, ha sido testigo durante años de las conversaciones sobre la renovación del centro. Él dijo que su preocupación siempre ha sido el centro de convenciones en sí mismo, y que incluso con un solo licitador a estas alturas, el proyecto está más adelantado que en los intentos anteriores.



“No hay lugar a dudas, esto es lo más que ha adelantado nunca el proyecto”, dijo. “[Antes] la Ciudad mantenía secuestrado al centro de convenciones tratando de conseguir un plan de urbanización como rescate, pero no se puede ignorar que hay un edificio en el mismo medio”.

El afirmó que siempre ha estado a favor de separar el centro del hotel, y señaló que a los planes del hotel les falta mucho todavía para conseguir una aprobación del 60 por ciento.

La última ronda de licitaciones en el 2013 fue una competencia sobre quién crearía la visión más atractiva para todo el distrito, y atrajo a firmas de fama nacional y arquitectos de fama mundial. La Ciudad decidió negociar el proyecto de $1,000 millones con South Beach ACE, el equipo de urbanización que ganó la licitación en el verano del 2013.

El plan, diseñado por el arquitecto de renombre mundial Rem Koolhaas, incluía un hotel suspendido encima de un centro de convenciones remozado, con espacio para parques y viviendas incorporado del otro lado de Convention Center Drive y en el cercano 17 Street Garage.

La dirección tomada por el proyecto probó ser un tema de campaña ardientemente debatido durante las elecciones de noviembre del 2013. Aparte de las elecciones a la comisión y la alcaldía que trajo nuevas caras a los escaños, el comisionado Jonah Wolfson encabezó una campaña en contra de las dimensiones y el precio del proyecto de ACE. El esfuerzo, financiado en parte por el Fountainebleau Miami Beach Hotel, llevó a una demanda judicial que acabó eliminando el plan de la boleta.

Aquellos a favor de un plan más modesto acabaron triunfando. Las negociaciones con ACE fueron suspendidas en enero del 2014, cuando el recién electo alcalde Philip Levine y la nueva comisión desecharon esos planes y comenzaron de nuevo.

En un memorándum a los comisionados fechado el 15 de enero del 2014, Levine propuso eliminar los aspectos residenciales y de tiendas y separar el centro de convenciones del hotel. El señaló además que el nuevo proyecto no necesitaría un referéndum de los votantes para aprobar contratos de arrendamiento que todavía tenían que ser negociados con ACE.

De modo que lo que se considera el mayor proyecto de urbanización de terreno en la historia de Miami Beach estaba de nuevo en el punto de partida.

En abril del 2014, la Ciudad escogió a Fentress Architects, parte del equipo que había quedado en segundo lugar en la licitación anterior, para que diseñara planes parciales para lo que se llama un paquete de criterios de diseño. Ese paquete fue luego ofrecido a una firma de “construcción y diseño” que terminaría el proyecto de planos y construcción.

Una compañía, Clark Construction Group, está todavía postulándose para ser la firma de construcción y diseño. Si la misma no pudiera cumplir con el presupuesto de $509.5 millones de la Ciudad, la comisión tendrá que seguir otra estrategia que pondría a la Ciudad en mayor peligro de exceder sus costos.

Los comisionados han elogiado los diseños de Fentress, los cuales incluyen añadir unos 70,000 pies cuadrados de espacio para salones de fiestas y reuniones, crear un parque de 5.8 acres del otro lado de Convention Center Drive y colocar casi 900 espacios de estacionamiento.

María Hernández, directora de proyectos de la Ciudad para el distrito del centro de convenciones, dijo que en cierto momento la Playa buscó a una urbanizadora para implementar una visión grandiosa para el centro de convenciones, el hotel y el vecindario circundante, pero que ahora está en busca de una firma que termine un diseño en el cual ya se ha trabajado y que comience la construcción.

Hernández dijo que ahora la Ciudad está actuando como urbanizadora de su propio centro.

“Este proceso es completamente diferente del anterior”, dijo. “Lo que la Ciudad necesitaba antes era una urbanizadora para urbanizar 52 acres de terreno”.

Sigue @joeflech en Twitter.

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC

Sign up for Daily Newsletters

Manage Newsletters

Copyright © 2019 The Washington Times, LLC.

Please read our comment policy before commenting.

 

Click to Read More and View Comments

Click to Hide