- Associated Press - Wednesday, January 14, 2015

El juez federal Donald Middlebrooks el martes condenó a un boliviano que se declaró culpable de contrabando de armas a 46 meses de prisión, dos años de libertad supervisada y deportación a su país de origen.

Javier Nenos Rea, de 32 años, pidió perdón en breves palabras durante la audiencia de sentencia.

“Buen día,” comenzó Nenos Rea, hablando en español y vestido en uniforme de prisionero, sus manos y tobillos esposados. “Quiero pedir perdón a Dios, primeramente, a la corte, a usted señor juez, por haber cometido este delito, y a mi hijo”.

La sentencia de Nenos Rea marcó el final de un caso que atrajo atención internacional después de que el boliviano fuese acusado en una denuncia penal presentada ante el tribunal el pasado 27 de agosto.

La denuncia fue presentada el mismo día en que Nenos Rea fuera arrestado como parte de una investigación más amplia que llevó a la detención de otros ocho sospechosos en la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra. Dos de los ocho eran policías y otros tres empleados del servicio postal boliviano.

Investigadores bolivianos también incautaron armas en redadas coordinadas en Santa Cruz que ocurrieron poco antes y poco después de que Nenos Rea fuera arrestado en Miami.

Por otra parte, informes de prensa en Bolivia han señalado que las armas incautadas en el caso regularmente eran compradas en Estados Unidos y luego contrabandeadas ilegalmente a Bolivia desde donde eran enviadas a una organización brasileña del crimen organizado conocida como Primeiro Comando da Capital (PCC), con sede en Sao Paulo.

Informes de medios bolivianos indican que un boliviano residente en Estados Unidos desempeñaba un papel clave en los envíos de armas a Bolivia. Este boliviano fue identificado en los informes de prensa como Gius Peinado, pero no pudo ser localizado en los registros públicos estadounidenses y no se ha presentado a las autoridades luego de que su nombre salió a la publicidad en el caso.

La denuncia penal presentada ante el tribunal no menciona a Peinado. Pero la denuncia acusa a Nenos Rea de “conspirar” con una o varias personas para exportar ilegalmente 11 rifles de asalto AK47 y una pistola Glock calibre .40.

Un documento presentado en la corte cuando Nenos Rea se declaró culpable el 21 de octubre, dice que el acusado quería establecer una relación de negocios a “largo plazo” con la persona que se hizo pasar como traficante de armas, que en realidad era un agente federal encubierto.

El documento dice también que durante sus conversaciones con el agente encubierto, Nenos Rea habló de tener un socio en Bolivia, que desde hace más de un año enviaba armas ilegalmente a clientes en Brasil y Paraguay.

Los documentos disponibles en la corte no explican cómo los investigadores federales se enteraron de las actividades de Nenos Rea.

La denuncia penal dice que Nenos Rea se reunió con el agente encubierto en un restaurante Don Pan en Doral donde negociaron el “trato” inicial sobre los AK47.

Más tarde, Nenos Rea y el agente encubierto se reunieron de nuevo para cerrar el trato en el estacionamiento del centro comercial Internacional Mall.

Nenos Rea fue detenido cuando le entregó al agente encubierto una mochila con $9,370 como pago por las armas.

La sentencia de Nenos Rea es menos de lo que recomendaba el encausamiento de entre 5 a 20 años de prisión, y más de los 24 a 36 meses recomendados por la defensa.

El Juez Middlebrooks recomendó a la Oficina de Prisiones retener a Nenos Rea en una prisón del sur de la Florida con el fin de facilitar que su familia, que vive en Bolivia, lo pueda visitar mientras cumple su condena.

©2015 El Nuevo Herald (Miami)

Visit El Nuevo Herald (Miami) at www.elnuevoherald.com

Distributed by Tribune Content Agency, LLC

LOAD COMMENTS ()

 

Click to Read More

Click to Hide